La Junta de Andalucía inaugura un consultorio médico en Huelva sin suministro eléctrico

La falta de contrato con la compañía ha obligado a instalar un generador que no tiene potencia suficiente para que funcione el ascensor. El centro suspende las consultas temporalmente por falta de luz, al día siguiente de la visita de la consejera

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Catalina García, inaugura el consultorio de Galaroza (Huelva), el pasado 8 de noviembre.
La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Catalina García, inaugura el consultorio de Galaroza (Huelva), el pasado 8 de noviembre.Junta de Andalucía

Manoli, vecina de 57 años de Galaroza, un municipio de la Sierra Norte de Huelva, tenía cita a las nueve de este miércoles en el nuevo consultorio del pueblo, que empezó a funcionar el pasado 21 de octubre, y que justo un día antes había inaugurado de manera oficial la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Catalina García. Al llegar se encontró con la puerta cerrada y un cartel explicativo escrito a mano: “Cerrado por falta de suministro eléctrico. Disculpen las molestias”. El distrito sanitario de que depende el nuevo centro de salud no ha conseguido resolver en los últimos meses los problemas con la compañía suministradora de la luz para firmar el contrato y ha optado por suplir la falta de electricidad con un generador que, además, no tiene suficiente potencia como para mantener activo el ascensor que comunica la planta baja con la segunda, que es donde se encuentran las consultas.

La Consejería de Salud alega que se trata de una “situación puntual a la espera de que Endesa complete el proceso de conexión a la red eléctrica”, según explica una portavoz de ese departamento a este diario. “Ante la necesidad de poner en marcha el consultorio por las carencias que tenían las instalaciones que estaban ocupando en la actualidad los profesionales, en un espacio municipal con problemas de accesibilidad, el Área de Gestión Sanitaria Norte lo ha puesto en marcha, contando para ello con la incorporación de un grupo electrógeno que aporta el suministro eléctrico”, continúa la portavoz.

Cartel colocado en la mañana del 9 de noviembre en el consultorio de Galaroza (Huelva), en el que se avisa de que se suspenden las consultas por falta de suministro eléctrico.
Cartel colocado en la mañana del 9 de noviembre en el consultorio de Galaroza (Huelva), en el que se avisa de que se suspenden las consultas por falta de suministro eléctrico.

A Manoli estas cuestiones logísticas le quedan lejos, pero sí se sorprende de que “estando todo muy nuevecito”, falle un elemento principal como es que haya electricidad. “Yo he pasado consulta una hora y media más tarde. Hemos echado en falta a alguien que nos explicara qué estaba pasando, más allá de ese cartel”, cuenta. A primera hora, como ella, se han quedado esperando en la calle otros tres usuarios y una de las ATS del nuevo consultorio. “Ella tampoco sabía nada”, indica. “Menos mal que no hacía mucho frío”, apostilla.

Los sindicatos censuran que se abra un centro de salud sin tener suministro eléctrico. “La atención que se presta en estas condiciones no puede ser la mejor, se han inaugurado unas instalaciones que no funcionan y eso se traslada a la ciudadanía, que se cuestiona por qué se abre un centro en condiciones precarias”, explica Jesús Tormo, responsable provincial del área de Sanidad de UGT. Una queja que también comparte el PSOE, que ha acusado a la Junta de “faltar al respeto” a los vecinos de Galaroza. “Es inadmisible que ayer vaya la consejera a colgarse medallas y esta mañana tengan problemas de luz y esté inactivo el ascensor que lleva a la planta de las consultas, una muestra más de que la sanidad pública de calidad no es prioritaria ni está en la agenda del PP”, ha señalado la secretaria de Política Municipal de los socialistas onubenses, Maite Rodríguez.

El alcalde del municipio, Antonio Moreno, de Ciudadanos, minimiza el problema. “Estamos pendientes de que la empresa suministradora cambie el contrato. Llevamos seis meses detrás de Endesa para que se resuelva este asunto”, indica. “Las consultas no deberían de haberse suspendido porque infinidad de veces se ha cortado la luz en otros edificios de la administración y se arregla pronto. Esto es un tema puntual”, abunda.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Desde el consultorio, una de las empleadas de Administración explica que es la primera vez que se han quedado sin luz desde que inauguraron las instalaciones hace dos semanas y que también esperan que el suministro de electricidad se instaure cuanto antes. “De momento seguimos con el generador”, dice con un deje de resignación.

“Llevamos meses pidiendo en el pleno que se nos explique qué es lo que pasa con Endesa, pero no obtenemos respuesta”, sostiene Isaac Pérez, concejal socialista de Galaroza. “El consultorio ha sido inaugurado sin tener un contrato de electricidad y el generador para compensar esa falta se ha instalado en el lugar donde deberían acceder las ambulancias. Es todo un desastre”, sostiene.

La potencia del generador hace conveniente que no se active el ascensor que lleva a la segunda planta, que es donde están las consultas. “Como medida de seguridad, desde el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva mantienen por ahora en desuso en ascensor, por si el grupo electrógeno no tiene suficiente capacidad y se queda parado con alguien dentro”, indica la portavoz de la Consejería de Salud. “Esto limita el acceso a las personas con problemas de movilidad”, apunta Pérez. “Yo directamente subí por las escaleras, por lo que pudiera pasar”, añade Manoli.

El consultorio de Galaroza es una infraestructura largamente ansiada por los casi 1.400 vecinos de la localidad y los otros 1.700 usuarios de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche a los que también les corresponde ese centro de salud. “Hace unos seis años cedimos el terreno a la Junta para que iniciara los trámites para su construcción”, recuerda Pérez. El nuevo consultorio se ubica en un edificio de dos plantas con una superficie construida de unos 450 metros cuadrados, que duplica las dimensiones del anterior centro sanitario, y dispone de una zona asistencial integrada por dos consultas de medicina de familia y otras tantas de enfermería. También tiene dos nuevas salas enfocadas a la atención inmediata, de acuerdo con la información facilitada por la Junta.

Unas instalaciones a las que les falta suministro eléctrico, pero que, a diferencia de lo que ocurre en la Comunidad de Madrid, sí cuenta con la dotación de personal sanitario suficiente, tal y como confirma Pérez: “En las consultas hay dos médicos y dos ATS, eso sí funciona, por el momento”.

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS