El PP amplía su ventaja frente a un PSOE estancado y un Vox a la baja

Los populares prosiguen su escalada arrebatando votos a los socialistas y a la extrema derecha, según el barómetro de octubre de EL PAÍS y la SER

Estimación de voto y escaños

350 escaños atribuidos

* Otros incluye ERC (13), JxC (9), PNV (6), Bildu (5), NA+ (2), BNG (2), Coalición Canaria (2), CUP (1), PRC (1) y Teruel Existe (1).

El PP prolonga la escalada que inició en mayo, después de que Alberto Núñez Feijóo tomara el mando del partido. Los populares vuelven a mejorar sus resultados en el último mes y amplían su ventaja frente a un PSOE estancado, según el barómetro de octubre de 40dB. para EL PAÍS y la Cadena SER. En su avance, el partido de Feijóo arrebata votos tanto al Partido Socialista como a Vox, cuyas expectativas están ya por debajo de la representación que logró en 2019 en las últimas elecciones. Con todo, el empuje del PP aún resulta insuficiente para garantizarle una mayoría parlamentaria estable.

Los socialistas pregonan desde hace días el final del efecto Feijóo, pero las cifras de 40dB. no avalan ni mucho menos tal conclusión. El barómetro de octubre —cuyos datos que pueden consultarse de manera libre y gratuita— muestra que los populares han vuelto a dar un estirón en el último mes y mejoran en 1,5 puntos su intención de voto, lo que les permite ampliar hasta 3,1 su ventaja frente al PSOE, que retrocede una décima. Unidas Podemos mantiene una leve tendencia ascendente y el hundimiento de Ciudadanos se agrava mes a mes.

De celebrarse hoy elecciones, los populares, con el 29,4% de los votos, pasarían de sus 88 escaños actuales a 124, mientras el PSOE, con el 26,3%, descendería de 120 a 103. La subida del PP en el último mes es la segunda mayor registrada en todos los barómetros realizados por 40dB. desde el relevo en el liderazgo popular. Por primera vez, el partido de Feijóo supera a Vox como el que cuenta con mayor fidelidad de voto, casi un 80%. Y no solo se apodera del grueso del botín (cerca del 30%) de los desencantados con Ciudadanos; también se lleva el 7,5% del electorado socialista (medio millón de sufragios si tomamos como referencia las últimas elecciones) y más del 10% de Vox (otros 360.000). La formación de Feijóo está minando a la de Santiago Abascal de tal modo que ya compite con ella entre los sectores más derechistas, hasta casi empatar en intención de voto en la franja del electorado que se autoubica en el 9 en una escala ideológica donde el 10 marca la extrema derecha.

En el PSOE casi nada se mueve. Sigue contando con el electorado más apático, dentro de una desmovilización general que se ha agravado en tres puntos tras los meses de verano y una preocupación creciente por la marcha de la economía. Solo 6 de cada 10 votantes socialistas responden que irían a votar seguro de celebrarse hoy elecciones. El partido de Pedro Sánchez compensa parte de sus fugas al PP recuperando un 8,2% de los que en 2019 apostaron por la papeleta de Unidas Podemos (unos 275.000).

El socio minoritario de la coalición de gobierno compensa en parte esas pérdidas porque conserva una fidelidad de voto mayor que la del PSOE (70,9% frente a 63,6%) y su electorado está más movilizado (el 75% asegura que acudirá a las urnas). Eso permite a UP encadenar cuatro meses seguidos de subidas y situarse en un 12,4%, muy cerca del 13% obtenido en 2019 (perdería dos de sus 35 escaños).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En Vox ocurre lo contrario: cae sin pausa desde mayo. En el último mes se deja otras ocho décimas hasta colocarse en 14,2%, un punto menos que en las últimas elecciones, con lo que cedería 8 de sus 52 diputados actuales. La encuesta se realizó en los días en que estalló la batalla entre la dirección del partido y la exdiputada Macarena Olona.

El viaje al abismo de Ciudadanos no se detiene. El barómetro le adjudica apenas el 2,2% de intención de voto, con riesgo de quedarse sin representación parlamentaria. El partido de Inés Arrimadas está ya por debajo de Más País, que retendría sus tres asientos en el Congreso.

La evolución de los últimos meses acrecienta las posibilidades de gobernar de la derecha, pero tampoco le garantiza que lo vaya a lograr. El promedio de reparto de diputados que calcula la encuesta otorgaría 168 a la suma de PP y Vox, sin que se atisben alianzas verosímiles con los pequeños partidos para llegar a los 176 que marcan la mayoría absoluta. Si se toman las cifras más altas de las horquillas estimadas de escaños para ambos, podrían llegar hasta 174, suficientes para abrir a Feijóo las puertas de La Moncloa con el apoyo de algún partido regionalista. De momento, el pronóstico más probable que perfila la investigación demoscópica es un Parlamento virtualmente ingobernable, en el que ni la derecha se impondría por completo ni Sánchez dispondría de fuerzas para reeditar la actual mayoría.

Sobre la firma

Xosé Hermida

Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS