Unidas Podemos pide aclarar si la posesión de Marivent es de Juan Carlos I o de Felipe VI

La formación reclama que el palacio se convierta en un museo y en centro de creación artística abierto a la ciudadanía

El palacio de Marivent de Palma.
El palacio de Marivent de Palma.manu mielniezuk

Diputados de Unidas Podemos en el Congreso y el Parlament balear han solicitado este viernes en los tribunales las dos sentencias dictadas en 1986 sobre el palacio de Marivent y sus bienes para aclarar si la posesión es aún de Juan Carlos I o ha pasado a manos de Felipe VI. La formación busca poner fin a lo que califican como una “opacidad casi total” sobre el régimen actual de uso de un palacio de titularidad pública que funciona como residencia de verano de la Familia Real española y vuelve a reclamar que se convierta en un museo y en un centro de creación artística abierto a la ciudadanía.

Según explica Unidas Podemos en un comunicado, las sentencias que solicita el grupo fueron dictadas en los ochenta por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Palma y por la antigua Audiencia Territorial, tomando como punto de partida la cesión del palacio efectuada en 1973 por parte de la antigua Diputación Provincial de Baleares a los entonces príncipes Juan Carlos y Sofía. A través de su contenido, UP busca “conocer con exactitud” quién es el beneficiario de la cesión de uso del palacio, así como las circunstancias concretas en que se produjo la cesión tanto del edificio como de los bienes que contenía. Lo que quiere el partido es que aquel que tenga la posesión del palacio renuncie a ella y pase a ser un espacio público para el disfrute de la ciudadanía.

Tal y como recoge la sentencia posterior del Tribunal Supremo, el edificio y su contenido —unas 1.300 obras de arte, 2.000 libros y más de 100 piezas de mobiliario— fueron donados en 1966 por la viuda del pintor Ioannes Saridakis, su primer dueño, a la Diputación Provincial de Baleares con la condición de que este se convirtiera en un museo abierto al público que de manera excepcional pudiera servir a jefes de Estado. La dictadura de Franco, en 1973, definió Marivent como la residencia veraniega de Juan Carlos I y tiempo después, en 1986, la Justicia ordenó la devolución de las obras, el mobiliario y los libros al heredero de Saridakis, que los reclamaba al estarse incumpliendo el mandato, estipulado mediante contrato, del donante.

“El esclarecimiento de quién ostenta a fecha de hoy el derecho del uso del palacio de Marivent forma parte del camino para su recuperación como centro de creación artística y museo abierto a la ciudadanía”, afirma el diputado Rafa Mayoral, también secretario de horizonte republicano de Podemos. “Primero el franquismo y la monarquía heredera de él, después el Partido Popular se han dedicado a apropiarse del patrimonio público”, ha denunciado la parlamentaria y responsable de Podemos en Illes baleares, Antonia Jover.

Ya en abril, diputados de UP enviaron una carta al rey Felipe VI en la que reclamaban la devolución del palacio para transformarlo en un museo. La titularidad del inmueble pertenece a la comunidad autónoma pero, tan solo desde 2017, una parcela de los jardines puede ser visitada, una reivindicación histórica de los partidos de la izquierda y que fue incluida en el acuerdo de Gobierno regional entre PSOE y MES. Según informa Unidas Podemos, la Casa del Rey, semanas más tarde, “se limitó a dar acuse de recibo de la misiva inicial, sin dar respuesta a la carta de los diputados”. Podemos recuerda que en España se han dado casos similares de inmuebles o espacios que inicialmente eran privativos de la Corona y finalmente fueron destinados a uso público, como la Casa de Campo de Madrid (devuelto en 1931) o el parque del Retiro (en 1868).

El partido explica ahora que no ha logrado acceder a los dos primeros fallos judiciales y que tras intentar acceder a las sentencias mediante los habituales buscadores de jurisprudencia y no encontrarlas publicadas, trataron de solicitarlas a través del Congreso de los Diputados, pero también sin éxito. Por este motivo, las han pedido formalmente ante los tribunales de Palma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Paula Chouza

Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS