Gentiloni, respecto a la bajada del IVA que propone Feijóo: “Muchas veces es más útil apoyar a las familias y las empresas que bajar impuestos”

Calviño recuerda al PP que la intervención del Banco de Inglaterra para apoyar a la libra esterlina llega tras el anuncio de una rebaja fiscal por parte del Gobierno conservador británico

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en una foto de este verano.
El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en una foto de este verano.JOHN THYS (AFP)

Bajar impuestos no siempre es bueno y más cuando el Estado hay que salir al rescate de quienes lo necesitan en circunstancias difíciles. El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha sido claro este lunes: “Hay que tener cuidado con el impacto de una reducción del IVA porque al mismo tiempo debemos apoyar la transición energética o, por ejemplo, muchas veces es más útil apoyar a las familias y las empresas que bajar impuestos”. Sin dejar de lado su habitual tono pausado y equilibrado, el italiano respondía así a la pregunta directa de la eurodiputada del PP español, Isabel Benjumea, sobre la posibilidad de rebajar el IVA “para mantener el poder adquisitivo”, opción defendida esta mañana por el líder del PP en España, Alberto Núñez Feijóo respecto a un descenso del 10 al 4% para los productos básicos.

Gentiloni le ha recordado a la popular española que en la Unión Europea hay “reglas muy claras sobre las posibilidades de reducir el IVA o los impuestos al consumo”. “Sobre lo que podemos y lo que no podemos hacer están nuestras reglas sobre el IVA, que decidimos en abril, no hace 10 años. Es algo que tenemos que resetear. Se puede reducir pero no más allá de determinados límites. Y este es el mensaje correcto”, ha señalado antes de apuntar que los recursos públicos son necesarios para ayudar a quienes los necesitan en situaciones como la actual o en medio de la transición climática que afronta Europa en la actualidad, sobre esto último el comisario suele decir que hace falta una inversión (pública y privada) de medio billón anual en los próximos años.

La pregunta partía de Isabel López Benjumea, al hilo de la propuesta de Núñez Feijóo de reducir el IVA de productos como la carne, el pescado, el aceite, la pasta y las conservas del 10% al 4%, un tipo superreducido que existe en la legislación española, la italiana o la francesa. No obstante, a muchos alimentos en España (pan, leche, queso, huevos o frutas) ya se les aplica ese gravamen.

Benjumea es una de las eurodiputadas populares que con más asiduidad llevan al Parlamento Europeo las polémicas españolas. Lo hacía cuando el presidente de su partido era Pablo Casado y continúa ahora que lo es Núñez Feijóo. Lo ha hecho reiteradamente en el caso del Fondo de Recuperación (y ha recibido respuestas que desmontaban sus tesis) y lo ha vuelto a hacer este lunes. Hoy tenía delante al titular directo de la cartera de Economía y Finanzas, el comisario Gentiloni, del Partido Democrático italiano, es decir, socialdemócrata; no al coordinador del área económica de la Comisión, el vicepresidente Valdis Dombrovskis, del PP europeo.

Casi a la misma hora, también en Bruselas la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha hablado de las propuestas populares para rebajar impuestos. Ha aprovechado la intervención del Banco de Inglaterra y del Gobierno británico tratando de contener el desplome de la libra para recordar que esta ha llegado apenas unos días después de que la nueva primera ministra conservadora, Liz Truss, anunciara una reducción de impuestos, entre ellos “el impuesto de patrimonio”. El paralelismo trazado por Calviño ha estado clarísimo y a partir de ahí se ha lanzado a criticar a los populares por su “carrera” para reducir tasas e impuestos, lo que tiene una consecuencia: “Desmontar el Estado de bienestar”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS