Sánchez explota las contradicciones de Feijóo: “En la derecha europea hay una anomalía ibérica, si hay un partido obediente a las eléctricas es el PP”

El presidente afirma que “las grandes energéticas llevan del ronzal al PP para que defienda sus intereses millonarios”

Pedro Sánchez, a su llegada al acto del PSOE en Toledo, este jueves.
Pedro Sánchez, a su llegada al acto del PSOE en Toledo, este jueves.Claudio Alvarez

El Gobierno está para pocas alegrías, metido en una crisis recién salido de otra y con una inflación que según las mejores previsiones cerrará el año al 8% —ahora está al 10,5%, tras la última revisión al alza del INE—, pero las contradicciones del PP le han propiciado un balón de oxígeno inesperado en medio de la galerna de precios y de incertidumbre por la invasión de Ucrania. Pedro Sánchez retomó este jueves los actos de partido echando sal en el laberinto en que el PP se ha metido por su rechazo a gravar de forma excepcional a las grandes empresas energéticas y financieras por los beneficios extraordinarios que están obteniendo a raíz del alza de precios por la guerra de Putin y el corte del gas ruso a la UE. “No es una buena semana para el PP para hablar de impuestos. En la semana en que la Comisión Europea ha propuesto el impuesto a las grandes energéticas sobre los beneficios extraordinarios, y el PP se ha quedado como se ha quedado... Hay una cosa evidente de todo este debate: en la derecha europea hay una anomalía ibérica, porque si hay un partido obediente a las grandes eléctricas es el PP”, criticó el presidente del Gobierno ante un millar de militantes y simpatizantes en el Palacio de Congresos de Toledo.

El PP europeo ha apoyado sin dudas el tributo a las eléctricas que Alberto Núñez Feijóo ha dado orden de combatir con ahínco en España. Una decisión cuestionada por dirigentes populares y que Sánchez ha querido explotar, insistiendo en la idea de que el PP, pese a encabezar todas las encuestas, salvo el CIS, en realidad representa a los grandes poderes. “Las energéticas españolas defienden sus intereses millonarios; junto con ellas está el PP tratando de sabotear este mecanismo ibérico [la excepción en España y Portugal que ha permitido rebajar los precios de la energía]. No es que las grandes empresas energéticas vayan con el PP de la mano, es que las grandes energéticas de este país llevan del ronzal al PP defendiendo sus intereses millonarios, que no son los intereses de la mayoría social de este país”, arremetió el secretario general del PSOE, en un mitin que ha compartido con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un discurso durísimo contra la alternativa de Gobierno.

Sánchez no ha hecho ninguna alusión, implícita o explícita, a la sentencia de los ERE, que sitúa al Gobierno y al PSOE en una tesitura muy delicada, ya que el Ejecutivo tendrá que decidir si indulta a José Antonio Griñán, condenado a seis años de prisión por malversación y prevaricación. Una decisión de alto voltaje en un curso electoral con autonómicas y municipales en mayo y generales a finales de 2023. El líder del PSOE ha centrado su discurso en reivindicar su gestión y contraponerla a la del PP en la Gran Recesión y otros momentos críticos. “Crisis hay muchas, pero no es lo mismo cómo se gestionan. No es lo mismo cómo se gestionó el Prestige que la erupción del volcán de La Palma. No es lo mismo usar la crisis financiera para poner los recursos de España al servicio de unos pocos que lo que ha hecho este Gobierno con las crisis de la pandemia y por la guerra de Ucrania. ¡Con la crisis financiera se perdieron miles de puestos de trabajo y ahora hay más de 20 millones de afiliados a la Seguridad Social, más que en 2008!”, sentenció ante un público que superó las previsiones de los organizadores. A su llegada, Sánchez fue abucheado por un grupo de 15 personas que le esperaban con silbatos y pancartas con el lema “Que te vote Txapote”. El exjefe de ETA fue trasladado a finales de agosto a una cárcel del País Vasco: el Gobierno explica que se hizo cumpliendo la ley penitenciaria frente a las críticas de la derecha, que obvia que los Gobiernos del PP aprobaron acercamientos cuando la banda terrorista todavía estaba activa.

El acto también le sirvió al PSOE para trasladar una imagen de unidad entre Sánchez y García-Page, uno de los pocos barones que ha rechazado algunas decisiones del Gobierno, como la concesión de los indultos a los líderes del procés con condenas de cárcel.

“Los alcaldes representamos la energía y el músculo de los gobiernos de Pedro Sánchez y de Emiliano García-Page. Estamos en la calle todo el día, escuchamos a los vecinos. Y ahora más que nunca nos necesitamos, nosotros a vosotros y viceversa. Tenemos que ser la correa de transmisión para dar a conocer en nuestras calles, en nuestros pueblos y en nuestras plazas todo lo que está haciendo el Gobierno para los españoles”, animó la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón. El PSOE está ahora en esa fase, recobrando poco a poco el ánimo tras al shock de las elecciones andaluzas. La presencia de la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, el secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, y de Paco Salazar, secretario general de Planificación Política en el Gabinete del presidente del Gobierno, da una idea de la dimensión que La Moncloa otorga a la treintena de actos que Sánchez realizará hasta final de año por toda España. Todo con una meta: pinchar el efecto Feijóo de las encuestas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS