Un jubilado sufre un infarto mientras se renovaba el DNI: un vídeo muestra cómo fue salvado con RCP y desfibrilador

Vicente, de 75 años, fue estabilizado en la comisaría de la plaza de España de Barcelona y ya está recuperado. ‘Mossos’, policías nacionales y dos funcionarias de la Administración del Estado fueron determinantes

Vicente, de 75 años, empezó a sentirse mal cuando ya casi había acabado de renovarse el DNI en la comisaría de la plaza de España de Barcelona, que comparten Policía Nacional y Mossos d’Esquadra. Se fue poniendo pálido, se tocaba la punta de los dedos y la cara y empezó a sudar. De pronto, perdió el sentido; acababa de sufrir un infarto. Sin dudarlo, dos funcionarias de la Administración General del Estado, una de las cuales acababa concluir un curso de primeros auxilios, y agentes de los dos cuerpos policiales pusieron en marcha sus conocimientos para aplicar al hombre la maniobra RCP (reanimación cardio pulmonar) y el desfibrilador portátil de la propia comisaría (DEA, o desfibrilador externo automático), ese aparato que hoy está en la mayoría de edificios públicos y grandes centros de trabajo). La policía ha divulgado en su cuenta de Twitter (@policia) el vídeo de la intervención.

Los hechos ocurrieron el 14 de junio, pero las imágenes no han sido divulgadas hasta que se ha confirmado que la víctima, Vicente, se encuentra sano y salvo, sin secuelas y “paseando por la ciudad”, según ha explicado una portavoz de la Policía de Barcelona. El vídeo muestra al hombre desplomándose en la silla en la que estaba siendo despachado. La funcionaria que la atendía y una compañera enseguida tumban al hombre, lo examinan y lo colocan lateralmente, en la postura de seguridad, que evita ahogamientos. Ambas lo atienden arrodilladas. Pero una de ellas, de nombre Lourdes, parece tomar el mando.

Un mosso de uniforme trae el desfibrilador, un aparato que está en la zona de la policía autonómica, pero que es de uso común. Lo aplican y parece que el hombre empieza a dar señales de vida. Lourdes y dos mossos, uno de paisano y otro de uniforme, se turnan para aplicar la RCP, mientras otra funcionaria lo abanica. Es cuando llegan los sanitarios del Servicio de Emergencias Médicas de Cataluña, que terminan la estabilización y el traslado. Vicente fue operado de urgencia. Está sano y agradecido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS