Dimite un concejal de un pueblo de León por dar positivo en alcoholemia mientras conducía un bus escolar

El edil superó la tasa de 0,15 miligramos por litro de sangre en un control rutinario

Imagen de archivo de un control de alcoholemia a un autobús escolar en Galicia.
Imagen de archivo de un control de alcoholemia a un autobús escolar en Galicia.Europa Press

El teniente de alcalde de Sahagún (León, 2.500 habitantes), Carmelo Parro (PP), ha presentado su dimisión tras dar positivo en un control de alcoholemia que se le realizó este viernes mientras conducía un autobús escolar, empleo que compatibiliza con sus funciones como concejal. El edil ha justificado su decisión y la puesta de su cargo a disposición del Consistorio de Sahagún para que “el gran trabajo realizado hasta el momento por parte de todo el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Sahagún no se vea ensombrecido por una causa personal y ajena al Ayuntamiento”.

La renuncia de Parro, confirmada a última hora de este domingo, se ha producido horas antes de que el equipo de Gobierno local se reuniera para abordar los hechos y tomar una decisión sobre cómo actuar al respecto, ya que el positivo al volante del concejal había suscitado polémica en el resto de grupos políticos. El Consistorio de Sahagún está dirigido por el PP y por una agrupación local desde las elecciones municipales de 2019. El edil se sometió a una prueba de alcoholemia después de la jornada escolar de este viernes, cuando transportaba a varios menores de vuelta a sus municipios de procedencia tras el día en las aulas. El control rutinario, a cargo de la Guardia Civil, se encontraba instalado hacia las tres y media de la tarde en la localidad de Villamuñío, correspondiente al consistorio de El Burgo Ranero, según ha informado la subdelegación del Gobierno en León.

La tasa máxima permitida para quienes conducen esta clase de vehículos es de 0,15 miligramos de alcohol por litro de sangre, un volumen que Parro superaba cuando se detuvo al autobús escolar durante su recorrido, una vez terminadas las clases. El concejal, tras conocerse el resultado inapropiado del test que se le aplicó, tuvo que dejar el volante hasta que otro profesional de la empresa de transportes acudió a ese punto para retomar la ruta que devolvía a sus casas a los alumnos. El comunicado que explica la dimisión planteada por Parro la justifica como “una decisión propia a raíz de los hechos acontecidos”, que además le han acarreado una suspensión de su cometido como conductor del bus de los estudiantes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS