Cuatro guardias civiles y un aduanero, detenidos en una macrooperación contra el narcotráfico

Los agentes están vinculados presuntamente con una organización marroquí asentada en Marbella y supuestamente facilitaban la entrada de droga en contenedores y camiones de Marruecos

Agentes de la Guardia Civil en Cádiz, en una imagen de archivo.
Agentes de la Guardia Civil en Cádiz, en una imagen de archivo.EUROPA PRESS (Europa Press)

La ingente y opaca industria del narcotráfico se asienta también en la corrupción policial. Cuatro agentes de la Guardia Civil y un funcionario de la Agencia Tributaria han sido detenidos por su presunta vinculación con una organización de narcotraficantes marroquíes afincados en Marbella en una macrooperación desarrollada por Policía Nacional y Guardia Civil este miércoles, pero que se ha conocido este viernes pese a que las actuaciones están secretas. Según fuentes policiales, los agentes arrestados facilitaban la entrada de droga, tanto de cocaína como de hachís, por el puerto de Algeciras en contenedores y camiones procedentes de Marruecos. Se trata de un sargento, y tres guardias ubicados en distintos puestos de Cádiz, Algeciras (uno de ellos trabajaba en los juzgados, según las mismas fuentes) y Jerez.

A algunos de los arrestados ellos ya les seguían la pista porque se les había relacionado con otra operación desarrollada en 2019 y en la que fue detenido otro guardia, aseguran las mismas fuentes. Esta última gran operación policial, en la que han participado cerca de 400 agentes, ha sido desarrollada por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) Costa del Sol y el equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (Edoa) de la Guardia Civil, y continúa abierta, bajo secreto de sumario.

A los agentes arrestados se le suman otra veintena de detenidos presuntamente pertenecientes a la misma organización que, gracias a las informaciones facilitadas por los guardias presuntamente compinchados y a que “a veces hacían la vista gorda, mirando para otro lado o no pasando el perro [de la unidad canina antidroga] en algunas de las mercancías que pasan por el puerto de Algeciras”, habrían logrado introducir importantes cantidades de droga en la península. Asimismo, se han realizado registros en varias localidades malagueñas.

Policía y Guardia Civil mantienen el foco de la lucha contra el tráfico de drogas en la zona del Estrecho de Gibraltar y la Costa del Sol, focos principales de este boyante negocio ilícito. Y cada vez es más habitual, que en las operaciones policiales encuentren agentes corrompidos por la potente capacidad económica de las organizaciones de narcotraficantes. De hecho, según revelan fuentes policiales, uno de los guardias detenidos ya “aparecía” en la operación Toga en la que fue arrestado otro compañero del Instituto Armado, y fue reubicado en los juzgados de Algeciras, donde ha sido detenido en esta ocasión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS