Muere un turista británico en Magaluf tras caer del balcón del séptimo piso de un hotel

El hombre, de 34 años, ha muerto en el acto. Los primeros indicios apuntan a un exceso de alcohol como causa principal del suceso

Un turista se apoya en el suelo en estado de embriaguez, en Magaluf.
Un turista se apoya en el suelo en estado de embriaguez, en Magaluf.TOLO RAMÓN

Un turista británico de 34 años ha muerto este jueves tras precipitarse desde el balcón del séptimo piso de un hotel de Magaluf, en el municipio de Calvià, en Mallorca. La investigación apunta a un exceso de alcohol como principal causa de la caída del hombre, que ha fallecido en el acto. Se trata de la primera muerte de un turista tras caer desde un alojamiento turístico por los efectos del alcohol o las drogas en este 2022.

Fuentes de la Guardia Civil explican que los hechos han tenido lugar a las 8.36 de la mañana de este jueves en el hotel South Beach de Magaluf. El hombre ha llegado poco antes del suceso acompañado por un grupo de amigos con los que se alojaba en el establecimiento. Fuentes de la investigación afirman que la víctima ha regresado al hotel en evidente estado de embriaguez después de pasar la noche fuera. El grupo ha subido a la habitación y varios testigos han corroborado que han visto cómo la víctima estaba en la terraza haciendo movimientos extraños poco antes de la caída.

Minutos después, el turista se ha precipitado tras perder el equilibrio y ha caído desde una altura de un séptimo piso. Ha muerto en el acto como consecuencia de las heridas provocadas por el impacto contra el suelo. El establecimiento ha avisado a los servicios de emergencia, que han enviado una ambulancia con personal médico, que no ha podido reanimarle. Al lugar también se han desplazado efectivos de la Policía Local de Calvià y de la Guardia Civil. El instituto armado ha abierto una investigación.

Las autoridades han avisado al juzgado de guardia para proceder al levantamiento del cadáver, que ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense para que se le practique la autopsia.

La semana pasada un turista irlandés resultó herido grave al caer del segundo piso de unos apartamentos turísticos de Santa Ponça, en Calvià. En esta ocasión, las investigaciones también apuntaron a un exceso de alcohol como desencadenante de la caída. El hombre fue ingresado en el hospital de Son Espases de Palma en estado grave.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más de una década de ‘balconing’

El fenómeno del balconing, turistas que fallecen o resultan heridos de gravedad tras precipitarse desde balcones o terrazas de hoteles y apartamentos tras un consumo excesivo de de alcohol y drogas, ha estado presente en las temporadas turísticas de las islas desde hace más de una década, aunque no hay estadísticas oficiales de muertos o heridos. Muchos de los episodios se producen cuando los turistas tratan de pasar de un balcón a otro por la fachada del edificio o saltan a la piscina desde la terraza.

Durante años las autoridades locales han impulsado campañas de prevención en los municipios más afectados, como el de Calvià en Mallorca, donde también se han endurecido las ordenanzas municipales. Los empresarios han tomado medidas en los últimos años, aumentado la altura de las barandillas de los balcones, alojando a los grupos más problemáticos en las plantas bajas e intercambiando información para evitar realojar a los turistas que han tenido comportamientos vandálicos. En el año 2020 el Gobierno de Baleares aprobó la Ley contra el Turismo de Excesos, que afecta sobre todo a las zonas de Magaluf en Mallorca y Sant Antoni en Ibiza y que contempla multas de hasta 60.000 euros para quienes practiquen el balconing, así como su expulsión de los hoteles. En estas zonas también está restringida la venta de alcohol a determinadas horas, se han prohibido las excursiones etílicas y las happy hour de los bares. Esta temporada, en la que los turistas regresan con mayor libertad de movimientos tras la pandemia, será la prueba de fuego para comprobar su eficacia.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS