Destituida la comisaria de la policía de Pontevedra por este comentario: “Ya les gustaría a algunas que las violase un antidisturbios”

Estíbaliz Palma, abanderada de los derechos de las mujeres, fue grabada en una comida festiva de homenaje a un compañero

Estíbaliz Palma, en una imagen de archivo.
Estíbaliz Palma, en una imagen de archivo.

Estíbaliz Palma Varona, comisaria provincial de Pontevedra, ha sido destituida de su puesto por un comentario que hizo durante una comida de compañeros en Vigo, que servía de homenaje a un agente antidisturbios herido durante los graves incidentes en Cataluña tras la sentencia del procés: “Hubo 48 horas en que parecía que la Policía Nacional se había transformado y, de repente, violaba, maltrataba y no sé qué cuántas cosas hacía más, que ya les gustaría a algunas que las violara un UIP [Unidades de Intervención Policial, antidisturbios]”. Un portavoz del Ministerio del Interior ha confirmado este martes que, tras divulgar eldiario.es las frases de quien fue la primera mujer comisaria en Galicia, se contactó con Palma, que admitió que había dicho eso, y fue inmediatamente destituida por “pérdida de confianza”.

Palma, abanderada de los derechos de las mujeres dentro y fuera de la Policía, es una afamada y reconocida agente en el cuerpo, donde estaba a punto de llegar a comisaria principal, el máximo rango policial. Fue jefa del gabinete de prensa de la Jefatura Superior de Madrid, lo que la puso en contacto directo con numerosos periodistas, y después en 2014 fue nombrada comisaria. En 2019 se convirtió en la primera mujer al frente de la comisaría provincial de Pontevedra, de lo que siempre ha hecho gala.

El comentario que ha motivado su fulminante despido fue grabado por alguno de los presentes en la comida de homenaje a su compañero Ángel Hernández, que se vio obligado a jubilarse por las secuelas de las lesiones sufridas durante los disturbios contra la sentencia del procés de 2019 en Barcelona. En un tono distendido y entre compañeros de profesión, es cuando Palma, que también fue secretaria de la Mujer del sindicado SPP, hizo esas polémicas manifestaciones, aunque no fueron las únicas que realizó.

“Hay un dicho que dice que detrás de un gran hombre hay una buena mujer, que dentro de poco será detrás de una buena mujer hay un buen hombre. O bien otra mujer o un fluido. O algo”, dijo la dirigente policial entre las risas de sus compañeros. Palma tiene obra publicada sobre el papel de la mujer en la policía y en los medios de comunicación.

No obstante, el comentario que le ha costado el cargo, y que alguien filtró a la prensa, fue seguido de risas y otra frase que indicaba que la propia Palma se había dado cuenta de su error: “¡Eh, corta eso!”, aseguran los presentes que le dijo a un agente de la UIP que estaba grabando en vídeo el evento.

“Grabación a traición”

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Algunos de los que participaron en el acto cuestionan si es legítimo, “aunque los comentarios sean desafortunados”, que alguien sea grabado en “un contexto festivo con colegas” y en contra de su voluntad y que se usen sus palabras para provocar su destitución. Y compañeros gallegos y de otros destinos plantean una inquietante cuestión: “¿Hasta qué punto hay alguien que ha logrado lo que pretendía? Otros (y otras) agentes hablan de “doble traición, a Estibaliz y a la Policía”.

En el transcurso del ágape, la comisaria, nombrada jefa en Pontevedra en octubre de 2019, recordó además su destino previo en Pozuelo de Alarcón (Madrid), una localidad a la que se refirió como una “plaza nacional y no republicana” que era, dijo, “un ámbito estupendo cuando dabas una charla”. Fue allí, según relató Estíbaliz Palma, donde sus hijos le preguntaron “mamá, ¿qué hace la policía en Cataluña”, tras ver imágenes de sus intervenciones en redes sociales, lo que derivó en el comentario sobre las mujeres y los antidisturbios.

Palma, natural de Bilbao y licenciada en Ciencias Políticas y Sociología, ingresó en 1992 en la escala ejecutiva del Cuerpo Nacional de Policía, y tres años después juraba como inspectora. Durante años fue conocida como una de las portavoces de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, adonde llegó tras pasar por la Brigada de Extranjería. Posteriormente, logró el ascenso a inspectora jefe y pasó por dos comisarías de distrito de Madrid. Llegó a comisaria en 2014, y ha ejercido ya el cargo en Ponferrada.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS