Moreno marca “líneas rojas” en Andalucía y la formación ultra lamenta su “ambigüedad”

Un debate televisivo evidencia la incomodidad del PP andaluz por el pacto en Castilla y León

Moreno Bonilla, en el centro, saluda al lehendakari Iñigo Urkullu, en presencia de los presidentes de Ceuta, Melilla y Extremadura, este sábado en La Palma.
Moreno Bonilla, en el centro, saluda al lehendakari Iñigo Urkullu, en presencia de los presidentes de Ceuta, Melilla y Extremadura, este sábado en La Palma.EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL (Europa Press)

La semana en que el PP firmó la entrada por primera vez de Vox en un Gobierno, en este caso, el de Castilla y León, portavoces de las distintas fuerzas políticas participaron en un debate en Andalucía, comunidad con elecciones a la vista. El portavoz popular en el Parlamento andaluz, José Antonio Nieto, insistió en que su formación tiene “líneas rojas” por las que no va transigir a la hora de cerrar acuerdos de gobierno. El de Vox, Manuel Gavira, reconoció por su parte que le preocupa la “ambigüedad” del presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, en relación a posibles pactos con el PSOE.

Durante el debate organizado por TTV Andalucía, Nieto insistió en que “el PP quiere gobernar solo”, y que si no suman los apoyos suficientes buscarán una solución que dé “estabilidad” a la Junta. “En los términos que lo hemos hecho hasta ahora”, subrayó. El PP gobierna Andalucía en coalición con Ciudadanos pero Moreno fue investido presidente con el apoyo externo de Vox. El portavoz andaluz de este partido, Gavira, insistió, por su parte, en que su partido no va a ser “ni más ni menos que nadie”.

Teresa Pardo, la portavoz de Ciudadanos, que pierde apoyos en picado elección tras elección, aseguró que su partido es “la única garantía para que en Andalucía no gobiernen ni los extremismos ni los populismos”, y se mostró confiada en que reeditarán el actual pacto con los populares tras las elecciones andaluzas.

La diputada socialista Soledad Pérez, negó que el presidente andaluz hubiera hecho acercamiento alguno a su partido para tratar de explorar acuerdos. “Es una pose de un Gobierno que no quiere parecer radical, de un presidente que se vende como moderado”, declaró.

Durante el liderazgo en el PP del presidente Pablo Casado, Moreno y Alberto Núñez Feijóo, con el que mantiene excelentes relaciones, instaron varias veces al partido a moderar el tono y buscar el centro político. En opinión de la diputada socialista esas llamadas son solo fachada, ya que el PP andaluz, subrayó, “ha pactado con Vox desde el primer momento”. Y añadió, dirigiéndose a los portavoces de PP y Vox: “Digan la verdad. Están deseando gobernar juntos”. El diputado de Unidas Podemos, Ismael Sánchez, se mostró convencido del “matrimonio” entre ambas formaciones y de que “tendrá unas consecuencias catastróficas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS