PSOE y Unidas Podemos piden explicaciones a Casado por asistir a una misa en la que se homenajeó a Franco

El PP asegura que el líder asistió al oficio religioso sin conocer que se iba a pedir un rezo por el alma del dictador, mientras la Fundación en su honor agradece la presencia del dirigente popular

El presidente del PP, Pablo Casado, responde a los medios durante una visita al Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo (FCMVT), este lunes en Vitoria, País Vasco.
El presidente del PP, Pablo Casado, responde a los medios durante una visita al Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo (FCMVT), este lunes en Vitoria, País Vasco.Iñaki Berasaluce (Europa Press)

El PSOE, Unidas Podemos y otras formaciones de izquierdas han pedido este lunes explicaciones al presidente del PP, Pablo Casado, por haber asistido el pasado sábado en la Iglesia de Sagrario (anexa a la catedral de Granada) a una misa en la que se rezó por el dictador Francisco Franco coincidiendo con el 46 aniversario de su fallecimiento, un hecho que el PP asegura que fue fortuito. Fuentes oficiales del PP subrayan que el acto religioso no estaba organizado para homenaje del dictador, sino que fue una misa corriente que terminó con una petición de un rezo por Franco, entre muchas otras, que fue nombrado sin el apellido y que Casado desconocía que iba a producirse. En paralelo a la petición de explicaciones de los partidos de izquierda, la Fundación Francisco Franco ha publicado este lunes un comunicado en el que mantiene que no invitó “expresamente” al líder del PP, pero le agradece que acudiera “como al resto de los asistentes a la misa y la oración por el alma de un cristiano ejemplar como Francisco Franco Bahamonde”. En la misa, según ha adelantado eldiario.es, una corona de laurel de la Fundación Francisco Franco presidía el altar y una bandera preconstitucional estaba extendida en el frontal de uno de los primeros bancos. Fuentes del PP han asegurado a EL PAÍS que, “como han confirmado testigos, Casado estaba sentado en última fila y no lo vio”.

La asistencia de Casado a este oficio religioso saltó a la luz por la publicación en las redes sociales de una fotografía que se hizo un joven en los alrededores de la iglesia con el líder popular. El PP confirma que Casado asistió junto a su mujer y sus hijos a la misa la tarde del sábado en Granada, donde se encontraba para asistir al congreso del PP de Andalucía. Casado acudió el sábado porque el domingo, cuando suele hacerlo, no podía, ya que pronunciaba el discurso de clausura del cónclave, aseguran en su equipo. Y no sabía, sostienen, que en el oficio religioso, que coincidía con el aniversario de la muerte del dictador, alguien iba a pedir un rezo por Franco. El líder popular “coincidió por casualidad” en esa misa, insisten en el PP, y “no sabía nada” sobre la petición. En el PP tachan lo ocurrido de “polémica absurda”, afirma un portavoz oficial, porque “no era una misa por Franco”, sino que, como en todas las misas, “siempre se pide por gente que ha fallecido al final”. “Lo que no sabes es por quién se va a pedir”, inciden en el PP.

Una portavoz del arzobispado de Granada ha explicado a EL PAÍS que la misa, que tuvo lugar en la iglesia del Sagrario, anexa a la catedral, la celebró el párroco de la iglesia y no el arzobispo, informa Javier Arroyo, y que fue “una misa normal y corriente en el sentido de que no hubo nada especial en cuanto a la liturgia ni asistieron autoridades”. “Si apareció Pablo Casado, como se está diciendo, lo hizo a título personal, como el resto de fieles que acudieron”, ha aclarado. Sobre la dedicatoria a Franco, la portavoz ha comentado que “una persona reservó una misa a una persona y se dijo su nombre, aunque no hubo mucho más”. Preguntada sobre si se encargó o se mencionó solo el nombre o el nombre y apellidos, la portavoz no ha podido aclarar si se mencionó Francisco o Francisco Franco.

La Fundación Francisco Franco ha afirmado a través de un comunicado que como no invitó “expresamente” al líder del PP al oficio religioso, “no puede responsabilizarse ni atribuirse su presencia”. No obstante, destaca que la misa fue “anunciada y convocada días antes por esta Fundación en su página web” y agradece a Casado su presencia. El PP responde que el líder no se siente aludido por esa felicitación, y asegura que no estaba al tanto del anuncio que había hecho la fundación en su web. “No tienen por qué agradecerle porque no fue a ningún funeral por Franco. Fue a su misa de domingo, como todos los domingos, solo que en sábado, porque no podía ir [el día siguiente]”, contestan fuentes oficiales del partido.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces en el Congreso, el portavoz del Grupo Socialista Héctor Gómez ha interpretado como una “agresión” y una “irresponsabilidad absoluta” la presencia de Casado en este acto religioso y le ha emplazado a explicar si “avala la dictadura” y si estuvo allí por “casualidad” o por “oportunidad”.

De la misma manera, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha calificado la asistencia de Casado en ese acto religioso de “enorme gravedad”. “Lo podemos adjudicar al azar, pero el 20-N había 10 misas por Franco en toda España y hay 23.000 iglesias, con lo que la probabilidad de ir a una era del 0,05%”, ha comentado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Echenique ha destacado el hecho de que Casado se quedara en la misa una vez constatado que en ella se oró por el dictador y ha mostrado su “sorpresa” por el hecho de que este asunto no esté provocando un gran debate. En la misma línea se ha expresado la portavoz de En Comú Aina Vidal quien considera urgente que se aclare esta situación “tremendamente alarmante” y ha llamado a Casado a hacer una “reflexión profunda”. Desde su punto de vista, los populares deben poner fin a la “lucha” interna “para ver quién es más ultra” que “les está perdiendo absolutamente” y devolver al partido a “los marcos democráticos”.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, también ha pedido una explicación pública. A su juicio, si Casado entró en ese templo “por casualidad” y por “equivocación” tiene que “salir” a dejar claro que “no homenajea a dictadores” y que está “inequívocamente con la democracia y con quienes lucharon por ella en nuestro país”. “Lo contrario sería muy grave”, ha avisado, subrayando que si la canciller alemana en funciones, Angela Merkel, hubiera entrado por equivocación a una misa en honor a Adolf Hitler comparecería para asumir su error y pedir disculpas por ofender a los demócratas.

A través de Twitter, el PP ha difundido un mensaje ante las críticas de la izquierda. “Qué casualidad que hoy que el Gobierno pacta los Presupuestos con Bildu, los que no condenan a ETA, el PSOE saque el comodín de Franco. Son los mismos de siempre, con las mismas artimañas de siempre”, dice el texto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS