CONFERENCIA DE PRESIDENTES AUTONÓMICOS

Una cumbre a la espera del maná europeo

Gobierno y comunidades se citan este viernes en Salamanca con el reparto de los fondos covid como asunto estrella

Francina Armengol, Fernández Vara,  Núñez Feijóo y Alfonso Fernández Mañueco.
Francina Armengol, Fernández Vara, Núñez Feijóo y Alfonso Fernández Mañueco.

Cataluña, la segunda comunidad más poblada de España, faltará este viernes a la cumbre de jefes autonómicos en Salamanca con el presidente Pedro Sánchez. “Lo lamento, es una pena”, contestó este jueves el jefe del Gobierno central para responder al desaire de un Ejecutivo, el catalán, con el que su equipo tendrá que negociar cuestiones concretas en la bilateral del próximo lunes y, ya en septiembre, abordar una discusión política sobre la Cataluña post-procés.

Euskadi, la otra autonomía presidida por un partido independentista, cumplirá con el compromiso de la Conferencia de Presidentes tras anunciar el lehendakari Iñigo Urkullu que ha logrado una nueva cesión de competencias —la gestión de la recaudación de tres impuestos— por parte del Gobierno central.

Más información

El presidente Sánchez recordó este jueves que la cumbre tratará tres asuntos clave que afectan también a Cataluña: la recuperación económica con el impulso de los milmillonarios fondos europeos que llegarán a España para el plan de reconstrucción poscovid, los planes conjuntos para combatir la pandemia y los proyectos en marcha contra la crisis demográfica.

La 24ª Conferencia de Presidentes, decimoctava de Pedro Sánchez al frente del Gobierno central, se celebra en Salamanca en un clima de elevadísima crispación política y llega precedida de un aluvión de descalificaciones al encuentro por parte de los jefes autonómicos del PP, jaleados por el líder del partido, Pablo Casado.

Los presidentes autonómicos populares se quejan de falta de tiempo para hablar —cinco minutos por intervención—, de la escasa preparación técnica del encuentro, de la nula capacidad decisoria de la cita y de la falta de vacunas para llegar rápido a los más jóvenes en sus territorios. Y reprochan al Gobierno de coalición su decisión de reunirse en una comisión bilateral con la Generalitat pese al plante del presidente Pere Aragonès en la reunión de este viernes.

La cumbre entre los gobiernos central y autonómicos llega con el Ejecutivo de Pedro Sánchez pidiendo unidad a la oposición para abordar la recuperación económica de España aprovechando el maná de los fondos europeos. De otro lado, la preocupación por los efectos del nuevo repunte de los contagios en España sigue alta, pero puede remitir en los próximos días como consecuencia de la bajada de la incidencia que todos los expertos vaticinan. En el frente parlamentario, llegaron las vacaciones con el Gobierno salvando su último problema —el decreto ley para hacer fijos a los interinos— por apenas un voto de diferencia y con su socio de costumbre: ERC.

Cuatro presidentes autonómicos, dos del PP (Alberto Núñez Feijóo, de Galicia; y Alfonso Fernández Mañueco, de Castilla y León) y dos socialistas (la balear Francina Armengol y el extremeño Guillermo Fernández Vara) hablan para EL PAÍS de sus principales inquietudes ante esta cita. Estos barones cuentan sus dificultades financieras para atender los servicios públicos que prestan; se quejan de un modelo de financiación caducado hace años que no satisface sus necesidades actuales y que, en muchos casos, consideran injusto; lamentan la falta de vacunas para inmunizar más rápido a la población más joven que todavía espera y cuestionan el alcance de las conversaciones bilaterales con la Generalitat de Cataluña.

Pero todos ellos reivindican la importancia del Estado autonómico en tiempos de pandemia. Todos sostienen que la cogobernanza en la gestión de la crisis sanitaria ha consolidado a las comunidades autónomas como unas administraciones necesarias y eficaces.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50