Londres rechaza la propuesta de la UE para acabar con los controles fronterizos entre España y Gibraltar

La Comisión Europea se reservaba el derecho a reinstalar la verja con la colonia británica si el Reino Unido incumplía

Varias personas cruzan a pie la pista del aeropuerto de Gibraltar, a la entrada de la colonia.
Varias personas cruzan a pie la pista del aeropuerto de Gibraltar, a la entrada de la colonia.JON NAZCA / Reuters

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, viaja este miércoles al Reino Unido en el que será su primer viaje desde que asumió la cartera. La visita fue concertada por su antecesora en el cargo, Arancha González Laya, quien en varias ocasiones tuvo que aplazarla debido a la pandemia. En Londres, el nuevo jefe de la diplomacia española deberá vencer los reparos de su homólogo británico, Dominic Raab, para quien el mandato que el martes aprobó la Comisión Europea sobre las futuras relaciones entre la UE y Gibraltar “entra en conflicto” con el principio de acuerdo alcanzado el pasado 31 diciembre por España y el Reino Unido sobre la futura relación entre Gibraltar y la UE. “Pretende socavar la soberanía del Reino Unido sobre Gibraltar, y no puede constituir una base para las negociaciones”, advirtió el jefe del Foreign Office. “Instamos a la UE a que recapacite”, apostilló Raab.

In English

En la misma línea, el ministro principal del Peñón, Fabián Picardo, subrayó que “el proyecto de mandato de la UE es una cuestión que les atañe a ellos [los socios de la Unión], por supuesto. Pero debo decir que, sobre la base del actual borrador, no hay ninguna posibilidad de constituir la base de un acuerdo”.

El mandato negociador aprobado por la Comisión, que debería plasmarse antes de final de año en un tratado entre el Reino Unido y la UE, tiene como objetivo eliminar los controles al tránsito de pasajeros y mercancías entre Gibraltar y España. En la práctica, la colonia británica se incorporaría al espacio europeo sin fronteras Schengen, bajo la responsabilidad exclusiva de España: sus residentes podrían circular libremente por dicho espacio durante 90 días cada seis meses; mientras que los ciudadanos británicos y de terceros países que quieran acceder a Gibraltar necesitarían un visado que expedirán las autoridades españolas.

Uno de los puntos más espinosos es que el mandato negociador aprobado por la Comisión, que incluye un detallado anexo de 68 puntos, no menciona en ningún momento la presencia de agentes de Frontex (la agencia europea de fronteras) en el puerto y el aeropuerto del Peñón, tal como exigieron Londres y Gibraltar. Fuentes diplomáticas explicaron que jurídicamente eso no es posible, ya que España será en todo momento el garante legal de dichos controles, aunque la agencia europea la apoye. En el comunicado difundido para dar cuenta de la aprobación del mandato negociador se dice que “la Comisión tiene conocimiento de que España ha expresado su intención de pedir asistencia a Frontex”.

Además, el documento de la Comisión señala que la UE se reserva el derecho a reinstalar, de forma unilateral, la Verja de Gibraltar y los controles de mercancías, así como retirar las prerrogativas concedidas, en caso de incumplimiento grave por parte del Reino Unido. Esta cláusula refleja la desconfianza de la Comisión en un momento en que las autoridades británicas están cuestionando el acuerdo sobre Irlanda del Norte que permitió evitar un Brexit duro.

El documento subraya que lo que se negocie no afecta a las respectivas posiciones de España y Reino Unido sobre la soberanía de la colonia.


Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50