Remodelación del Gobierno

Ábalos deja de ser el secretario de Organización del PSOE

El ministro de Transportes sale del Gobierno y también pierde la condición de ‘número tres’ de los socialistas

José Luis Ábalos, junto a Carmen Calvo, en el último comité federal del PSOE.
José Luis Ábalos, junto a Carmen Calvo, en el último comité federal del PSOE.Chema Moya / EFE

José Luis Ábalos, uno de los pesos pesados de Pedro Sánchez en el Gobierno y capital en el proceso de primarias en el que el secretario general del PSOE fue reelegido en 2017, después de su renuncia en el comité federal del 1 de octubre de 2016, no solo deja la cartera de Transportes en la remodelación del Ejecutivo. El hasta ahora número tres de los socialistas también sale de la Secretaría de Organización del PSOE, según confirman fuentes del partido a EL PAÍS, tarea que desempeñaba desde aquel congreso federal de junio de 2017. Este sábado tenía previsto presentar por la mañana un acto de campaña de afiliación en la sede del partido.

Ábalos pierde así las responsabilidades que tenía a tres meses del 40º congreso federal del PSOE que se celebrará en Valencia. El número dos de Organización es Santos Cerdán, secretario de Coordinación Territorial y presidente de la Fundación Pablo Iglesias. Cerdán estuvo muy encima del proceso de primarias a la presidencia de la Junta de Andalucía en el que Juan Espadas se impuso a Susana Díaz. También ha llevado las negociaciones en las que el PSOE recuperó esta semana la alcaldía de Granada aprovechando la ruptura entre el PP y Ciudadanos. En la práctica es quien ha estado en el último año más pendiente del día a día del partido mientras Ábalos se centraba en el ministerio. Fuentes del entorno de Ábalos afirman que fue el exministro quien pidió salir del Gobierno y que también decidió dar un paso atrás en la formación.

La salida de Ábalos de la dirección federal del PSOE no figuraba ni mucho menos entre las previsiones que se manejaban en el socialismo. Su continuidad se daba por segura en la remodelación de la dirección federal prevista para el 40º congreso. Su nombre era uno de los fijos indiscutibles, como el de la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, o el del propio Cerdán. Lo que se da por seguro es que la práctica totalidad de la ejecutiva del PSOE no continuará. Para empezar, porque Sánchez reducirá el número de componentes: ahora son medio centenar. La idea del presidente del Gobierno es renovarla con perfiles jóvenes (uno de los ejemplos más claros es el de las tres alcaldesas, de unos 40 años, que entran en el Consejo de Ministros) con un objetivo: cerrar las heridas que dejó la fractura de 2017 recuperando el talento de la mitad del partido que hasta ahora había quedado arrinconado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50