EL PROCÉS

Belarra defiende el regreso a España de Puigdemont y el resto de líderes independentistas huidos sin que sean detenidos

La portavoz del Gobierno corrige a la ministra de Derechos Sociales, que afirma que sería “una incongruencia descomunal” defender el arresto del ‘expresident’ si vuelve a territorio español

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, este jueves en una rueda de prensa en Barcelona.
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, este jueves en una rueda de prensa en Barcelona.Enric Fontcuberta / EFE

Unidas Podemos ha perturbado este jueves la sintonía que los dos socios del Gobierno de coalición venían demostrando en una cuestión tan delicada como la crisis territorial en Cataluña. La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, que este domingo aspira a ser designada la nueva responsable de Podemos tras el adiós de Pablo Iglesias a la política, ha defendido que los indultos a los líderes independentistas condenados por su papel en el procés de 2017 son necesarios para que “el diálogo fructifique” y ha apostado por terminar con la “judicialización” del conflicto catalán. En su opinión, esto implica que “puedan volver” a España los políticos catalanes que huyeron para evitar ser juzgados por el Tribunal Supremo, entre ellos el expresident Carles Puigdemont, sin que al hacerlo sean detenidos. Su parecer contrasta con el expresado ya hace una semana por la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que tras conocer sus palabras ha vuelto a apostar por que Puigdemont “pueda ser traído a España y pueda ser juzgado”.

El Ejecutivo diferencia el caso de Puigdemont, prófugo de la justicia desde 2017, de la situación de los 12 dirigentes independentistas en prisión, en algunos casos desde hace casi cuatro años, tras ser condenados por sedición y malversación. “Yo creo que esa salida de España tiene que ver también con el propio proceso de judicialización, es una derivada, y acabar con este proceso tiene que ver también con que ellos puedan regresar, claro”, ha opinado en cambio la ministra de Derechos Sociales en una entrevista en RAC1. Belarra ha defendido en la emisora catalana que se debe “normalizar la situación” y que “no es normal que no estén en España” aquellos que huyeron, entre ellos Puigdemont, que ahora mismo es eurodiputado y vive en una casa en Waterloo, a las afueras de Bruselas.

La ministra de Unidas Podemos ha asegurado, para sorpresa del PSOE, que defender la detención de Puigdemont si cruzara la frontera sería “una incongruencia descomunal”. José Luis Ábalos ha rechazado horas después equiparar a Puigdemont con los presos del procés. El ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE cree que “no se puede comparar” a quienes asumieron las “consecuencias de sus actos” y han cumplido “buena parte” de su condena –algunos de los condenados llevan casi cuatro años de prisión y en pocos meses accederían al tercer grado, argumenta el Ejecutivo para justificar los indultos- con el expresident catalán, “un fugado de la justicia en España”. El número tres del PSOE no comparte “mezclar unas figuras con otras en el asunto de los indultos” porque “no tienen nada que ver”, ha concluido en otra referencia a Puigdemont.

Las palabras de Belarra, a tres días de la protesta de la Plaza de Colón, han sorprendido en la parte socialista del Gobierno, donde se desmarcan de ellas y las achacan al proceso congresual de Vistalegre IV de este fin de semana en el que Belarra aspira a suceder a Iglesias al frente de la secretaría general. La más contundente ha sido la portavoz del Gobierno, que ha querido recalcar la posición del Ejecutivo. “En el momento que Puigdemont llegue a este país tiene que ser puesto a disposición de la justicia, como ocurrió con otros líderes del procés”, ha subrayado Montero. La ministra de Hacienda ha remarcado que el expresident ha de “responder ante la justicia por aquellos acontecimientos desgraciados que vivimos hace unos años y por los que Puigdemont nunca respondió ante la ley”. Belarra participó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del martes y no hizo ninguna observación sobre la crisis catalana. Se ciñó a su cartera y no se pronunció sobre los indultos ni sobre el referéndum de autodeterminación, que Unidas Podemos defiende al contrario que el PSOE. Los ministros consultados recuerdan que no depende del Gobierno que Puigdemont regrese a España ni que sea juzgado.

Ya la semana pasada, Montero dejó muy claro que la decisión de aprobar los indultos, que está prácticamente tomada a tenor de los mensajes que envía el Ejecutivo, no implica que el expresident se vaya a librar del mismo proceso que han sufrido otros líderes independentistas. Además de Puigdemont, también están en el extranjero los exconsellers Clara Ponsatí y Toni Comín. “Que ellos puedan regresar es normal; no es normal que no estén en España”, ha insistido Belarra. Fuentes de Unidas Podemos confirman que las declaraciones de la ministra coinciden con la línea política del espacio confederal. No es la primera vez que las declaraciones de los dirigentes de UP sobre la situación del expresident causan revuelo. El pasado enero, Pablo Iglesias, entonces vicepresidente del Gobierno, comparó a Puigdemont con los exiliados republicanos durante el franquismo, una afirmación que le valió multitud de críticas.

Calvo: los indultos “no tardarán mucho”

Entretanto, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha reconocido que los expedientes requeridos para la aprobación de los indultos están “terminándose” y “no tardarán mucho”. “Van al ritmo que tienen que ir como expedientes que se tienen que tramitar (…) En cuanto estén terminados irán al Consejo de Ministros como hacen todos los demás [indultos]. No somos un Gobierno que eluda que esta es una decisión política”, ha afirmado en TVE.

Felipe González ha reiterado que, a su juicio, “no se dan las condiciones” para conceder los indultos aunque entiende que tienen una ”intención saludable de distender y recuperar una vía política” en Cataluña. “Recuperar la política significa que se respete la Constitución, el Estatuto y el ordenamiento jurídico”, ha advertido el expresidente del Gobierno. González considera la carta de Oriol Junqueras, en la que el líder de ERC legitima la medida de gracia y cuestiona la vía unilateral seguida hasta ahora por el independentismo, “un paso en la aceptación de las reglas del juego”, según ha afirmado en el foro Madrid Food&Drink Summit que ha organizado la patronal de la industria alimentaria.

En cuanto a los indultos, Belarra ha afirmado que el Gobierno está trabajando en argumentar la medida de gracia y ha sostenido que sería “una buena medida” para que el “diálogo fructifique” y no esté “minado desde el minuto uno” porque los líderes de los partidos con los que quiere negociar el Ejecutivo central siguen en la prisión. Preguntada por cómo ve la vía unilateral por la independencia, Belarra ha señalado que está “agotada” y ha pedido apostar por el diálogo para construir la “reconciliación”. La ministra se ha mostrado favorable a que el independentismo pueda defender en la mesa de diálogo el autogobierno y un referéndum pactado, porque lo ve “enormemente legítimo”, y ha urgido al Gobierno central a hacer una apuesta profunda por el autogobierno.

Belarra también ha indicado que los socios del Gobierno siguen trabajando en una propuesta de reforma del delito de sedición para llevarla al Congreso cuanto antes, aunque no ha querido “atarse las manos con los plazos”. “Pero estamos trabajando intensamente para poder tener una reforma del Código Penal que se adecue a la legislación del siglo XXI”, ha aseverado la candidata a secretaria general en la Asamblea Ciudadana de Podemos de este fin de semana, conocida como Vistalegre IV.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50