El PP usa a Villarejo para tratar de desacreditar la investigación del ‘caso Gürtel’

El partido de Casado, condenado por la trama de Correa, obvia el objeto de la comisión Kitchen

El comisario jubilado José Manuel Villarejo (a la izquierda) llega al Congreso junto a su abogado, Antonio García Cabrera, este jueves. En vídeo, su declaración.FOTO: KIKE PARA / EL PAÍS | VÍDEO: EUROPA PRESS

Luis Santamaría, portavoz del PP, ha dejado muy claras sus intenciones nada más tomar la palabra este jueves en la comisión sobre la Operación Kitchen. Durante toda su intervención en la comparecencia del comisario jubilado José Manuel Villarejo, el diputado del partido conservador ha dejado de lado el objeto de la investigación parlamentaria y ha tratado de desacreditar la investigación del caso Gürtel.

El diputado popular ha obviado en sus preguntas toda la trama de espionaje al extesorero popular Luis Bárcenas, urdida en 2013 en el Ministerio del Interior para arrebatarle supuestamente documentos comprometedores para altos cargos del partido liderado por Pablo Casado. En su lugar, el diputado se centró en intentar lanzar sombras sobre Gürtel, la trama corrupta y de financiación ilegal que persigue a su partido desde 2009 y que acumula ya 67 condenados, 25 de ellos excargos del partido.

“Señor Villarejo, ¿fue el caso Gürtel una operación política?”, preguntó Santamaría a Villarejo. “Sí, fue una operación política y la explicaré en el juicio”, respondió el policía, antes de que el diputado volviera a la carga. El popular dejó frases como: “Da toda la sensación de que fue una operación perfectamente orquestada. Gobernaba por entonces el PSOE y era ministro [Alfredo Pérez] Rubalcaba” o “¿Era consciente de que el Ministerio del Interior de entonces le estaba encargando una investigación al margen de las estructuras y cauces oficiales sobre el principal partido de la oposición?”. Y luego siguió en la misma línea, al afirmar: “Dudo que sean tácticas democráticas, parecen más propias de las dictaduras, las operaciones paralelas contra la oposición”, o al preguntar al comisario jubilado: “¿Cree que la investigación Gürtel se aceleró porque Rubalcaba se encontraba asediado por el chivatazo del caso Faisán?” y “¿Rubalcaba le dio una distinción por Gürtel?”.

Gürtel estalló tras la denuncia que presentó ante la Policía un exconcejal del PP, José Luis Peñas, que aportó horas de grabaciones a la trama encabezada por Francisco Correa. Villarejo, que dijo este jueves que participó en esa supuesta “operación política”, no aparece por ninguna parte en los sumarios. De hecho, las pesquisas corrieron a cargo de otros agentes. Y, además, de todo el material que se incautó al comisario jubilado, no ha trascendido hasta ahora que se haya encontrado ni una sola prueba que respalde lo que afirmó este jueves sobre Gürtel.

Los tribunales españoles suman ya, en cambio, sentencias condenatorias en siete líneas de investigación de Gürtel y la Audiencia Nacional debe emitir en los próximos meses la resolución sobre el juicio de los papeles de Bárcenas, donde el PP también se sentó en el banquillo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS