La justicia desestima la demanda contra Willy Toledo por llamar “fundamentalista” y “troglodita” a Abogados Cristianos

La sentencia enmarca las críticas del actor a la asociación en el derecho a la libertad de expresión

Willy Toledo en el juicio contra él por insultos a la religión católica en la Audiencia Provincial de Madrid en febrero.
Willy Toledo en el juicio contra él por insultos a la religión católica en la Audiencia Provincial de Madrid en febrero.

El actor Willy Toledo ha vuelto a ganar en los tribunales a la Asociación Abogados Cristianos, con la que mantiene una larga batalla judicial en defensa del derecho a la libertad de expresión. El Juzgado de Primera Instancia número 9 de Valladolid ha desestimado la demanda interpuesta por la citada asociación, que acusó a Toledo de vulnerar su derecho al honor por llamarla “troglodita”, “ultraderechista” o “fundamentalista”.

“La expresiones troglodita o ultraderechista, en el contexto en el que nos movemos, no pueden considerarse ofensivas, sino que deben enmarcarse dentro de esa crítica ideológica que ampara nuestra Constitución; sin que por ello, al igual que el resto de expresiones utilizadas, constituyan intromisión en el derecho al honor”, concluye la sentencia, que desestima la petición de castigar al actor con una multa de 6.000 euros y condena a la citada asociación al pago de las costas.

El 29 de febrero del año pasado el Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid ya absolvió a Toledo de un delito de ofensa a los sentimientos religiosos del que le acusaba también la Asociación Abogados Cristianos, por haber publicado dos entradas en su página de Facebook en las que se cagaba en Dios y en la Virgen, como forma de solidarizarse con las promotoras de la llamada procesión del coño insumiso, denunciadas por la misma asociación ante los tribunales. La juez reprochó al actor su “falta de educación, mal gusto” y “lenguaje soez”, pero rechazó que hubiera cometido el delito por el que se le pedía una condena de 22 meses de multa.

Más información
Willy Toledo, ante la juez: “No tenía interés en ofender a los católicos”
Guillermo Toledo: “No es aceptable que una blasfemia pueda ser un delito en una sociedad democrática”
Entrevista | “Voy a ir al infierno, seguro”

Fue aquel pleito el que llevó a Toledo a declarar, en mayo de 2018 al programa de La Sexta Al Rojo Vivo, que “una de las desgracias” de su vida había sido “conocer a esta organización ultraderechista y fundamentalista”, en alusión a la Asociación Abogados Cristianos. En una entrevista en el diario El Mundo el mismo mes, cargó de nuevo contra dicha “asociación fundamentalista de extrema derecha” y tachó a sus responsables de “trogloditas ultraderechistas (valga la redundancia) que, si pudieran, no me denunciarían, sino que me llevarían a una tapia del cementerio y me fusilarían”.

La sentencia considera que estas palabras “no pueden calificarse de desproporcionadas”, ni considerarse “insultantes o insidiosas”, ya que hay que enmarcarlas en el derecho a la libertad de expresión y a la crítica a la posición ideológica de la citada asociación. Respecto al hecho de que el actor enviara a la página de Facebook de Abogados Cristianos una solicitud de amistad con la imagen de su presidenta y el rótulo “Polonia Mon Amour”, señala que en todo caso es una cuestión que afectaría al honor personal de Polonia Castellanos, no al de la asociación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El letrado de Toledo, Endika Zulueta, se ha felicitado por una sentencia que “acertadamente considera que las expresiones” de su cliente son una “manifestación del derecho a la libertad de expresión”, al ser proferidas “en un contexto de debate ideológico de expresión de ideas y opiniones”. “Esta vez se ha dictado una sentencia acorde con los derechos fundamentales que nuestra sociedad debe defender en el siglo XXI, frente a una asociación que representa a los grupos que pretenden llevarnos a una España inquisitorial”, ha añadido.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS