LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Rey defiende ante el cuerpo diplomático un “acceso equitativo” a la vacuna

Felipe VI subraya que la pandemia ha evidenciado la interdependencia de todos los pueblos del mundo

Los reyes Felipe y Letizia, a su entrada al Salón del Trono para participar en la recepción al cuerpo diplomático acreditado en España.
Los reyes Felipe y Letizia, a su entrada al Salón del Trono para participar en la recepción al cuerpo diplomático acreditado en España.Casa de S.M. el Rey / Europa Press

El Rey ha pedido este jueves, en su tradicional recepción al cuerpo diplomático acreditado en España, que se garantice “un acceso equitativo a la vacuna”, ya que “nadie estará a salvo hasta que todos estén a salvo”. En plena polémica entre la Comisión Europea y las empresas farmacéuticas, ante la sospecha de que estas pueden estar desviando la producción de vacunas a los países que las pagan más caras, Felipe VI ha reiterado la apuesta por que sea “la UE [quien] lidere este esfuerzo global de solidaridad”, cuyo objetivo último es lograr la vacunación del personal sanitario y de la población vulnerable de todo el mundo.

El acto ha estado marcado por la pandemia que hace un año empezó a extenderse desde China al resto del mundo. Siguiendo los protocolos de prevención, se ha reducido el número de invitados, excluyendo a cónyuges y jefes de misión no residentes en España, y se les ha distribuido por distintas dependencias del Palacio Real, limitándose a 23, todos con mascarilla, los presentes en el Salón del Trono, donde se han leído los discursos.

El Rey ha expresado su solidaridad hacia los familiares de los fallecidos y hacia quienes han sufrido personalmente la covid-19 y ha mostrado su reconocimiento por la tarea, “no siempre pública” de los diplomáticos que asistido a sus compatriotas en el extranjero y “han ayudado, en muchas ocasiones, a salvar vidas”. La “peor crisis sanitaria desde la Segunda Guerra Mundial”, aún no superada, como ha subrayado Felipe VI, “ha demostrado de manera evidente la interdependencia entre todos los pueblos y ciudadanos de la Tierra” y el valor del multilateralismo, con el que España está comprometido, como demuestra el aumento de sus contribuciones voluntarias a varias agencias de Naciones Unidas.

Acompañado por la Reina y en presencia del presidente del Gobierno y la ministra de Asuntos Exteriores, Felipe VI ha abogado por “una reforma del sistema de salud global que lo haga más eficiente e inclusivo, en el que la OMS (Organización Mundial de la Salud) desempeñe un papel central”. Esta reforma, ha subrayado, deberá servir para “mejorar las capacidades de alerta, preparación, supervisión y asistencia” de la OMS. “Extraer las lecciones adecuadas de la experiencia traumática de la pandemia constituye una obligación y representa una muestra de respeto hacia quienes nos dejaron por causa de la Covid-19”.

Felipe VI ha aprovechado la ocasión para felicitar al nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, y mostrar su confianza en que las relaciones bilaterales entre los dos países salgan “fortalecidas y enriquecidas” con la nueva Administración.

Además, ha expresado el deseo de España de ”acompañar activamente” las celebraciones de los bicentenarios de las independencias de las repúblicas centroamericanas, Perú y México, especialmente polémica esta última, no solo mirando al pasado sino, sobre todo, “con la firme determinación de seguir contribuyendo “al desarrollo y bienestar, presente y futuro, de sus pueblos y ciudadanos”.

En línea con la Estrategia de Política Exterior aprobada el pasado martes por el Gobierno, el Rey ha defendido el compromiso de España con la protección del medio ambiente, la promoción de los derechos humanos o la igualdad de género. Y ha recordado que en 2021 se cumple el 30 aniversario de la Cumbre de Paz de Madrid para Oriente Medio o del sistema de cumbres iberoamericanas, confiando en que sea el año de la recuperación de un crecimiento “sostenible e integrador”.

En nombre del cuerpo diplomático, el nuncio del Vaticano, Bernardito Azúa, ha dicho que, si algo bueno se puede sacar de esta pandemia, es la conciencia de que “todos estamos en el mismo barco, frágiles y desorientados, pero todos nos necesitamos y estamos llamados a remar juntos”.

A la recepción no ha asistido el embajador de EE UU, Richard Duke Buchan III, que dejó el cargo cuando tomó posesión Biden, ni los de Venezuela y Bolivia, que mantienen la plaza vacante.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50