POLÍTICA FISCAL

Bonig afirma que la armonización fiscal de la que habla Puig supone una subida de impuestos para todos

El PP plantea una rebaja del 7% en el tramo autonómico del IRPF “que dejaría de 90 a 100 millones de euros en el bolsillo de los valencianos”

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, durante la rueda de prensa en la que ha valorado las nuevas propuestas fiscales en la Comunidad Valenciana.
La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, durante la rueda de prensa en la que ha valorado las nuevas propuestas fiscales en la Comunidad Valenciana.Ana Escobar / EFE

La dirigente popular de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, ha terciado en el debate abierto por el presidente socialista Ximo Puig, en torno al “dumping fiscal” y el efecto aspiradora que ejerce la comunidad de Madrid, gobernada por el PP, y los efectos perversos que esa política tiene sobre otras comunidades autónomas como la valenciana. “Si Ximo Puig va por el camino de la armonización fiscal, con subida de impuestos, el PP plantará batalla judicial”, ha anunciado rotunda Bonig, que propone una rebaja del 7% en el tramo autonómico del IRPF para que cerca de 100 millones de euros “se quede en el bolsillo de los valencianos”.

“Cuando Puig habla de armonización fiscal habla de igualar a todos [en impuestos] por arriba”, denuncia Bonig, quien ha precisado que si el socialista sigue por ese camino el partido estudiará con los abogados acudir a la vía judicial que sea posible para neutralizarlo. La portavoz parlamentaria del PP ha censurado a Puig por usar el concepto de “dumping fiscal” porque esa es una practica prohibida y ha defendido la autonomía fiscal de las comunidades autónomas, regulada por ley: “La Constitución y las leyes en vigor reconocen la autonomía financiera de las comunidades autónomas, con unos mínimos y unos máximos a la hora de subir o bajar impuestos y, en función de eso, cada una decide”, ha recordado.

Bonig insiste en que lo que Puig desea “es una subida de impuestos por ley” para “mantener chiringuitos”, mientras otras comunidades autónomas, como Madrid o Andalucía, ambas con gobiernos del PP, bajan impuestos, previsto en la ley”, de ahí la falta de atractivo, asegura la política, de la Comunidad Valenciana para nuevas inversiones.

El PP valenciano se pregunta si el presidente valenciano está a favor también de la armonización fiscal de territorios con regímenes especiales como Canarias, País Vasco o Navarra: “Si abrimos el debate, lo abrimos”, ha enfatizado.

La propuesta fiscal de los populares valencianos pasa por rebajar un 7% el tramo autonómico del IRPF para los ciudadanos cuya renta anual esté por debajo de los 35.000 euros, eliminar los impuestos de Sucesiones, Donaciones y Patrimonio, que el de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en el ámbito empresarial, que está en el 10% en la actualidad, se rebaje al 6%, y el de Actos Jurídicos Documentados, que ahora oscila entre el 1,5 y el 2%, se recorte al 0,75%.

Según Bonig, se el tramo autonómico del IRPF se rebaja un 7% habrá en el bolsillo de los valencianos entre 90 y 100 millones de euros más. Y ha insistido en que Andalucía recaudó en 2019 unos 550 millones de euros más a pesar de haber eliminado los impuestos de Sucesiones y Donaciones y rebajado el impuesto de la renta. Madrid, ha añadido la dirigente popular, ha recaudado 157 millones más con la rebaja impositiva llevada a cabo.


Más información

Lo más visto en...

Top 50