CRIMEN DE PATRAIX

Condenada a 22 años de cárcel la mujer que usó a su examante para asesinar a su esposo en Patraix

Al amante, autor material del crimen en 2017, la Audiencia de Valencia le impone una pena de 17 años de prisión

María Jesús M.C., conocida como Maje, (al fondo izq de la imagen), durante el juicio del crimen de Patraix, en la Ciudad de la Justicia de Valencia.
María Jesús M.C., conocida como Maje, (al fondo izq de la imagen), durante el juicio del crimen de Patraix, en la Ciudad de la Justicia de Valencia.Manuel Bruque / EFE

María Jesús M.C., conocida como Maje, ha sido condenada a 22 años de cárcel por el asesinato a puñaladas de su marido, Antonio Navarro, en un garaje del barrio valenciano de Patraix el 16 de agosto de 2017. Salvador R.L., examante de la mujer y autor material del crimen, cumplirá 17 años. Es la sentencia dictada por José María Gómez Villora, el magistrado presidente del tribunal del jurado que juzgó a Maje y Salva y que consideró por unanimidad a ambos culpables del asesinato el pasado 30 de octubre. El fallo establece que ambos son autores de un delito de asesinato con alevosía.

El magistrado ha aplicado a Maje la circunstancia agravante de parentesco, al ser esposa de la víctima, como pedía la Fiscalía, y ha apreciado la atenuante de colaboración con la justicia en Salva, con un año menos de prisión de lo que solicitaba el ministerio público. Junto a la prisión, se establece una indemnización conjunta y solidaria a la familia de la víctima de 250.000 euros: 100.000 para cada uno de sus padres y 50.000 para su hermano.

Maje había negado durante el juicio cualquier tipo de participación, planificación o deseo de la muerte de su marido y solo admitía haber encubierto a su examante, mientras que él confesó la muerte aunque aseguró que porque ella le pidió que lo hiciera. Su abogado, Javier Boix, anunció tras el veredicto del jurado popular su intención de recurrirlo.

El jurado popular creyó a Salvador y opinó que ambos actuaron de común acuerdo para perpetrar el crimen y que sería él quien ejecutaría la acción. Para ello, Maje facilitó las llaves del garaje a su entonces amante e información precisa de Antonio para que acabara con la vida de él a cuchilladas.

El presidente del tribunal ha recogido estas tesis y estima que todos los indicios contra los acusados, aplicando los cánones señalados de lógica, razón y máximas de experiencia “ratifican la tesis acusatoria y eliminan cualquier atisbo de duda razonable en cuanto a la participación en la planificación de María Jesús en la muerte de su marido”.

La resolución judicial declara probado que Salvador R.L. esperó a la víctima en el interior del garaje donde el hombre guardaba el coche y, “de manera súbita e inesperada”, le asestó seis cuchilladas que le causaron la muerte en pocos minutos. El acusado había planificado el crimen “de común acuerdo” con la mujer del fallecido, María Jesús M.C., quien le había facilitado la llave para entrar al garaje, “así como información precisa sobre los horarios de su marido, el número de la plaza, modelo y matrícula del vehículo”.

Tras perpetrar el asesinato, Salvador R.L. se cambió de ropa y se deshizo de los guantes y del cuchillo que había utilizado en una poza séptica de una finca de su propiedad. Unas horas más tarde, según la sentencia, entre las 13.30 y las 14 horas del mismo día, se reunió con María Jesús M.C. en el domicilio de la hermana de ella para confirmarle que había ejecutado el crimen.

El fallo recoge que, tras ser detenido en enero de 2018, Salvador reconoció ser el autor material de la muerte del marido de Maje e indicó a los policías dónde se hallaba el cuchillo empleado para darle muerte, siendo recuperada el arma en la fosa séptica de una parcela de su propiedad. En noviembre de 2018, ya en prisión preventiva, solicitó declarar de nuevo ante el juzgado de instrucción y fue entonces cuando señaló que tanto él como María Jesús, a quien hasta ese momento había tratado de exculpar, habían planificado la muerte de la víctima.

Más información

Lo más visto en...

Top 50