La crisis del coronavirus

“Con los datos de Madrid, yo ya habría solicitado el estado de alarma”

Adrián Barbón, presidente de Asturias, la comunidad con mejores datos en la lucha contra la pandemia, rechaza que penalice pedir la ayuda del Gobierno

Entrevista al presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en su despacho el jueves.FOTO y VÍDEO: PACO PAREDES

Adrián Barbón (Laviana, 1979) se resiste a posar sin mascarilla pero al final, tras cierta persistencia, accede el tiempo justo. El presidente de Asturias, la comunidad que presenta los mejores datos en la lucha contra el coronavirus, le otorga mucha importancia a guardar una conducta que sirva de ejemplo. El barón del PSOE insiste a lo largo de la conversación que no pretende dar lecciones a nadie. El jueves, el día en que se realizó la entrevista, Asturias dejó de ser la excepción y superó la barrera de los 100 casos por 100.000 habitantes.

Pregunta. Esta semana ha declarado la alerta naranja, que implica restricciones importantes, en tres concejos. El de Laviana, presenta la mayor tasa de incidencia del Principado (447). En Madrid es de 722. ¿Si fuera su presidente habría declarado el estado de alarma?

Respuesta. Con los datos de Madrid, yo ya habría solicitado el estado de alarma. No hay que confundirlo con el confinamiento. Son cosas diferentes.

P. En la cúpula del PP piensan que sería como tirarse a las rocas. Que supondría el fin de una carrera política.

R. No lo comparto en absoluto. Hay que intentar no llegar a ese escenario, pero no supondría reconocer una debilidad. Y tampoco creo que debilitase a ningún Gobierno autonómico pedirlo.

P. ¿Se sintió en algún momento amordazado por el estado de alarma, como la presidenta de Madrid?

R. En esta pandemia, lo primero que habría que desterrar es el partidismo. Se equivocan aquellos presidentes o presidentas que quieran hacer de la gestión de la pandemia un debate partidista. La gente nos pide que dejemos de lado las tribus ideológicas y que unamos esfuerzos. Sé que sobre futuribles no se puede construir, pero si se hubiera hecho bien el plan de desescalada final en determinadas autonomías la incidencia en España hubiera sido mejor.

P. ¿Se han eludido responsabilidades o se ha intentado por parte de algunas comunidades responsabilizar en exclusiva al Gobierno?

R. En las conferencias de presidentes autonómicos he defendido que tenemos que ejercer nuestras competencias. Pablo Casado dice que la gestión de las pandemias es competencia exclusiva del Gobierno. Bueno, yo soy licenciado en Derecho, sabía que no era así, pero pedí un informe jurídico. Y me confirmaron lo que ya sabía: que era mentira. No hay una competencia en pandemias que sea del Gobierno. Yo desde luego lo tengo claro. Si tengo una competencia la tengo que ejercer. Y si necesito ayuda, la pediré.

“Tenemos que ejercer las competencias. Y, si necesito ayuda, la pediré”

P. ¿Han hecho una buena gestión presidentes autonómicos del PP?

R. Sí. No quiero entrar a dar nombres por no generar polémicas, pero es evidente que hay presidentes autonómicos que han gestionado aceptablemente bien.

P. ¿Qué distingue a Asturias, por qué tiene los mejores datos?

R. Prefiero decir que son los menos malos. Hay quien habla del éxito asturiano, pero quiero dejar claro que no hay ningún éxito cuando hemos tenido casi 400 fallecidos. Pero tampoco ha sido cuestión de suerte. Invertimos el 38% del Presupuesto del Principado en sanidad. Somos la segunda comunidad que más invierte per cápita en materia sanitaria, por debajo de País Vasco, que tiene otro régimen fiscal. Otro instrumento muy útil es que mientras en muchas comunidades se habían privatizado los laboratorios de microbiología y virología, en Asturias hicimos una inversión potentísima que está demostrando su utilidad. Nos permite ser una de las comunidades que más capacidad tiene para hacer PCR.

P. ¿No han influido la geografía y las comunicaciones mejorables con el resto de España?

R. No es cuestión de la suerte ni de geografía. Hay quienes imaginan que Asturias es una especie de núcleos rurales dispersos que no tienen relación unos con otros. En el área central de Asturias, en el triángulo entre Avilés, Gijón, Oviedo y los núcleos urbanos de alrededor, viven 800.000 personas. Otro de nuestros principios es la transparencia máxima. Aquí no se oculta nada, se explica y no se anda con paños calientes. Intentamos implicar desde el principio a toda la sociedad, es decir, que esto no fuera una batalla de los sanitarios o del Gobierno. No, esto es una batalla colectiva.

P. ¿Qué autocrítica hace? ¿Qué podría haber gestionado mejor?

R. Quizá al principio reaccionamos más tarde de lo que debimos. Hay que tener en cuenta que somos la comunidad autónoma más envejecida y la que tiene mayor índice de patologías pulmonares relacionadas con la actividad industrial o minera. Eso nos hace ser más vulnerables. Lo que ahora tenemos que saber es sacar lecciones de marzo. Tenemos que anticiparnos y ponernos siempre en el peor de los escenarios a la hora de tomar decisiones. Por ejemplo, instalamos un hospital de campaña que no llegamos a utilizar. Siempre hemos intentado ir un poco por delante de los acontecimientos. Por eso hemos aplicado la alerta naranja en varios concejos. Si no doblegamos la curva en una semana habrá que tomar la siguiente decisión, que serán confinamientos perimetrales. Esto es así.

P. ¿Y la economía?

R. En Asturias anteponemos la salud a la economía porque además tenemos la teoría de que la mejor garantía para reanimar la economía es la salud. Lo vimos este verano, cuando Asturias se convirtió en uno de los destinos turísticos más apetecibles por los buenos datos de la incidencia de la covid.

P. ¿Madrid es España dentro de España?

R. Me hizo recordar aquello de Santa Teresa, “vivo sin vivir en mí”. Bueno, no entiendo muy bien qué quiso decir [Ayuso], a ver si resulta que los demás somos España fuera de España. Ya sería todo estrambótico. España no es solo Madrid. Madrid es fundamental, es la capital, pero quien crea que España se reduce a Madrid se equivoca. Siempre me ha parecido mal las particularidades que algunos reclaman para sus comunidades, como por ejemplo el independentismo catalán. Madrid es España, pero España no acaba en Madrid igual que la política no empieza y acaba en Madrid, como algunos se creen.

"Quien crea que España se reduce a Madrid se equivoca”

P. ¿La política nacional termina en la M-30? ¿Es real o una sensación?

R. Algunos se equivocan si creen que la política empieza y acaba en Madrid. La política es mucho más amplia y España es un proyecto común pero al mismo tiempo muy plural y diverso en el que yo no quiero pintar más, pero menos tampoco. Alzaré la voz tantas veces sea necesario para defender lo que creo mejor para Asturias. Me da igual que siente mal, siente bien o siente regular.

P. ¿Qué aporta y puede aportar Asturias al proyecto de España?

R. Asturias es una comunidad muy orgullosa de su historia, pero al mismo tiempo es una comunidad humilde en el sentido de que no, no vamos por la vida dando lecciones. Ni somos prepotentes ni nos creemos más que nadie. Esto lo dice mucho Adriana [Lastra], nuestra portavoz del grupo parlamentario en el Congreso y vicesecretaria general. Por ejemplo, podemos aportar en la gestión de los servicios públicos, tenemos una historia que nos avala. Y tenemos la mejor costa conservada de toda España, producto de decisiones políticas que la protegieron de la especulación urbanística. Ahora, en una situación en la que estamos afrontando el cambio climático, Asturias ofrece en este sentido una calidad de vida envidiable. Asturias puede ofrecer un cobijo para vivir con calidad de vida a personas que puedan teletrabajar, que es un fenómeno que se va a ampliar. Al mismo tiempo, tenemos una sólida base industrial. Esta industria tiene que adaptarse, se tiene que actualizar y puede ser una industria pujante. Asturias es una tierra de muchas oportunidades, solo nos faltaba volver a creer en nosotros. Los asturianos teníamos que recuperar nuestra autoestima.

P. ¿Se había perdido en los últimos años?

R. Es que Asturias sufrió muchas crisis consecutivas. Todas las reconversiones que ha habido en España, todas, estuvieron en Asturias. Coja cualquier reconversión, la que sea. En Asturias estuvieron todas: la del medio rural, la siderurgia tradicional, la minera, la térmica, la naval… Asturias es la tierra que más reconversiones ha sufrido de toda España. Eso evidentemente nos afectó. Ahora esta situación de crisis visualiza todas las oportunidades que ofrece Asturias.

P. ¿Puede ser que en Asturias el PSOE pueda ensanchar más su espacio defendiendo ciertas banderas regionalistas?

R. La Federación Socialista Asturiana cumple 120 años en enero. Si hemos llegado hasta aquí es porque estamos íntimamente unidos a Asturias. Nosotros nacimos para Asturias. Cuando se construyó la Federación Socialista Asturiana era precisamente para dar una respuesta desde el socialismo democrático a Asturias. Pero al mismo tiempo no se entiende la historia de Asturias sin la Federación Socialista Asturiana. Yo siempre digo que somos el partido de Asturias, creo que lo representamos fielmente, porque evolucionamos con Asturias, cambiamos con Asturias. Igual que Asturias va cambiando y va planteándose nuevos retos, la Federación Socialista Asturiana va actualizando su discurso. No entiendo un posicionamiento de la Federación Socialista Asturiana que no pase por la defensa de Asturias, de su tradición, de su cultura, de su historia, de su lengua y de sus valores.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50