SENTENCIA PROCÉS

PP y Vox avisan al Gobierno de que recurrirán los indultos a los presos del ‘procés’, que relacionan con los Presupuestos

El partido ultra acusa al “Gobierno social-comunista” de permitir “la consumación del golpe de Estado que se perpetró en Cataluña en 2017”

El líder del Partido Popular, Pablo Casado (a la izquierda), conversa con el diputado popular Pablo Montesinos a las puertas del Congreso, este miércoles. En vídeo, declaraciones de Casado sobre el indulto a los presos del procés.(FOTO: EFE | VÍDEO: EUROPA PRESS)

El anuncio en el Congreso del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, de que el Gobierno tramitará a partir de la semana próxima los indultos a los presos del procés ha cogido por sorpresa al resto de partidos. Las reacciones más furibundas a dicho anuncio han sido las de los portavoces de la derecha. Tanto el PP como Vox han avisado de que estarán vigilantes y que si el Ejecutivo acaba concediendo esos indultos, los recurrirán ante la justicia. Ambas formaciones han relacionado esa tramitación con la negociación de los Presupuestos y con la reforma del Código Penal para cambiar los delitos de rebelión y sedición.

Fuentes de la dirección del PP abundaron en los argumentos que sus dirigentes suelen repetir en muchas de sus comparecencias cuando se aborda la situación en Cataluña y los intentos negociadores del actual Ejecutivo de coalición. Según el PP, al “Gobierno se le cae la máscara” al reconocer por primera vez “que va a tramitar los indultos a aquellos que intentaron dar un golpe a la legalidad”. Los populares sostienen que eso es “parte del precio que paga Sánchez por la investidura y por los Presupuestos” y que el Ejecutivo canjea así “estar en el poder a cambio de impunidad a quienes trataron de acabar con la Constitución y la legalidad vigente”. Además, el PP cree que la reforma, también auspiciada por el ministro de Justicia, para cambiar los delitos de rebelión y sedición en el Código Penal será para “beneficio de los condenados por el 1-O”.

El partido que dirige Pablo Casado conecta estos anuncios gubernamentales con la negociación del Ejecutivo con Bildu, “incumpliendo su palabra”, para “el acercamiento de presos etarras al País Vasco” e, incluso, con la decisión del Gobierno de excluir al rey Felipe VI de la entrega de despachos a los jueces este viernes en Cataluña. Los populares destacan que seguirán defendiendo la Constitución, el Estado de derecho y la igualdad entre españoles: “Si Sánchez no defiende España, lo hará el PP”. Y avanzan que si se conceden los indultos a los presos del procés recurrirán ante el Tribunal Supremo, que tiene que pronunciarse antes sobre la concesión de los mismos.

Casado improvisó una comparecencia al final de la mañana en el Congreso de los Diputados para denunciar que mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había “huido a Bruselas” para evitar su pregunta de control (en realidad acudió a la capital comunitaria para mantener varias reuniones institucionales tras la desconvocatoria de una cumbre por culpa de la covid-19), en España coincidía el veto a una presencia del Rey en Cataluña, la negociación de los Presupuestos de la vicepresidenta Carmen Calvo con Bildu, y la entrada del país "oficialmente en recesión con una caída del crecimiento del 18%”; además, dijo, hay más muertos que nunca por la pandemia y el ministro de Justicia anuncia los indultos y la reforma de delitos de sedición y rebelión en el Código Penal. Casado ratificó que “el PP es incompatible con dar indultos a los condenados por dar un golpe a la Constitución en Cataluña” y con renovar los cargos institucionales con un Gobierno en el que está Podemos, un partido al que catalogó como investigado por financiación irregular.

El líder del PP rememoró que en la última campaña electoral preguntó hasta 10 veces a Pedro Sánchez si pensaba indultar a los presos del procés y que no le contestó. Y luego enumeró las reformas de tipos delictivos del Código Penal relacionadas con el proceso independentista que el PP propuso en ese momento y que no prosperaron. Todas esas críticas y otras que enlazó con la situación educativa llevaron a Casado a concluir: “La degradación institucional de España no tiene parangón en nuestro entorno y debe detenerse ya”.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha contestado al líder del PP y le ha pedido que ‘'se abroche'’ más a la Constitución y que deje de interpretarla de forma “flexible'' cuando le interesa. Calvo ha negado que la tramitación de los indultos sea un gesto a los partidos independentistas en un contexto de negociación presupuestaria y ha recordado que gestionar los indultos es una de las obligaciones de la administración general del Estado y del Ministerio de Justicia. ‘’El Gobierno no puede no tramitar lo que está obligado a tramitar” y ha recordado que es ''una obligación'' para el Ejecutivo. Calvo ha explicado que el ministro de Justicia tiene plazos para tramitar los expedientes y que si los incumple incurre él mismo en un delito. "Esos plazos durante el estado de alarma han estado suspendidos para muchas cosas en la administración pública, y una vez que se reanudan, cuentan los días y hay que cumplir con nuestras obligaciones'', ha rematado.

Los argumentos del PP han sido muy similares a los de Vox. La secretaria general de este partido en el Congreso, Macarena Olona, ha anunciado que la formación ultra “adoptará las medidas legales pertinentes si el Gobierno decide conceder los indultos a los presos separatistas condenados por el golpe de Estado del 1 de octubre de 2017”.

“Vox estará atento a la tramitación de los expedientes de indultos que ha anunciado el ministro de Justicia porque venimos defendiendo que este Gobierno social-comunista ha permitido la consumación del golpe de Estado que se perpetró en Cataluña en 2017 para mantenerse en el poder: primero para asaltar La Moncloa y luego permanecer en el poder. En la hoja de ruta estaba la concesión de los indultos: primero por la puerta de atrás del artículo 100.2 del reglamento penitenciario y ahora formalmente a través del instituto de indulto. Como de concederse será claramente ilegal, podemos asegurar que defenderemos la ley con todas las acciones legales a nuestro alcance”, ha señalado Olona.

Por su parte, Ciudadanos mantiene su disposición a negociar los Presupuestos a pesar de que está radicalmente en contra de la concesión de indultos a los líderes independentistas. Fuentes de Cs consideran ''del todo inadmisible que el Gobierno baraje la posibilidad de indultar a los líderes separatistas que dieron un golpe de Estado en Cataluña'' y avisan de que si el Gobierno decide hacerlo, Cs lo recurrirá. Al mismo tiempo, en el partido de Inés Arrimadas diferencian el inicio de la tramitación, al que Justicia está obligado, de que el Gobierno efectivamente conceda esos indultos, y de momento no se levantarán de la mesa para negociar los Presupuestos. Ahora bien, en Cs están muy pendientes de cómo evoluciona este proceso y de cómo avanza la intención del Gobierno de reformar el delito de sedición, un asunto que para el partido es una línea roja.

En Cataluña, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha subrayado que las peticiones de indulto para los condenados por el procés deben empezar a tramitarse de inmediato porque se acaba el plazo legal que marca la ley. En declaraciones a SER Catalunya, Iceta ha comentado que, cuando se pide un indulto, en el periodo de un año se debe comenzar a tramitar, y, puesto que “estamos a punto de que haga un año” desde que se presentaron esas peticiones, ha dicho, se comenzarán a tramitar en breve, por lo que el anuncio del ministro es, desde su punto de vista, “una no noticia”. Iceta ha recordado que el trámite del indulto no es una decisión directa del Consejo de Ministros, sino que requiere “la opinión del tribunal sentenciador, el conocimiento del comportamiento penitenciario de la persona que ha pedido el indulto y escuchar a quien lo ha pedido”.


Lo más visto en...

Top 50