La Guardia Civil detiene a 12 vietnamitas por explotar a compatriotas cuidando plantaciones de marihuana

Seis personas han sido liberadas tras encontrarlos en situación de semiesclavitud

Una de las plantaciones de marihuana encontrada durante la operación de la Guardia Civil de tráfico de drogas que se ha desarrollado en las provincias de Toledo, Madrid, Segovia y Guadalajara.
Una de las plantaciones de marihuana encontrada durante la operación de la Guardia Civil de tráfico de drogas que se ha desarrollado en las provincias de Toledo, Madrid, Segovia y Guadalajara.EFE

Un total de 12 personas de origen vietnamita, de entre 25 y 48 años, han sido detenidas por la Guardia Civil en una operación contra la explotación laboral y el tráfico de drogas que se ha desarrollado en las provincias de Toledo, Madrid, Segovia y Guadalajara. Otras seis personas de la misma nacionalidad, que trabajaban en las plantaciones interiores en condiciones de semiesclavitud, han sido liberadas este miércoles, día contra la explotación sexual y la trata de personas.

Las actuaciones policiales contra las plantaciones de marihuana comienzan a ser habituales en España. “Lo que venía siendo considerado, en épocas pretéritas, como una actividad de carácter menor, desarrollada en ámbitos locales o provinciales por delincuencia de baja intensidad o con destino al autoconsumo, se está convirtiendo en un importante problema criminal para la Seguridad Pública de España y de toda la UE”, advierte en un reciente informe el Instituto Armado.

Una nave alquilada

La investigación se inició cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que unos ciudadanos de origen asiático habían alquilado en extrañas circunstancias una nave industrial del polígono Los Llanillos, en Sigüenza (Guadalajara).

El operativo de vigilancia, montado por los agentes en torno a la nave, les permitió comprobar que estaba siendo utilizada para cultivar y procesar plantas de marihuana. La organización criminal, cuyo cabecilla era también de origen vietnamita, “utilizaba a compatriotas que eran desprovistos de su documentación para impedir su libre circulación y obligarlos a trabajar sin descanso”, señala la nota enviada por la Guardia Civil. “En los registros se encontraron dormitorios habilitados en los lugares de trabajo que carecían de adecuadas condiciones de vida e higiene”, remarca.

La operación de la Guardia Civil contra una organización dedicada a la trata de personas con fines de explotación laboral.
La operación de la Guardia Civil contra una organización dedicada a la trata de personas con fines de explotación laboral. GUARDIA CIVIL (Europa Press)
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una vez procesada la marihuana, usaban un vehículo para el transporte de la droga a distintas naves industriales y a domicilios ubicados en Castilla-La Mancha, Castilla y León y la Comunidad de Madrid.

Las investigaciones “han permitido acreditar la existencia de una organización delictiva organizada y estructurada, dedicada al cultivo de grandes plantaciones de marihuana y a la trata de seres humanos para su explotación, que albergaban pretensiones de extender el negocio ilícito a otras zonas del país”, aseguran en la nota informativa.

El líder de la organización situaba en los escalones más altos de la misma a personas de su confianza y en los escalones más bajos a compatriotas más vulnerables, sin papeles, sin conocimiento del idioma y sin recursos económicos, señalan fuentes de la investigación.

A los detenidos se les imputan los supuestos delitos contra la trata de seres humanos, contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y falsedad documental.

Expansión

Esta última operación de la Guardia Civil contra el tráfico de marihuana viene a confirmar que organizaciones criminales de toda Europa están expandiendo sus actividades hacia el tráfico de esta droga debido a su alto rendimiento económico (en clave de coste-beneficio). “Estos grupos se están asentando en España, principalmente en Cataluña, en la Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Madrid y Castilla-La Mancha, estableciendo sobre todo cultivos indoor (en interior) de alto rendimiento y tamaño medio-grande”, señalan fuentes del Instituto Armado. Aseguran que “la mayor parte de la producción está destinada a la exportación”, lo que añade un carácter de internacionalización al problema.


Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS