Fuertes lluvias y desplome de las temperaturas en toda la Península por una borrasca propia de noviembre

Las precipitaciones serán generalizadas, fuertes, persistentes y acompañadas de tormenta y granizo, mientras que las temperaturas caerán entre cinco y diez grados según las zonas

Los mapas de probabilidad de precipitación de jueves a lunes. CÉSAR RODRÍGUEZ BALLESTEROS / AEMET
Los mapas de probabilidad de precipitación de jueves a lunes. CÉSAR RODRÍGUEZ BALLESTEROS / AEMET

Una extensa, profunda y extemporánea borrasca atlántica dejará en la Península lluvias abundantes y una importante caída de las temperaturas, especialmente de las máximas, a partir de este jueves y al menos hasta el lunes, alerta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). “Aunque no es un fenómeno extraordinario, sí es poco habitual para esta época del año y para las latitudes que va a alcanzar, a las puertas del golfo de Cádiz”, explica Rubén del Campo, portavoz de la Aemet. Tanto, que el Centro Nacional de Huracanes de EE UU está siguiendo su evolución.

La borrasca, que no ha sido nombrada y que de serlo se llamaría Odette, entrará por el sur y provocará una gran inestabilidad que ha comenzado ya desde la madrugada de este jueves, con tormentas débiles en la zona centro, Castilla y León y el interior del Cantábrico, que serán apenas un aperitivo. Dada su amplitud, advierte Aemet, afectará en mayor o menor medida a todo el país, con la excepción de Canarias y Baleares. Las lluvias serán generalizadas, fuertes o muy fuertes y persistentes, e irán acompañadas de tormenta y, en algunos puntos, de granizo. Lo peor se espera para el viernes y primera mitad del sábado.

Mapa de las anomalías de temperatura máxima de jueves a lunes. CÉSAR RODRÍGUEZ BALLESTEROS / AEMET
Mapa de las anomalías de temperatura máxima de jueves a lunes. CÉSAR RODRÍGUEZ BALLESTEROS / AEMET

Las temperaturas, sobre todo las diurnas, bajarán en buena parte del interior peninsular entre cinco y diez grados según las zonas. “Del jueves al viernes, pasaremos de un ambiente veraniego a plenamente otoñal y fresco para la época en las dos Castillas, Madrid, Extremadura y Andalucía occidental, donde los valores estarán hasta cinco grados por debajo de los normales. En cambio, en el Cantábrico y en el área mediterránea van a seguir por encima de lo normal hasta al menos el sábado o el domingo”, puntualiza el portavoz de Aemet. Por ejemplo, en Madrid se pasará de 32ºC este miércoles a 22ºC el viernes, mientras que en Bilbao se rondarán los 30ºC hasta el sábado y en Baleares, los 32ºC.

Este es el pronóstico día a día:

Este jueves por la tarde entrará el primero de sus frentes asociados y empezará a llover en toda la mitad oeste del país, con intensidad en Galicia, oeste y sur de Castilla y León, Comunidad de Madrid y norte de Castilla-La Mancha y de Extremadura. “Serán lluvias que localmente pueden alcanzar o superar los 15 litros por metro cuadrado en una hora y pueden ser persistentes, sobre todo en el entorno del sistema Central, que hará de represa de las nubes”, detalla Del Campo.

A partir del viernes, la borrasca se adentrará en la Península y la barrerán distintos frentes. “Primero hará un viaje hacia el este por el sur de Portugal y luego, empezará a subir por el norte, lo que garantizará dos días de mucha lluvia en prácticamente toda la Península”, continúa Del Campo. Donde menos lloverá será en las zonas más próximas al mar Mediterráneo y en el País Vasco. Por contra, regará de forma copiosa y persistente el sur de los grandes sistemas montañosos ―norte de Castilla y León, Comunidad de Madrid, sur de Castilla y León, norte de Extremadura y sur de sierra Morena―.

El viernes ya hay avisos de nivel naranja, el segundo de una escala de tres, por lluvias de 30 litros por metro cuadrado o más en una hora en el entorno del sistema Central. Los avisos son amarillos, el primer nivel del sistema de Meteoalerta, por 15/20 litros por metro cuadrado en 12 horas en buena parte de Castilla y León, Navarra, norte de Aragón, Castilla-La Mancha y Andalucía oriental; y de 40/50 litros en 12 horas en el sur del sistema Central.

El sábado continuará lloviendo bastante durante la primera mitad del día en buena parte de la mitad oeste, sobre todo en el norte de Aragón y de Cataluña, norte de Castilla y León y de Extremadura, y menos que el viernes en Andalucía. El domingo la lluvia se concentrará en el noroeste ―Galicia, Asturias, Castilla y León y Extremadura―, mientras que el resto del país puede llover, pero cuatro gotas. A partir del lunes, se espera que la borrasca, ya muy debilitada, se aleje por el Cantábrico hacia el sur de las islas Británicas, por lo que las precipitaciones quedarán restringidas al norte, aunque “las peculiaridades de esta borrasca hacen que los pronósticos tengan mucha incertidumbre”.

Qué tiene esta borrasca de especial

¿Qué tiene de especial? Para empezar, el Centro Nacional de Huracanes de EE UU, que controla los ciclones en la cuenca atlántica, “está monitorizándola porque en su profundización, camino hacia la Península, va a adquirir ciertos tintes tropicales o subtropicales, como un núcleo cálido, cuando lo normal sería que fuera frío”, indica Del Campo, que aclara, ante el ruido que empieza a haber en las redes sociales, que "esto no quiere decir que vaya a venir ni un huracán ni una tormenta tropical”. Las probabilidades de que la borrasca se convierta en alguno de estos fenómenos son de apenas un 10%.

 

Otra de sus particularidades es que el núcleo cálido “va a interactuar con la tormenta tropical Vicky, que se sitúa al norte de Cabo Verde” y que “está succionando aire muy húmedo procedente de los trópicos”, por lo que viene cargada de “mucha humedad de latitudes muy bajas”, razón por la que dejará tanta agua. Su causa profunda puede estar relacionada con la temporada de huracanes tan intensa, la más activa de la historia, que “altera toda la circulación atmosférica”, aunque es “un extremo que hay que estudiar”.

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS