SESIÓN DE CONTROL AL GOBIERNO

La mascarilla militar de Abascal deriva en un duelo de honor

La portavoz de Vox en el Congreso, Macarena Olona, renuncia a su réplica y desafía al vicepresidente Iglesias a encontrarse en la sesión de control de la próxima semana

Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno, durante la sesión del control al Gobierno de este miércoles En vídeo, Iglesias debate con Macarena Olana, diputada de Vox.FOTO: J. J. GUILLÉN (EFE) / VÍDEO: EPV

La sesión de control de este miércoles ha dejado una imagen inédita en Congreso de los Diputados, que uno de los parlamentarios desaproveche su oportunidad de réplica. La portavoz de Vox en el Congreso, Macarena Olona se ha quedado sin palabras después de escuchar al vicepresidente del Gobierno hablar de la mascarilla con el símbolo de la brigada de paracaidistas que llevaba Santiago Abascal la semana pasada y de acusarles de tapar sus complejos “con símbolos militares en las mascarillas”. “Nos veremos en la siguiente sesión de control”, ha emplazado Olona a Iglesias.

Todo ha empezado con una anécdota de Iglesias. “Tengo algunos amigos paracaidistas que no cesaban en su cachondeo viendo cómo llevaba el símbolo de la brigada alguien que hizo todo lo posible para librarse del servicio militar”, ha comentado Iglesias, haciendo referencia a Santiago Abascal. “Ustedes son la derecha de toda la vida que pretende tapar sus complejos con símbolos militares en las mascarillas", ha rematado.

Olona había preguntado al vicepresidente si tiene la intención de dimitir ante los escándalos judiciales que afectan a Podemos, aludiendo a la denuncia contra varios de sus miembros por presunta financiación ilegal. “No va a dimitir por una sencilla razón”, se respondió Olona. “Fuera de su escaño al que se agarra y su silla en La Moncloa no le queda nada. No tiene una patria a la que regresar, una bandera a la que abrazar, no tiene un proyecto político donde refugiarse”. Y ha concluido: “Señor Iglesias, dimita porque dimitir no es un nombre ruso”.

En su respuesta, el vicepresidente ha recordado la intervención de Abascal de la semana pasada, en la que calificó al Ejecutivo actual como “el peor Gobierno que ha tenido nuestro país en 80 años”, incluyendo la dictadura franquista. “Le reconozco una cosa. Cuando les llamamos fascistas nos equivocamos, porque ustedes son una cosa mucho más cutre", ha añadido Iglesias.

Cuando Olona le ha emplazado a la siguiente sesión de control, el vicepresidente ha retomado la retórica caballeresca: “Como caballero retado me toca elegir las armas: la palabra”, ha concluido, entre las risas y los aplausos de su formación.

Lo más visto en...

Top 50