El líder del nuevo sindicato de Vox fue denunciado por atacar la libertad sindical

Alonso arrancó carteles sindicales en el Parlamento andaluz y dijo que los ricos lo son “por naturaleza”

Rodrigo Alonso, diputado de Vox, durante la presentación del sindicato Solidaridad. En vídeo, Alonso acusa a los sindicatos de haber olvidado a los trabajadores. FOTO: VOX / EUROPA PRESS / VÍDEO: EUROPA PRESS

Solidaridad, el nuevo sindicato patrocinado por Vox, ya tiene secretario general. Se trata de Rodrigo Alonso, presidente de Vox en Almería y parlamentario andaluz. Este empresario de las telecomunicaciones y marketing digital, licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Granada, se hizo famoso por una polémica intervención en el Parlamento andaluz, donde espetó al representante de Adelante Andalucía, grupo regional de Podemos: “Olvídense de los ricos. Los ricos son ricos por naturaleza”.

Sin embargo, su actuación más polémica la protagonizó en enero pasado. La sección de la CGT, sindicato mayoritario en el Parlamento de Andalucía, le denunció ante la Mesa de la Cámara por arrancar dos carteles informativos del tablón sindical de anuncios y arrojarlos a la basura, en lo que el sindicato tachó de “ataque totalitario” a la libertad de expresión y a la libertad sindical.

La presentación de Solidaridad (su verdadero nombre, según el registro, es Sindicato para la Defensa de la Solidaridad de los Trabajadores de España, pero sus miembros evitan llamarlo así), se ha celebrado este lunes en un polígono industrial de Coslada, una ciudad del cinturón rojo de Madrid donde Vox obtuvo el 16% de los votos en las pasadas elecciones generales.

En el acto ha intervenido el presidente de Vox, Santiago Abascal, quien ha definido al nuevo sindicato como “patriótico, antiseparatista y anticomunista”. Abascal ha afeado al secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, que deseara a la nueva organización “todo lo peor del mundo” y se ha quejado de que desde los sindicatos de clase “se insultara a los obreros de derechas”, aunque él ha calificado a éstos de “mafia”.

El bautismo de la nueva criatura ha venido apadrinado por Francesco Paolo Capone, secretario general de la UGL italiana, un sindicato heredero de la CISNAL (la organización sindical del partido neofascista MSI) ahora próximo a la Liga Norte de Matteo Salvini.

Entre las 12 medidas que la nueva organización plantea como carta de presentación figuran “liberar [a los trabajadores] de los sindicatos corruptos”; elevar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), aunque sin especificar cuantía; y dar “prioridad a los trabajadores residentes en España en el acceso a puestos de trabajo” facilitando la expulsión de los inmigrantes que no encuentren empleo.

Según su secretario general, un total de 5.732 trabajadores han solicitado afiliarse a su sindicato (con una cuota de cinco euros al mes), cuyo nombre definitivo está pendiente de la demanda que el sindicato Solidaridad Obrera ha presentado ante la Audiencia Nacional por usurpación de una denominación histórica del anarcosindicalismo español. En realidad, el sindicato de Vox se inspira en el liderado a finales del pasado siglo por Lech Walesa, cuyo logo ha copiado, cambiando la bandera polaca por la española.

Más información

Lo más visto en...

Top 50