Exteriores exige acelerar la reforma migratoria de la UE

“No podemos quedarnos parados ante las terribles escenas de Moria”, enfatizó González Laya este jueves

La ministra de Exteriores, Arancha Gonzales Laya, habla con su homólogo de Chipre, Nikos Christodoulides, en Berlin, el pasado agosto.
La ministra de Exteriores, Arancha Gonzales Laya, habla con su homólogo de Chipre, Nikos Christodoulides, en Berlin, el pasado agosto.KAY NIETFELD (AFP)

Casi cinco años después de la gran oleada de refugiados y migrantes que arribaron a Europa a raíz de la guerra en Siria, la Unión Europea carece de un modelo coherente para gestionar los flujos. El incendio que ha destruido el gran campo de refugiados de Moria, en Grecia, dio este jueves pie a la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, a reclamar que se acelere en Bruselas la reforma migratoria pendiente. “Los países de primera línea, que protegemos la frontera exterior de la UE, tenemos necesidad de una solución”, ha señalado este jueves en una conferencia de prensa telemática desde la sede del ministerio.

España comparte con Grecia e Italia la reivindicación de que el próximo marco migratorio de la UE limite la responsabilidad de los países que suponen el primer punto de llegada de los migrantes irregulares. Frente al intento de una buena parte de los Estados del norte de que sean estos Estados los que tramiten las solicitudes de asilo de quienes pidan protección y las eventuales expulsiones de quienes no puedan acceder a ese estatus, los países mediterráneos reclaman una responsabilidad compartida.

Más vías legales

“No podemos quedarnos parados ante las terribles escenas de Moria. Hay que adaptar el sistema europeo con solidaridad, justicia y humanidad”, enfatizó González Laya, que comparecía junto a su homólogo ucranio, Dmytró Kuleba, de visita en Madrid. La ministra abogó por abrir más vías legales para llegar al club comunitario y por apoyar de manera más decidida a los países origen de las migraciones. “Deberíamos dar un enfoque más económico a la ayuda que destinamos a esos países, que genere un desarrollo mayor”, sugirió la ministra. Europa es el principal donante mundial de ayuda al desarrollo.

Para limitar la acción de las mafias que trafican con personas, la jefa de la diplomacia española defendió una “política de tolerancia cero hacia las redes”. Por último, para quienes ya están en Europa, reclamó una mejor inserción de los migrantes en el mercado laboral y una reforma de la ley de asilo, empantanada en Bruselas.

La diplomacia española confía en que la próxima propuesta de las instituciones comunitarias para tratar de forjar un consenso recoja en mayor medida la posición de los países mediterráneos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS