Podemos insiste en rechazar los presupuestos con PP y Cs

El portavoz de la formación Rafa Mayoral zanjó que no hay “encajes” para llegar a acuerdos con ninguno de los dos.

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en los Cursos de Verano en San Lorenzo de El Escorial.
El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en los Cursos de Verano en San Lorenzo de El Escorial.Eduardo Parra - Europa Press / Europa Press

Los dos socios del Gobierno toman posiciones de cara a la próxima batalla que tienen por delante. La aprobación de los presupuestos, el pilar que deberá sostener al Ejecutivo, vuelve a alejar a PSOE y Unidas Podemos. Un día después de que la ministra portavoz, María Jesús Montero (PSOE), invitara a PP y Ciudadanos a negociar las cuentas, Podemos salió en defensa de la posición del vicepresidente Pablo Iglesias, contrario a pactar con ambos. El portavoz de la formación Rafa Mayoral zanjó que no hay “encajes” para llegar a acuerdos con ninguno de los dos.

La cuerda que une al Gobierno de coalición vuelve a tensarse, con un diálogo en público acerca de los apoyos parlamentarios a los presupuestos, el próximo asunto clave tras el acuerdo del fondo europeo de recuperación. Con la mirada puesta en las cuentas públicas de 2021, que La Moncloa quiere presentar como muy tarde en octubre, toca otra vez hacer números y buscar socios para consolidar una mayoría que refrende el proyecto presupuestario, clave para reactivar la economía española. La estrategia del PSOE pasa por llamar a todas las fuerzas políticas a unirse a la negociación de los que ha bautizado como “presupuestos de la recuperación”, incluido el PP, aunque su prioridad es ganarse el apoyo de Ciudadanos: La Moncloa ha bautizado esa búsqueda de socios como “geometría total”, frente a las geometrías variables que permitieron sacar adelante las votaciones del estado de alarma con la mayoría de la moción de censura o con Cs. Unidas Podemos, que siempre se ha aferrado a la mayoría de la investidura, ha ido modulando su postura sobre la posibilidad de nuevos acuerdos hasta zanjar este viernes que no ve los “encajes” para un pacto con estas fuerzas.

El vicepresidente y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha ido endureciendo el mensaje sobre un posible pacto con Cs, que el PSOE anticipa desde hace semanas, tras el acercamiento entre las dos fuerzas en las votaciones sobre el estado de alarma. “Es posible que me equivoque y la capacidad persuasiva del presidente haga que nos apoye Cs”, dijo Iglesias a principios de julio, después de un Consejo de Ministros. Pero esta semana, en su participación en los cursos de verano de El Escorial, elevó el tono y aseguró que unas cuentas de los suyos y los de Arrimadas eran “incompatibles”.

Montero achacó el jueves las palabras de Iglesias en El Escorial a un desliz de verano más propio del líder de Podemos que del vicepresidente, pero la formación, que este viernes reunió a su ejecutiva, subrayó que esa es su posición de partida. “No es una cuestión de poner líneas rojas, sino de proyectos políticos”, dijo el portavoz Rafa Mayoral tras la reunión. Preguntado sobre si pueden surgir problemas entre los socios, Mayoral emplazó al PSOE a responder si se pueden compatibilizar unos presupuestos con mayor inversión social con los planteamientos económicos y fiscales del PP o Cs. “Los pactos están para cumplirse”, recordó en referencia al acuerdo programático que firmaron con el PSOE.

El acuerdo europeo logrado esta semana, a través del que España percibirá 140.000 millones de euros en ayudas, facilita la elaboración de las cuentas pero no resuelve la aritmética parlamentaria. Podemos es consciente de la dificultad que entraña volver a reunir la mayoría de la investidura en otoño, sobre todo por la volatilidad que ha demostrado ERC en los siete meses de legislatura; más ahora con las elecciones catalanas en el horizonte. Aun así, cierran filas ante la posibilidad de un acuerdo presupuestario de la mano de Cs, que entienden difícil de explicar ante sus votantes.

Mayoral también se refirió a la derogación de la reforma laboral, otra de las banderas de Podemos y que, tras el acuerdo en Bruselas, el PSOE apuesta ahora por retrasar. “Nuestra posición ha sido clara, queremos acabar con esos recortes en derechos laborales, en eso estamos trabajando y eso está en el acuerdo de coalición. Cuanto antes, mejor”, afirmó.

La de este viernes fue la primera rueda de prensa tras la celebración de una ejecutiva desde octubre. El partido decide así tomar la iniciativa después del impasse en el que se sumió tras la entrada en la coalición, con sus principales líderes en tareas de Gobierno, y después de los procesos asamblearios para refrendar a Iglesias como secretario general y renovar las direcciones territoriales. La comparecencia también es la primera tras el batacazo electoral el 12-J en Galicia y Euskadi. La portavoz Isa Serra aseguró este viernes que el liderazgo de Iglesias está “absolutamente revalidado”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50