PSOE y Podemos impiden que Iglesias comparezca por el ‘caso Dina’ en el Congreso

PP, Ciudadanos y Vox pedían que el vicepresidente segundo diera explicaciones sobre la retención durante meses de la tarjeta del móvil de su exasistente

El secretario general de Podemos y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, durante la campaña de las elecciones gallegas.
El secretario general de Podemos y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, durante la campaña de las elecciones gallegas.Cabalar / EFE

PSOE y Unidas Podemos han rechazado este martes la convocatoria de la Diputación Permanente del Congreso para que comparezca Pablo Iglesias por el conocido como caso Dina, en el que la Audiencia Nacional investiga el supuesto robo de un móvil a Dina Bouselham, una de sus antiguas asistentes, y cuyo contenido acabó publicado en varios medios de comunicación. El PP, Ciudadanos y Vox habían pedido que el vicepresidente segundo diera explicaciones sobre la retención durante meses de la tarjeta del móvil de su exasistente. PSOE y UP consideran que ese asunto no tiene que ver con su labor de vicepresidente. Unidas Podemos defiende que las explicaciones tienen que enmarcarse en una comisión más amplia sobre las “cloacas del Estado y sus connivencias con algunos medios de comunicación y sectores judiciales”. PSOE y Podemos disponen de mayoría en la Mesa del Congreso para bloquear las propuestas de la oposición.

La Mesa de la Cámara baja ha rechazado así, por seis votos de la coalición del PSOE y Unidas Podemos frente a los tres del PP y Vox, fijar una sesión especial de la Diputación Permanente, que es el órgano que se reúne en el Congreso en periodos vacacionales o inhábiles, para que Iglesias dé explicaciones sobre el caso Dina. PP, Cs y Vox han incrementado la presión sobre este caso y lo han querido convertir incluso en una polémica que pudiera afectar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por mantener a Iglesias como vicepresidente. Entienden que Iglesias está ocultando datos, como no informar durante meses de que disponía de la tarjeta de ese móvil cuya sustracción había denunciado su exasesora y que luego fue hallada destrozada.

Podemos, sin embargo, entiende que no procede esa comparecencia porque excede de las competencias actuales de Iglesias como vicepresidente segundo del Gobierno. Gerardo Pisarello, secretario de la Mesa del Congreso, ha comparecido este martes para sustentar su voto y el del PSOE contra la iniciativa de la oposición porque las considera mal fundamentadas. Pisarello ha añadido que el vicepresidente no tiene competencias directas sobre ese caso y que la posición expresada insistentemente durante la reciente campaña electoral por el propio Iglesias sobre que todo lo relativo al caso Dina y el móvil robado debe discutirse, pero “en el marco de una comisión más amplia sobre las cloacas del Estado y las mediáticas, donde todos los actores puedan comparecer”.

Pisarello abundó, en este sentido, en la idea de Iglesias de formar una comisión de investigación en el Congreso sobre todo lo relacionado con el caso Villarejo, y las grabaciones y connivencias del excomisario de policía, pero también de lo que denominó como “ese infraestado” que entiende que funciona en España entre algunos miembros del aparato policial, ciertos medios y determinados sectores de la justicia. Y agregó: “No hay caso Dina, hay caso Villarejo y caso cloacas del Estado”.

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Carlos Rojas, sin embargo se rebeló contra ese bloqueo del PSOE y Podemos que tildó de “nuevo episodio de atropello a la democracia” al querer “amordazar al Parlamento”. El PP denunció el comportamiento de Iglesias y también ese caso el apoyo del PSOE y avisó de que seguirán exigiendo responsabilidades al vicepresidente y a Pedro Sánchez: “Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que el señor Iglesias dé la cara”, dijo cuando se le preguntó si recurrirán la decisión de esta mañana de la Mesa del Congreso.

Comisión sobre el rey emérito

El diputado y miembro de la dirección del grupo parlamentario de Unidas Podemos Gerardo Pisarello compareció en realidad para incidir en la necesidad de formar en el Congreso cuanto antes una comisión de investigación para indagar sobre “la verdad de las relaciones de España y Arabia Saudí y el papel de comisionista del rey emérito”. El PSOE, su socio en el Gobierno, se ha aliado para vetar esa comisión en la Mesa de la Cámara con el PP y con Vox. Pisarello se agarró este martes a las noticias recientes sobre las indagaciones de la justicia suiza sobre una transferencia de 3,5 millones de euros de una cuenta de Juan Carlos I a las Bahamas y sobre una supuesta estructura de fraude urdida por la examiga del monarca, Corinna Larsen, para defraudar, publicada por El Confidencial, para remarcar que es más necesario que nunca que el Congreso tenga conocimiento de la situación directamente y no por los medios.

Podemos recurrió el último rechazo a crear esa comisión y está a la espera de que tanto la Mesa como la Junta de Portavoces del Congreso estudien de nuevo su recurso. Por eso Pisarello ha demandado a los demás grupos que reconsideren su rechazo y entiendan que las noticias sobre esas presuntas actuaciones de Juan Carlos I no es que sean “inquietantes”, como admitió el presidente Pedro Sánchez, sino “inadmisibles”.


Más información

Lo más visto en...

Top 50