_
_
_
_
_

Primer episodio violento en la campaña vasca: atacan con pintura la tumba de Fernando Buesa

Los radicales profanan el panteón del dirigente socialista asesinado por ETA a tres días de las elecciones

La tumba del dirigente del PSE-EE asesinado por ETA Fernando Buesa tras ser atacada con pintura roja, en Vitoria. En vídeo, imágenes de la tumba de Buesa y reacciones de su hija y del lehendakari, Íñigo Urkullu.Vídeo: DAVID AGUILAR / EFE

La violencia se ha colado en la recta final de la campaña electoral vasca. Unos desconocidos han atacado esta pasada noche la tumba del dirigente socialista asesinado por ETA en febrero del año 2000 en Vitoria, Fernando Buesa. La lápida, donde figura la frase “Fue un hombre de paz. Defendió la libertad de todos con la palabra”, ha sido rociada con pintura roja.

La fundación que lleva el nombre del exconsejero del Gobierno vasco asesinado por ETA ha denunciado los hechos y ha considerado que “el discurso del odio sigue presente” en la sociedad y que, “lejos de ignorarlo”, hay que “denunciarlo y rechazarlo sin matices para deslegitimar el terrorismo”.

Sara Buesa, hija del político asesinado, ha expresado a través de las redes sociales la tristeza y el disgusto de la familia. “El odio se combate con amor y el mal con bien. El silencio y la inacción revictimizan. Defender la libertad y combatir el odio es cosa de todos”, ha escrito.

A las denuncias se ha sumado también el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien en las redes sociales ha expresado su estupor por un ataque que “merece un rechazo y una condena sin paliativos, ni eufemismos”. Tras mostrar su apoyo a la familia de Fernando Buesa, ha señalado que “atacar una sepultura es repugnante y carente de todo principio humanista. Es una muestra de embrutecimiento y deshumanización”.

La profanación de la tumba de Buesa también ha sido criticada por EH Bildu. Esta formación ha publicado un tuit en el que muestra su “rechazo más absoluto al ataque al panteón de la familia Buesa”, a la que expresa “toda” su solidaridad. El resto de partidos vascos, sin excepción, han manifestado su repulsa por este ataque.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, ha señalado que “las heridas y el dolor que dejaron las décadas del terrorismo no cicatrizarán mientras persistan acciones de odio e intransigencia” como la agresión sufrida por la tumba donde reposan las cenizas de Buesa”.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) ha mostrado su “más firme condena al deplorable ataque” y ha afirmado que “ETA ya no mata, pero sus herederos y justificadores ponen mucho empeño en humillar a sus víctimas. Así son los ‘nuevos tiempos sin ETA”. La Fundación Miguel Ángel Blanco ha enviado un “gran abrazo” a la familia y amigos de Buesa y ha denunciado que “el odio impide la más mínima piedad con los asesinados”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_