Elecciones autonómicas

Correos paraliza el reparto de sobres electorales de Vox por llevar mensajes que pueden vulnerar derechos

La Junta Electoral Central debe pronunciarse este miércoles ante la reclamación del partido ultra

Modelos de sobres de Vox País Vasco emitidos para las elecciones autonómicas del 12 de julio de 2020.
Modelos de sobres de Vox País Vasco emitidos para las elecciones autonómicas del 12 de julio de 2020. / Europa Press

Vox ha solicitado a la Junta Electoral Central (JEC) que ordene “urgentemente” el reparto masivo de su propaganda electoral para las elecciones autonómicas del 12 de julio en el País Vasco y Galicia y ha acusado a Correos de “secuestrarla”. La sociedad estatal ha paralizado la distribución de los sobres con las papeletas del partido ultra a la espera de que el órgano que vela por la limpieza de los procesos electorales se pronuncie, lo que está previsto que suceda este miércoles. Los sobres de Vox llevan impreso en su exterior mensajes que, según sospecha Correos, podrían vulnerar derechos fundamentales.

En el escrito remitido el pasado lunes a la JEC, al que ha tenido acceso EL PAÍS, Correos recuerda el reglamento de prestación del servicio postal de 1999, cuyo artículo 16 prohíbe los envíos “cuya envoltura o cubierta contenga textos o dibujos que vulneren cualquiera de los derechos fundamentales de la persona”.

A la vista de que los sobres de Vox llevan impresos en su exterior mensajes que podrían violar este artículo y que la misma circunstancia se da tanto en las elecciones gallegas como en las vascas, Correos se ha dirigido a la Junta Electoral Central (JEC) pidiéndole “criterio sobre la procedencia de circulación de estos sobres de propaganda electoral” y advirtiéndole de que su distribución ha quedado “pendiente de lo que [esta] determine”.

Correos pide la “máxima celeridad en la contestación, dada la brevedad y rigidez de los plazos electorales”. Según las fuentes consultadas, la JEC tiene previsto pronunciarse este miércoles.

Vox defiende que los textos impresos en el exterior de sus sobres no pueden suponer lesión alguna de los derechos fundamentales, puesto que “todos ellos han sido extraídos de publicaciones que ofrecieron los datos basándose en fuentes fidedignas, sin que se tenga noticia de que ninguna persona haya ejercitado acción alguna contra los medios que los publicaron”.

En concreto, en muchos sobres enviados a electores gallegos se reproduce la frase “Los separatistas del BNG [Bloque Nacionalista Galego] invitaron a un grupo terrorista a su mitin en Santiago”, una información, según Vox, de la que se hicieron eco diversos medios de comunicación. En realidad, este titular procede de ContandoEstrelas, una web de extrema derecha, y se refiere a un mitin celebrado en Santiago de Compostela en julio de 2018, al que habrían acudido miembros del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLE).

En muchos de los envíos destinados a Euskadi figura también la frase “Las violaciones aumentaron el 37% en el País Vasco, con un incremento de la delincuencia del 7,8%”, cuya fuente, según el partido de Santiago Abascal, es el propio Ministerio del Interior. En realidad, se trata de un titular del diario El Mundo sobre un teletipo de la agencia Efe de febrero de 2019.

La frase “Urkullu considera necesaria la llegada de inmigrantes para afrontar el reto demográfico”, que figura en el exterior de otro sobre, corresponde a un titular de la Cadena SER en el País Vasco de septiembre pasado.

Vox insiste en que estas afirmaciones en medios de comunicación no fueron desmentidas, rectificadas o denunciadas, por lo que el partido “de ninguna manera puede ser considerado como vulnerador de ningún derecho fundamental”.

Además, alega que impedir la entrega de los sobres con propaganda electoral conculca derechos fundamentales como el acceso en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos. Para Vox, la decisión de Correos de paralizar el reparto postal es “absolutamente desproporcionada”, y “no tiene fundamento”, por lo que pide que se ordene “urgentemente el envío masivo de la propaganda electoral”.

“Es procedimiento habitual que ante situaciones dudosas se acuda a pedir criterio a las juntas electorales para garantizar el cumplimiento escrupuloso de las obligaciones de servicio público que se nos imponen”, replican fuentes de Correos.

No es la primera vez que el partido ultra protagoniza una polémica de este tipo. En diciembre de 2015, también tras una consulta de Correos, la JEC paralizó la distribución de sobres electorales en cuya cubierta Vox había impreso la bandera y el escudo de España, por considerar que podía vulnerar la ley de Banderas y la Ley Electoral. El Supremo autorizó días después su distribución como medida cautelar y, ya en 2017, falló que no es ilegal el uso de la enseña nacional siempre que no se le añada el logo de un partido.



Lo más visto en...

Top 50