Vox expulsa del partido a tres de sus cuatro diputados en Murcia

Juan José Liarte, Francisco José Carrera y Mabel Campuzano mantendrán sus actas, por lo que el partido de ultraderecha se quedaría sin grupo parlamentario propio

Juan José Liarte, durante una intervención en la asamblea de Murcia.
Juan José Liarte, durante una intervención en la asamblea de Murcia.Marcial Guillén / EFE

El Comité de Garantías de Vox ha expulsado del partido a tres de los cuatro diputados que tenía en la Asamblea Regional de Murcia, a los que ya había suspendido de militancia a finales del pasado mes de mayo. La decisión afecta al hasta ahora portavoz parlamentario del partido, Juan José Liarte; al secretario primero del Parlamento autonómico, Francisco José Carrera, y a la diputada Mabel Campuzano, a los que el Comité de Garantías ha notificado la expulsión a través de sendos correos electrónicos. El presidente de la gestora del partido en Murcia, José Ángel Antelo, ya había anunciado que adoptarían esa medida la pasada semana en una entrevista en prensa local.

En una rueda de prensa, Liarte ha confirmado este martes su intención y la de sus compañeros de mantener sus escaños, como ya habían avanzado cuando fueron suspendidos. “Hicimos un juramento por el que nos comprometíamos a la defensa de nuestros principios y valores ante quienes nos han votado (…). Si somos expulsados, seguiremos defendiendo las mismas ideas sin ser del partido”, ha resumido. Sin embargo, para el diputado regional, el haber sido expulsado de las filas de Vox no equivale necesariamente a tener que abandonar su grupo parlamentario: “Ya no somos diputados del partido Vox pero sí del grupo parlamentario Vox mientras no se adopte una resolución en sentido diferente”, ha señalado, por lo que serán los servicios jurídicos de la Asamblea regional los que deberán tomar una decisión al respecto. Según el reglamento del Parlamento murciano, es necesario contar con al menos tres diputados para formar grupo parlamentario propio, por lo que los tres expulsados podrían constituirlo. Vox, en cambio, quedaría con un único representante, Pascual Salvador, que tendría que sumarse al Grupo Mixto, integrado en la actualidad por los dos parlamentarios de Podemos. Los de Santiago Abascal fueron la fuerza más votada en la comunidad autónoma en las últimas elecciones generales, con casi un 28% de los votos.

En las autonómicas de mayo de 2019 se quedaron muy lejos de ese resultado, con un 9,46% de los apoyos (fueron la cuarta fuerza), pero sus diputados regionales son fundamentales para el Gobierno murciano, porque la coalición formada por PP (16 escaños) y Ciudadanos (6) se queda a uno de la mayoría absoluta. El apoyo del único representante de Vox bastaría, no obstante, para garantizar esa mayoría. Los motivos que llevaron a la suspensión de militancia primero y a la expulsión ahora de los tres parlamentarios, según explicó el propio Liarte en su momento, estaban relacionados con el despido, de manera unilateral y sin contar con la dirección de Madrid, de cuatro de los trabajadores del grupo parlamentario. Además, habrían quitado como titulares de las cuentas bancarias del grupo parlamentario a los dirigentes nacionales que figuraban en ellas.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50