LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Urkullu propone celebrar las elecciones autonómicas vascas en julio

Convocará a los partidos el próximo día 30 para consensuar con ellos la fecha definitiva

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la consejera de Salud, Nekane Murga, a su llegada este viernes a la reunión de la Diputación Permanente del Parlamento Vasco en Vitoria. En vídeo, Urkullu plantea celebrar las elecciones autonómicas en julio.ADRIÁN RUIZ DE HIERRO (EFE) | Atlas

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha propuesto este viernes a los partidos celebrar las elecciones autonómicas en julio. El lehendakari lo ha dicho en el Parlamento vasco, en una sesión de la Diputación Permanente, después de que las previstas para el 5 de abril fueran aplazadas por la crisis de la covid-19. El lehendakari ha anunciado que el próximo 30 de abril convocará una mesa de partidos para evaluar la declaración de emergencia sanitaria, que comenzó a mediados de marzo y permitió aplazar los comicios, y analizar la posibilidad de convocar las elecciones en el plazo de tres meses, antes de agosto. Para Urkullu, a partir del 26 de abril se inicia una “nueva fase” en relación con la pandemia en la que, “sin abandonar la visión sanitaria, van a cobrar más relevancia los ámbitos sociales y económicos de cara al futuro”.

Las elecciones vascas coincidían en fecha con las gallegas. El presidente de la Xunta descarta, por su parte, pronunciarse sobre la posible fecha de celebración de los comicios gallegos. En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo ha dejado claro que las elecciones “no están en la agenda del Gobierno gallego en este momento”.

“Somos conscientes de que cada día que pasa se agota la legislatura y de que está a punto de finalizar”, ha reconocido. No obstante, ha puntualizado que la convocatoria dependerá de dos factores: “que se levante el estado de alarma dictado por el Gobierno y de cómo evolucione la pandemia y como ninguno de ellos depende de nosotros, debemos ser prudentes y no especular”.

Feijóo ha reconocido que mantiene conversaciones habitualmente con Urkullo sobre la crisis sanitaria y “sobre las medidas del Gobierno vasco, que se parecen bastante a las nuestras”.

No obstante, no parece claro que el presidente gallego opte por la celebración en el mes de julio de los comicios considerando que acaba de posponer parta 2021 la convocatoria que estaba prevista para junio de oposiciones al cuerpo de profesorado, una decisión por la que clamaban oposición y sindicatos toda vez que movilizaría a cerca de 20.000 personas.

Feijóo advierte que prefiere no aventurar fechas y asegura que ha quedado en valorar con los grupos de la oposición la situación de la autonomía y que, cumpliendo el compromiso pactado, volverá a convocarlos para hablar de la convocatoria electoral” porque los comicios, puntualiza, “tienen que celebrarse sí o sí”.

EL PSE PIDE PRUDENCIA

El PSE-EE, socio del PNV en el Gobierno vasco, ha advertido al lehendakari de que esa posible convocatoria no puede condicionar las medidas que se vayan a adoptar para luchar contra el coronavirus. La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, ha mostrado su confianza en que los comicios solo se celebrarán cuando existan las necesarias garantías para la salud de los ciudadanos y para el derecho a la “participación política”.

El lehendakari ha justificado el anuncio en que según los expertos puede producirse un rebrote de la covid-19 en otoño, la fecha que manejaba para convocar los comicios, y que coincidía con el final de la legislatura. De esta manera, de celebrarse en julio, el adelanto electoral sería de tres meses. Pero también ha considerado que otro de los motivos que le ha empujado a proponer julio es que Euskadi necesita, en esta coyuntura, tener un Parlamento plenamente operativo y fuerte. “La dimensión y profundidad de la crisis demanda contar, cuanto antes, con un Parlamento plenamente constituido y un Gobierno (ahora en funciones) en plenitud de capacidades”.

Para Urkullu, de producirse las elecciones en julio, la constitución del nuevo Parlamento y del nuevo Gobierno se produciría en verano, retomando cuanto antes la actividad parlamentaria y ejecutiva. "Va a ser un momento fundamental para la ejecución del presupuesto de este año y la aprobación de las directrices económico-presupuestarias del próximo”, ha dicho.

Pese a las críticas del resto de la oposición de que el lehendakari no les está teniendo en cuenta, Urkullu ha explicado que las consecuencias de la pandemia y de la crisis sanitaria, social y económica que está generando el coronavirus "van a requerir del diálogo y el consenso, tanto en el ámbito político, como con el tejido social y con los agentes económicos”. Un diálogo que, sin embargo, ha unido a la futura renovación del Parlamento y a la constitución del nuevo Gobierno.



Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50