la crisis del coronavirus

Cinco días a base de zumos y helados en la India

El Gobierno fleta un avión para traer a más de 200 turistas españoles varados en el país asiático

Instalaciones del Instituto Cervantes de Nueva Delhi, que acoge a turistas españoles a la espera de viajar a Madrid, el jueves.
Instalaciones del Instituto Cervantes de Nueva Delhi, que acoge a turistas españoles a la espera de viajar a Madrid, el jueves. / Europa Press

Después de semanas de estrés y sin ver el fin de sus malogradas vacaciones, más de 200 españoles podrán regresar este fin de semana a España desde la India, donde permanecían atrapados a raíz del confinamiento decretado el pasado 21 de marzo por el coronavirus. Para repatriarlos ha sido necesario que el Gobierno español fletara un avión, ya que las rutas comerciales ordinarias llevan días interrumpidas. Con esta operación, Exteriores considera que ya habrán salido “la mayor parte de los viajeros españoles que lo habían solicitado”.

“Quiero llegar a casa porque mi familia está preocupada. Soy asmática y tuve neumonía hace años”, contaba Rebeca Martínez, valenciana de 36 años, alojada temporalmente al noreste de Bombay. Desde la capital financiera india y acompañados por el cónsul de España en la India, Jorge Lucas Cárdenas, ella y otros españoles tenían previsto viajar este viernes en autobús al aeropuerto internacional de Goa, Estado al sur del país. Desde allí despegará su avión de regreso, previo paso por Nueva Delhi, con la expectativa de que aterrice este domingo en Madrid. El coronavirus ha contagiado ya a cerca de 2.000 personas y ocasionado 50 muertes en el país asiático, según cálculos oficiales.

Exteriores lleva semanas tratando de facilitar el regreso de los españoles que han quedado varados en otros países en plena crisis del coronavirus (ya han asistido a unas 18.000 personas). De la India habían regresado ya unas decenas con opciones comerciales, pero el cierre del espacio aéreo para vuelos regulares llevó a la ministra, Arancha González Laya, a pedir por teléfono a su homólogo indio, Subrahmanyam Jaishankar, que permitiese este viaje, según relató ella misma este jueves en una entrevista en RNE. Un total de 232 personas habían mostrado interés en regresar a España, asegura Exteriores. Los pocos que quedan tras esta operación es porque “rechazaron trasladarse a uno de los puntos de concentración” para el viaje conjunto o porque, “debido a la premura, no tuvieron capacidad de llegar a tiempo”.

“Hasta que estemos en la puerta de embarque, no me lo creo. Aún tenemos que llegar al avión”, decía por teléfono Alejandro S. Lozano, de 45 años, aún escéptico pese a la media hora que separa su hostal del aeropuerto de Goa. Encerrado con su compañero de viaje, otro español, desde hace más de una semana, Alejandro describía la odisea vivida antes de encontrar alojamiento en la capital de la región más turística de la India: “Estuvimos cinco días alimentándonos de zumos y helados hasta que abrieron un supermercado el viernes pasado”.

Ante la falta de una medida nacional común a toda la India, Goa mantuvo sus establecimientos cerrados durante días, lo que causó caos en su población y entre los extranjeros que visitan sus playas. “Algunos turistas desobedecen el cierre, por lo que parte de la comunidad local y las autoridades la toman con todos nosotros”, explicaba la zaragozana María Belén Martínez, de 37 años, varada también en Goa a la espera del vuelo de regreso. “Ha habido mucho estrés entre los españoles que compartimos chat en la India pero entiendo que haya sido difícil fletar un avión cuando en España faltan hasta mascarillas”, añadía, agradeciendo la atención de las autoridades consulares.

Fuentes de la Embajada de España subrayan que la cooperación europea es “más que mejorable”, aunque precisamente este vuelo de regreso se ha organizado en el marco del mecanismo europeo de protección civil, que permite financiar con fondos comunitarios hasta un 75% del coste del viaje si incluye a ciudadanos europeos de más de un país. Antes de esta opción, los ciudadanos de la Unión han estado abandonando la India en vuelos organizados por sus autoridades consulares. En una ocasión, incluso, la aerolínea puso las plazas restantes a la venta sin comunicarlo, lo que desconcertó a los turistas.

“Tuvimos mucha ansiedad al recibir la noticia desde la embajada”, señalaba Catalina Marín, de 52 años, quien había comprado varios pasajes que se cancelaron. “Me he echado a llorar de tanta tensión”, explicaba desde el autobús organizado por la embajada que la trasladó junto a una veintena de españoles de Rishikesh, al norte del país, al Instituto Cervantes de Nueva Delhi. Desde la semana pasada, las autoridades consulares habilitaron el centro cultural español en la capital de la India como refugio para varias decenas de turistas españoles varados en el país asiático.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50