Primarias de Ciudadanos

Arrimadas e Igea chocan por la relación con el PSOE

Los candidatos a presidir Cs discrepan en el debate de las primarias por las coaliciones con el PP y el 10-N

La presidenta y portavoz del Grupo de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas conversa con el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea. En vídeo, los candidatos a liderar el partido debaten sobre su futuro.(FOTO: EFE | VÍDEO: EP)

Inés Arrimadas y Francisco Igea demostraron este miércoles en el debate de las primarias de Ciudadanos que tienen concepciones muy enfrentadas en asuntos clave del rumbo del partido: la relación con el PSOE, la autocrítica por el desplome electoral y las coaliciones electorales con el PP. Los dos candidatos a presidir Cs se cruzaron reproches mutuos, en un tono cordial, pero con discrepancias serias. Ambos reforzaron sus mensajes y sus posiciones de partida: Arrimadas en cabeza e Igea detrás, sin un ganador claro.

El vicepresidente de Castilla y León salió a la ofensiva pidiendo “perdón” a los militantes y reconociendo el error de no haber hecho “lo suficiente” para pactar con el PSOE cuando sumaban 180 diputados. Igea, miembro del sector crítico con Albert Rivera, fue uno de los siete dirigentes que se apartó en la ejecutiva de la decisión del veto a pactar con los socialistas. La portavoz parlamentaria de Cs, que estuvo conforme con aquella estrategia, contrapuso una visión diferente de lo sucedido: fue Pedro Sánchez quien “despreció” los distintos intentos de Cs para llegar a un acuerdo.

La relación con el Gobierno es una de las discrepancias de fondo entre ambos. Arrimadas defendió que el PSOE “se ha ido del espacio socialdemócrata” y propone “una oposición firme contra un Gobierno que no deja dormir tranquilos a millones de españoles”. “Cs ha podido cometer muchos errores”, subrayó Arrimadas, “pero sería muy injusto que asumiéramos todas las barbaridades que está haciendo Sánchez”. Igea, por su parte, sostuvo que Cs debe tratar de llegar a acuerdos también con el PSOE: “Necesitamos una España que se reúne, no que se enfrente”. “La política no es el arte de buscar enemigos”, reprochó Igea a su rival.

Las coaliciones con el PP que Arrimadas ha promovido para País Vasco, Cataluña y Galicia —aunque en Galicia no será posible— enfrentaron también a los candidatos. “Las matemáticas a veces son traicioneras: las coaliciones no suman. Y a veces incluso restan", criticó Igea. “¿Dónde esta nuestro proyecto, nuestro programa? Solo estamos hablando de puestos”, reprochó. “¿Qué ganamos? Dignidad y libertad para miles de constitucionalistas bajo el yugo del nacionalismo”, le contestó Arrimadas. La portavoz se mostró de acuerdo con “sumar” siempre “con identidad propia”, y puso como ejemplo el caso de Galicia, donde no hay acuerdo porque el PP pretendió una “absorción”.

Igea buscó el ataque contra Arrimadas, favorita en la elección interna, y la acusó de tener una estrategia continuista. La portavoz definió el desplome en las urnas como “un resbalón” y negó el continuismo, porque en la nueva etapa no estarán ni el presidente, Albert Rivera, ni ninguno de sus tres cargos de más confianza, empezando por el secretario general. “Hemos pagado como nadie los errores en las urnas”, sostuvo Arrimadas, que afeó a Igea una crítica “autodestructiva” sobre el partido. El candidato contrapuso que la dimisión de Rivera es “lo normal” tras una debacle en las urnas como la de Cs.

Arrimadas pidió a Igea con insistencia que se comprometa a dejar de criticar al partido si pierde las primarias. “Si yo fuera presidente quiero que me critiques”, le dijo Igea, en uno de los momentos de mayor tensión del debate. “Una cosa es discrepar y otra dar por muerto a tu partido”, zanjó Arrimadas.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50