CASO LEZO

El sospechoso reloj de 38.000 euros de Ignacio González

El juez del ‘caso Lezo’ investiga si el expresidente madrileño blanqueó dinero con la compra y posterior venta en subasta de un cronógrafo de lujo

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a la salida de la Audiencia Nacional para declarar por el caso Lezo.
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a la salida de la Audiencia Nacional para declarar por el caso Lezo.EL PAÍS

Caja de oro rosa de 18 kilates, sistema dual-wing de alta precisión y brazalete de piel. Así es el reloj de la prestigiosa marca Jaeger-LeCoultre valorado en 38.000 euros que el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, imputado por la trama de corrupción desmantelada en el caso Lezo, adquirió en una fecha no determinada y terminó subastando por la mitad de su precio en octubre de 2015, año y medio antes de su arresto detención. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha ordenado a la Guardia Civil investigar los detalles de la operación de compraventa protagonizada por el político del PP ante la sospecha de que se pudiera ocultar un presunto “blanqueo de capitales”, según recoge en un reciente auto al que ha tenido acceso EL PAÍS.

El magistrado toma la decisión tras recibir un informe policial de la Unidad Central Operativa (UCO) en el que se detalla el hallazgo de documentación referida a este reloj de lujo durante el registro efectuado en la sede de la empresa Subastas Segre, de la que Lourdes Cavero, esposa de Ignacio González y también imputada en la causa, fue presidenta de su consejo de administración hasta 2018. Según este informe, la empresa de subastas puso a la venta el 2 de octubre de 2015 el reloj junto a su “estuche y documentación” por un importe de 19.000 euros. De ese importe, la casa de subastas se quedó como comisión e impuestos indirectos cerca de 2.100 euros, mientras que el resto, 16.905,49 euros, los entregó mediante un cheque a Ignacio González.

Los investigadores destacan que el estudio de las cuentas bancarias del expresidente madrileño y su mujer reveló que, efectivamente, el primero ingresó un cheque por esa cantidad en una de sus cuentas bancarias tres días después de la subasta. Lo que no han localizado, destaca la Guardia Civil, es ninguna transferencia anterior para la compra de un reloj de lujo que, según recalca el informe policial, tiene un valor real cercano a los 38.000 euros, el doble por el que fue vendido por el político del PP. Los agentes sospechan que detrás de la compraventa hay, en realidad, una supuesta operación de blanqueo realizada por el matrimonio.

Por ello, el juez García-Castellón ha librado un mandamiento judicial a la sociedad que representa a la marca Jaeger-Lecoultre en España para que facilite a la Guardia Civil “de manera inmediata” toda la información sobre la persona que adquirió en primer lugar ese reloj, así como la fecha, el importe de la operación y el método de pago utilizado para su adquisición, ya fuera cheque, tarjeta bancaria o efectivo. Asimismo, reclama a la empresa Subastas Segre la identidad de la persona física o jurídica que se hizo con el cronógrafo en la subasta de octubre de 2015 y el método de pago. También le reclama saber qué responsable de la empresa autorizó el pago a Ignacio González.

Más información

Lo más visto en...

Top 50