_
_
_
_
_

Detenida en Chile una implicada en los últimos cinco secuestros virtuales registrados en España

La mujer fue arrestada cuando iba a cobrar los 600 euros que había enviado desde Madrid la última víctima de estas estafas telefónicas

Agentes de la Policía Nacional entran en una oficina de Correos en una imagen cedida por los investigadores. En vídeo, declaraciones de una portavoz del cuerpo.Vídeo: EFE

Las cuantías no eran elevadas, pero el temor que ocasionaba a las víctimas sí. La Policía Nacional ha esclarecido los últimos cinco secuestros virtuales ―una estafa telefónica en el que los delincuentes llaman a sus víctimas, en la mayoría de los casos elegidas al azar, e intentan hacerles creer que algún familiar suyo está secuestrado para exigirle dinero por su liberación― registrados en España tras la reciente detención en Chile de la mujer que presuntamente se encarga de cobrarlos. El arresto ha sido posible tras seguir los agentes el rastro de los 600 euros que la última de las víctimas, una mujer residente en Alcorcón, había remitido al país sudamericano a través de una oficina de envío de dinero. La detenida fue capturada cuando se disponía cobrarlo en Chile. La Policía española la considera implicada en cuatro de estas estafas denunciadas recientemente en la provincia de Madrid y una quinta en Sevilla. Con estos secuestros, la red a la que pertenecía había logrado un botín de 2.400 euros, según ha informado este miércoles la Policía Nacional.

Los hechos que han permitido el arresto de la presunta cobradora de los extorsionados se produjeron el pasado jueves en Alcorcón (Madrid). La Policía recibió una denuncia en la que se alertaba de que una mujer de la localidad había recibido una llamada telefónica en la que le exigían el pago de una cantidad tras asegurar que un familiar se encuentra secuestrado. Para ello, el interlocutor no había dudado en amenazar a la víctima con un lenguaje violento e, incluso, similar voces y gritos de fondo de la persona supuestamente retenida. Tras recibir la denuncia, los agentes de la comisaría activaron el protocolo para este tipo de estafas, lo que permitió detectar que se había hecho un pago de 600 euros a Chile ―país desde el que se hacen la inmensa mayoría de estas estafas telefónicas― y paralizar el envío para recuperar el dinero.

En paralelo, los agentes de la Sección de Secuestros y Extorsiones se pusieron en contacto con la policía chilena para intentar localizar y detener a los presuntos autores del secuestro virtual. Para ello, según ha detallado la Policía en una nota, se estableció un dispositivo de vigilancia alrededor de los posibles locales de envío de dinero del país sudamericano donde se podía producir el cobro. En los alrededores de uno de ellos, la policía chilena localizó a una mujer que, de manera sospechosa, enviaba y recibía mensajes a través del móvil antes de entrar en el establecimiento. Momentos después era arrestada cuando se disponía a retirar los 600 euros de la estafa.

En los últimos cinco años se han registrado en España 1.474 denuncias por este delito, según el Sistema Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior. La mitad de ellos se produjeron en 2016, con 765 casos ―en julio de aquel año se contabilizaron 107, casi cuatro al día―, y aunque desde entonces las cifras han registrado un descenso muy acusado hasta quedar en 104 denuncias en 2018, el último año refleja un ligero repunte hasta los 136 episodios. En estos cinco años han sidos detenidas o investigadas 17 personas, cuatro de ellas el último año.

La Policía Nacional alertaba este miércoles que “en esta época del año existe un repunte de llamadas extorsivas”. La inmensa mayoría procede de Chile y, en concreto, de sus centros penitenciarios, donde delincuentes encarcelados se hacen con teléfonos móviles para realizar sus estafas en España por la facilidad del idioma. Según expertos policiales, estos llaman al azar a numerosos teléfonos fijos, la mayoría de las cuales resultan fallidas, “pero con que uno pague, les compensa”. Empiezan pidiendo hasta 10.000 euros, aunque luego rebajan la cantidad de manera significativa, a veces a los 500 euros. En la actualidad, la Policía Nacional trabaja para crear equipos de investigación conjuntos con la policía chilena para combatir ese fenómeno delictivo.

Decálogo para evitar ser víctima

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Policía Nacional y Guardia Civil han elaborado sendos documentos con recomendaciones muy similares para que los ciudadanos sepan cómo actuar ante un secuestro virtual. Este es un resumen de ellos:

  1. No descuelgue o cuelgue rápidamente si le llaman desde un número con el prefijo 056, el de los teléfonos de Chile, o con número oculto.
  2. Desconfíe si le dicen que han secuestrado a un familiar. También si le ponen voces de fondo que simulan serlo.
  3. Mantenga la calma ante la violencia verbal del delincuente.
  4. Deje hablar al delincuente y, si es posible, grabe la conversación.
  5. Intente hacer una pregunta muy personal de la persona supuestamente retenida para poder deducir si se trata de un falso secuestro.
  6. Procure localizar a la supuesta víctima del secuestro por otra línea y avise a la policía.
  7. No dude en cortar la comunicación. Posiblemente el estafador desista y busque otra víctima.
  8. No pague la extorsión. Le exigirán el envío rápido de una cantidad de dinero no muy elevada.
  9. No facilite datos personales, familiares, de ubicación o de contacto. No publique información personal en redes sociales.
  10. Escriba inmediatamente todo lo que recuerde y acuda a denunciar los hechos, aunque no haya pagado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Óscar López-Fonseca
Redactor especializado en temas del Ministerio del Interior y Tribunales. En sus ratos libres escribe en El Viajero y en Gastro. Llegó a EL PAÍS en marzo de 2017 tras una trayectoria profesional de más de 30 años en Ya, OTR/Press, Época, El Confidencial, Público y Vozpópuli. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_