_
_
_
_
* Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.
_

Los mejores chalecos antiestrés para perros miedosos

De diferentes tallas y una colocación sencilla, estos chalecos antiestrés tienen como objetivo calmar a los animales miedosos y reducir el estrés en determinadas situaciones

Laura Román Pulido
Probamos los mejores chalecos antiestrés para perros. CORTESÍA DE AMAZON.
Probamos los mejores chalecos antiestrés para perros. CORTESÍA DE AMAZON.

No importa la edad o la raza. Hay perros que son miedosos por naturaleza y que determinadas situaciones de la vida cotidiana les suponen un auténtico estrés: salir a pasear y encontrarse con otros canes, que otras personas se les acerquen a saludarles, quedarse solos en casa, las visitas al veterinario…

Para evitar que el animal pase un mal rato de manera casi diaria, los chalecos o camisas antiestrés son una opción sencilla y económica para la mascota. Es una prenda que funciona por presión (similar a la de un abrazo) proporcionando al animal un efecto relajante.

Y es que numerosos expertos creen que esta presión puede hacer que consigan liberar endorfinas, las hormonas encargadas de proporcionar calma y bienestar. Los siguientes chalecos antiestrés están disponibles en diferentes tallas y precios.

Muy cómodo: Thundershirt-HGS-T01

Chaleco para perros Thundershirt-HGS-T01.
Chaleco para perros Thundershirt-HGS-T01.
V1

Para quién es: para perros muy activos.

Por qué lo recomendamos: es uno de los chalecos antiestrés más conocidos y cuenta con un diseño patentado por la marca, que permite ajustarlo al cuerpo del animal de forma muy sencilla ejerciendo sobre él una presión suave y constante.

Disponible en varias tallas, elegí para mi mascota la L (ideal para los que pesan entre 18 y 29 kg). Mi perro es muy miedoso, sobre todo con otros canes y personas desconocidas, así que decidí utilizarlo para los paseos por la calle.

El tejido es muy suave y elástico así que la primera prueba (que fue ponérselo) resultó fácil ya que incluye dos bandas con velcro en el cuello y en los laterales: primero se coloca por la espalda y se ajusta a la altura del cuello; después se ‘envuelve’ el torso con las solapas laterales inferiores y, por último, se ajustan las de la parte de arriba.

En esas zonas es donde se ejerce la presión simulando un abrazo humano, pero sin molestar en absoluto.

El perro iba muy cómodo con el chaleco puesto (tanto andando como corriendo apenas se movía, iba muy sujeto al cuerpo).

Tanto es así que los primeros días parecía que iba un poco más calmado por la calle, no obstante, es un proceso muy gradual y hay que ser muy constante: tuve que ponérselo todos los días, una vez al día, para ir comprobando el efecto calmante.

Después de dos semanas, dejó de ladrar a todos los perros que se encontraba por el camino (sobre todo a los que estaban más lejos) y, si alguno se le acercaba, aunque acababa ladrando, no se ponía tan nervioso.

Cuenta con zonas reflectantes para verle en la oscuridad y se puede meter en la lavadora, en un ciclo normal y con agua fría. Luego hay que secarlo al aire.

Sus puntos débiles: hay que ser muy constante para ver resultados.

Ficha técnica
Tallas: 7 (desde la XXS hasta la XX-Large).
Tejido: elástico.
Lavable: sí.

Tejido ligero: Kelivol

Chaleco para perros de tejido ligero.
Chaleco para perros de tejido ligero.
V2

Para quién es: para perros inquietos.

Por qué lo recomendamos: disponible en cuatro tallas (XS, S, M y L), hay que medir muy bien el contorno del cuello y el pecho. En el caso de mi perro, la talla L también le fue bien.

El tejido es elástico y transpirable y me sorprendió la suavidad que tiene al tacto. Con tres velcros ajustados en la parte del pecho y uno más ancho en el cuello, lo más recomendable es seguir las instrucciones del fabricante: primero ajustar la parte del pecho y luego la del cuello.

Los velcros se ajustan fácilmente y se quedan bien sujetos y pegados, sin apretar demasiado. El tejido parece algo más fino que el de los otros modelos, pero eso hizo que mi perro fuera muy cómodo y que saliera a la calle tranquilo.

Los primeros días de pruebas apenas noté cambios (seguía ladrando y poniéndose nervioso cuando otro perro o persona se acercaba), pero con el paso de los días lo noté algo más calmado.

Que el chaleco esté colocado y ajustado en menos de dos minutos y que sea tan ligero creo que también influye en el comportamiento del animal, ya que sale tranquilo y relajado desde casa. Cuenta con bandas reflectantes en el cuello y se puede lavar sin problemas en la lavadora.

Sus puntos débiles: hay que elegir muy bien la talla y medir correctamente el contorno del cuello y el pecho.

Ficha técnica
Tallas: 4 (XS, S, M y L).
Tejido: elástico y transpirable.
Tejido: elástico y transpirable.

Cuatro tallas: Haokaini

Chaleco para perros de color negro.
Chaleco para perros de color negro.
V3

Para quién es: para animales poco miedosos.

Por qué lo recomendamos: este chaleco antiestrés está disponible en cuatro tallas (S, M, L y XL) y tres colores a elegir. En mi caso también elegí la L, aunque hay que revisar muy bien las medidas, sobre todo las del cuello.

El tejido es suave y elástico y los velcros solo se colocan en dos partes: alrededor del cuello y en la parte inferior del torso. Los velcros no son de muy buena calidad, aunque resultan muy sencillos de ajustar sobre el animal.

Lo primero que noté es que se mueve bastante más cuando está en movimiento, corriendo, sobre todo, por lo que había que apretarlo bastante.

Eso hacía que el animal se sintiera incómodo ya que no tenía mucha libertad de movimiento. Haciendo la misma prueba que con los otros dos chalecos, mi perro se comportaba más o menos igual que si no lo llevara.

Es más, la presión sobre el cuerpo parecía mayor por lo que finalmente tuve que dejárselo más suelto, así que creo que no hizo realmente su función.

En los últimos días de pruebas es cuando noté que estaba algo más tranquilo (aunque nada destacable), además de necesitar más tiempo para acostumbrarse a llevarlo simplemente encima.

En mi opinión, creo que solo puede servir para las mascotas con miedos muy leves.

Sus puntos débiles: Los velcros no son de muy buena calidad y el chaleco queda bastante suelto sobre el animal.

Ficha técnica
Tallas: 4 (S, M, L y XL).
Tejido: de doble cara, elástico y transpirable.
Lavable: sí.

Un color bonito: Mint

Chaleco para perros transpirable.
Chaleco para perros transpirable.
V4

Para quién es: para perros que se encuentren en lugares con temperaturas suaves.

Por qué lo recomendamos: con tres colores a elegir (rosa, rojo y gris), elegí la talla L para mi perro, aunque le quedaba un poco suelta. Disponible en tres tallas más (XS, S y M), hay que seguir cuatro pasos para colocarlo en el cuerpo del animal. Primero por el torso y luego por el cuello, se tarda muy poco en colocar, aunque algo más para ajustarlo correctamente porque las bandas de los velcros no son muy largas. En mi caso, y teniendo en cuenta que le quedaba un poco grande, tenía que ajustárselo más de la cuenta por lo que a la hora de moverse el perro no estaba del todo cómodo.

En cuanto a su función para calmarle, puedo decir que prácticamente todos los días que lo probé con él ladraba a todos los perros por la calle. A última hora, y cuando ya volvíamos para casa, es cuando notaba al animal algo más calmado, pero no sé si era por el efecto calmante del chaleco o simplemente por haber corrido durante un rato. El tejido es suave, transpirable y elástico por lo que en días en los que las temperaturas son suaves no da nada de calor.

Sus puntos débiles: no noté el efecto calmante, aunque el color es bonito y el tejido es transpirable: ideal para días con temperaturas suaves.

Ficha técnica
Tallas: 4 (XS, S, M y L).
Tejido: elástico y transpirable.
Lavable: sí.

Otros chalecos antiestrés para perros interesantes:

chaleco

Si estás buscando un chaleco antiestrés para perro económico

Maodom disponible en cinco tallas, los precios oscilan entre los 6 y los 12 euros.

Cómo hemos elegido y probado los productos

Mi perro Rocky tiene casi catorce años y desde que está con nosotros siempre ha sido muy miedoso y desconfiado con los demás perros y con las personas que no conoce.

Cuando era más joven, huía de cualquier tipo de interacción, pero ahora, con el paso del tiempo, ladra a todos los perros (estén cerca o lejos) y eso le supone mucho estrés cuando estamos en un parque con otros animales o paseando por la calle.

Me decidí a probar estos chalecos antiestrés porque tolera sin problemas ponerse ropa encima y porque no implica una gran inversión de tiempo y dinero.

En mi opinión, estas son las características que tendría que tener un chaleco antiestrés para perros muy miedosos:

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 17 de febrero de 2024.

[Recuerda que si eres usuario de Amazon Prime, todas las compras tienen gastos de envío gratuitos. Amazon ofrece un período de prueba gratuito y sin compromiso durante 30 días.]

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Sobre la firma

Laura Román Pulido
Periodista especializada en los sectores tecnológico y educativo. Actualmente compagina el análisis de productos y elaboración de comparativas para EL PAÍS Escaparate con su labor como redactora de EDUCACIÓN 3.0.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_