Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Los mejores lavavajillas de marcas reconocidas con la mejor relación calidad-precio

Los modelos de Beko, Bosch, Hisense y Teka son los protagonistas de este análisis, y destacan en los apartados de diseño, programas y limpieza

Probamos y ponenos nota a los mejores lavavajillas de marcas reconocidas con una relación calidad-precio contrastada.
Probamos y ponenos nota a los mejores lavavajillas de marcas reconocidas con una relación calidad-precio contrastada.Pexels

Un máximo de 650 euros es el precio que hemos fijado a la hora de elegir los lavavajillas de libre instalación seleccionados para esta comparativa y en la que tres de ellos, en la actualidad, no superan el límite de los 450 euros. Estos electrodomésticos, de 60 cm de ancho y probados en su versión en color blanco (algunos también están disponibles con acabado en acero), tienen capacidad para entre 12 y 14 servicios en función del modelo y poseen varios modos de lavado.

¿Qué hay que tener en cuenta al comprar un lavavajillas?

Para nosotros, lo principal es elegir un modelo que limpie bien, sin prelavar los platos y otros utensilios y que ofrezca variedad de programas con distintas temperaturas que se adapten a distintos momentos y tipos de suciedad. Dicho esto, hay otros aspectos a valorar, que van desde su eficiencia energética (cuanto menos gasten, mejor), hasta su diseño o todo tipo de funciones adicionales.

¿Qué modelos hemos elegido?

Partiendo de esta idea, los cuatro modelos de lavavajillas baratos elegidos para participar en esta comparativa, son: Beko Autodose DFN26420WAD (8,5), Bosch Serie 2 SMS25AW05E (8,5), Hisense HS60240W (7) y Teka DFS26650 (7).

Para las pruebas, los hemos utilizado como método principal para la limpieza de platos, vasos, cubiertos y otros utensilios. En ningún caso hemos introducido ollas o sartenes, ya que según nuestra experiencia tienden a deteriorarse. Los hemos puesto dos veces a la semana, sin prelavar los platos y probando los distintos programas.

Así, en esta comparativa hemos valorado:

- Diseño: tanto del exterior y de la consola de mandos como de su interior; algo determinante a la hora de colocar las vajillas, cubiertos y otros utensilios de cocina.

- Programas: número de programas disponibles, la diferencia en duración y temperatura del agua en todos ellos, si hay disponible un modo específico para media carga…

- Limpieza: el aspecto determinante; cómo quedan los servicios tras el lavado con los distintos programas.

- Otros: desde su gasto energético hasta funciones adicionales como la detección de fugas de agua o el bloqueo infantil.

El mejor lavavajillas por menos de 650 euros

Tras tres meses de pruebas, dos lavavajillas han resultado ser nuestros favoritos: el modelo de Bosch y el de Beko. Ambos destacan por su eficiencia en la limpieza, aunque hemos considerado ganador al primero, debido a que es sutilmente mejor en este aspecto. El elegido como la alternativa lo es gracias a un buen número de funciones muy interesantes en el día a día.

Lavavajillas Bosch Serie 2 SMS25AW05E: nuestra elección

El ganador de nuestra comparativa de lavavajillas económicos es este Bosch Serie 2 que está disponible en acabado blanco (también hay versión en acero), con 60 cm de ancho y capacidad para 12 servicios. Dispone de varios programas de limpieza, incluido uno eco y uno rápido de aproximadamente 1 hora; tiempo suficiente para que deje platos, vasos, cubiertos y otros utensilios muy limpios sin enjuagarlos previamente.

Estas opciones se seleccionan desde una rueda situada en su parte derecha junto a una pantalla en la que informa del tiempo restante de lavado, o de si es necesario rellenar el depósito de sal o el del abrillantador. La cantidad que emplea para cada lavado es totalmente personalizable. También ofrece la posibilidad de un lavado a media carga y activar la función VarioSpeed que reduce el tiempo de lavado hasta un 65% en función de la cantidad de vajilla que haya dentro.

Gasta unos 95 litros de agua por cada lavado tomando como referencia el modo Eco (y 0,923 kWh de energía). Según la firma, supone un ahorro con respecto a otros modelos que se consigue gracias a una distribución eficaz del agua, una tecnología de filtrado optimizada, un calentamiento más rápido y una mayor potencia que incrementa la frecuencia de circulación de agua.

Es, además, muy silencioso (no tiene las tradicionales escobillas de grafito) e incorpora un sistema llamado AquaStop que, si detecta una fuga de agua, hace que la máquina deje de funcionar y extrae el agua para evitar daños.

Lo mejor, lo peor y conclusiones

  • Lo mejor: limpia realmente bien incluso en los modos más rápidos sin necesidad de prelavado.
  • Lo peor: el cesto para los cubiertos ocupa bastante espacio; los modelos más modernos prescinden de él.
  • Conclusión: un modelo de lavavajillas económico que lava platos, vasos, cubiertos y otros accesorios de cocina a la perfección.

Lavavajillas Beko Autodose DFN26420WAD: la alternativa y el de mejor relación calidad-precio

El lavavajillas de Beko ha sido un duro competidor para el modelo ganador de la comparativa y, de hecho, le iguala en puntuación; solo le situamos por debajo porque su rendimiento en la limpieza es mínimamente inferior. Entre sus puntos destacados está la incorporación de una buena cantidad de funciones muy modernas y útiles que facilitan mucho la limpieza.

Por ejemplo, se trata de una máquina con función autodose, es decir, que tiene un depósito que se llena de detergente y es ella misma la que gestiona qué cantidad emplea en cada lavado, ofreciendo hasta un mes de duración.

En color blanco, con 60 centímetros de ancho y capacidad para 14 servicios, el lavavjillas Beko Autodose permite organizar la bandeja para cubiertos en cinco posiciones diferentes en función del espacio que se necesite en la cesta superior, y también desplazarla hacia los lados para colocar ollas o sartenes, por ejemplo.

Tiene seis modos de lavado diferentes y 4 funciones (limpieza intensiva de bandejas de horno, media carga…). Todas se seleccionan desde unos botones táctiles situados bajo su pantalla, en la que se muestra toda la información; es un sistema muy parecido al del resto de electrodomésticos de la firma. Ofrece un buen rendimiento en el lavado, algo inferior eso sí, al del ganador de la comparativa.

Lavavajillas Hisense HS60240W

En este modelo nos encontramos con un espacio interior personalizable al poseer un cesto regulable en altura (el superior) y otro (el inferior) con los extremos plegables. De esta manera, es más flexible y se pueden lavar a la vez 13 servicios y hasta ollas y platos con un diámetro de 31 centímetros. Los materiales empleados para su construcción son algo endebles, y varias veces se han salido del carril.

Con seis modos diferentes de lavado —intensivo, eco, delicado-diario, rápido y enjuague—, utiliza una temperatura más alta en la última parte del programa para mejorar el secado. Se trata de una función que hay que activar manualmente (pulsando un botón identificado como Dry+) y que recomendamos usar, porque de otra manera no quedan bien secos.

En cuanto al lavado, además, hemos notado que el lavavajillas Hisense HS60240W no es tan eficiente al retirar restos de comida (sobre todo los más resecos) como otros de los modelos participantes de esta comparativa.

Por lo demás, tiene función específica para lavados de media carga; se puede elegir el inicio en diferido, es decir, elegir cuándo se desea que comience el programa con posibilidad de elegir entre 1 y 24 horas después de que se cierre la puerta; resulta bastante silencioso; e incorpora bloqueo para niños y un sistema anti fugas de agua.

Lavavajillas Teka DFS26650

Con una amplia superficie en el frontal en la que está ubicada su pantalla LED y el panel de mandos, tiene muchas cosas en común con el modelo de Hisense, tanto buenas como malas. Por ejemplo, se repite la sensación de que los materiales del interior son algo endebles y se salen las bandejas fácilmente.

Pero, por otro lado, cuenta con funciones interesantes como la posibilidad de activar un modo de secado adicional llamado en este caso ExtraDry, que genera un calentamiento intenso durante el proceso de secado que minimiza los residuos del lavado. Según la firma, hace que la vajilla (tiene espacio para 12 servicios) quede más brillante. Los resultados son positivos.

En cuanto a sus programas, el lavavjillas Teka DFS26650 cuenta con seis diferentes entre los que destaca uno automático que adapta la cantidad, la temperatura y la presión del agua según la suciedad. Es el modo que más recomendamos utilizar, ya que el de 1 hora deja algunos residuos. El resto de programas son Eco, Intensivo y Whisper, uno algo más silencioso que el resto. Además, posee una función de limpieza de media carga y programación del comienzo del ciclo.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 20 de abril de 2022.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS