CREADO PARA LEROY MERLÍN
Contenido patrocinado por una marca

Preservar los recursos naturales

Las cooperativas forestales del Pétén, en Guatemala, son un modelo de desarrollo social que beneficia a 1.500 familias, y que promueve la explotación sostenible de la madera de la zona.

Leroy Merlin
Arturo Godoy

En la comunidad de San Andrés, en la región del Petén (Guatemala), viven 174 personas, de las cuales un 80% trabajan en una cooperativa forestal que comenzó a funcionar en 2007. Esta es una de las nueve concesiones comunitarias que los bosques de la Reserva Maya de la Biosfera esta zona del país, y que apuestan por un modelo de sostenibilidad de tala selectiva que permite la regeneración de las masas forestales. La conservación y la extracción respetuosa con el entorno es una de las premisas de estas cooperativas. El ratio de tala es de 1,5 árboles por hectárea, es decir un árbol y medio en una superficie equivalente a la de un campo de fútbol. En toda la región, 1.500 familias se benefician de manera directa de esta forma de entender el comercio de la madera.

Leroy Merlin colabora con estas cooperativas a través de Madera Justa, un proyecto que promueve la formación y el trabajo local, así como la utilización de la materia prima que se obtiene de forma controlada y sostenible en sus productos. Madera Justa es una colaboración con la ONG Copade, que coordina e integra a distintos entidades y empresas, siendo además la primera colaboración público-privada para productos forestales en España.

En toda la región del Petén, 1.500 familias se benefician de esta forma de entender la explotación de la madera.

El proyecto aborda tres ámbitos: formativo, educativo y laboral, recogiendo criterios sociales y ambientales. De esa forma, se han realizado y se realizan talleres de capacitación y gestión forestal sostenible para los productores de Guatemala, ofreciéndoles asesoramientos y las herramientas necesarias para contribuir al desarrollo de su actividad y, por tanto, de su comunidad.

Madera Justa tiene un impacto en más de 5.000 beneficiarios directos de concesiones forestales comunitarias que explotan los bosques de la Reserva Maya de la Biosfera. De la misma forma, promueve la gestión sostenible de ecosistemas del alto valor biológico. La generación de mercados estables para estos productos permite garantizar la explotación racional de los bosques bajo el sistema FSC, que acredita las buenas prácticas en la explotación de la madera y que ha demostrado su efectividad en la conservación de los bosques, especialmente tropicales, siendo apoyado por entidades como Greenpeace y WWF.

Los talleres de capacitación y gestión forestal sostenible ayudan a los productores del Petén, en Guatemala, para el desarrollo de su actividad económica y el impulso de sus comunidades.
Los talleres de capacitación y gestión forestal sostenible ayudan a los productores del Petén, en Guatemala, para el desarrollo de su actividad económica y el impulso de sus comunidades.

La madera generada en este proyecto es utilizada siguiendo los criterios de Comercio Justo según la World Fair Trade Organization, y cuenta con el sello FSC de cadena de custodia, lo que acredita que se ha llevado a cabo una gestión sostenible y responsable de los bosques tropicales y de la materia prima. Esta madera, de variedades como el pucté, es la base sobre la que el equipo de Leroy Merlin ha creado suelos de exterior que incorporan criterios de ecodiseño en todo el proceso.

Como parte final del proyecto, Leroy Merlin comercializa en todas sus tiendas los productos para jardín desarrollados con la madera procedente del Petén, acompañados de una identificación y señalización específica que acredita su origen y con información para la sensibilización sobre las prácticas de Madera Justa, de manera que el consumidor sea consciente de la importancia de consumir productos con origen en un comercio justo.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS