Nueve consejos de experta para hacer la maleta

Saber elegir el tipo de equipaje y llevar prendas multiusos son solo dos de las técnicas que emplea esta profesional de los viajes

Consejos para hacer la maleta
Consejos para hacer la maletatwee Muizen

El periodismo de viajes es mi trabajo desde hace más de 15 años e ir cada semana a distintos destinos del mundo me ha permitido dominar lo que para muchos resulta ser todo un arte: empacar una maleta de forma estratégica. Después de recorrer miles de kilómetros aprendí lecciones a través de malas experiencias y entendí que, además de las reglas básicas, hay métodos que simplifican el engorroso proceso de meter todas las pertenencias en una valija. Aquí van nueve trucos muy prácticos

01 ¿Qué tipo de maleta?

Determino su elección por el tipo de viaje y su duración. Si voy a hacer más de un traslado o a enfrentarme a caminos sinuosos, elijo una mochila; la medida ideal es de 50 litros. Respecto a las maletas, si la escapada es corta, opto por un modelo de cabina de material semirrígido. Si la travesía es larga y no tendré tanta movilidad, las valijas rígidas son la mejor opción porque protegen el interior.

02 Cómo ahorrar tiempo y espacio

Hacer una lista de todo lo que se necesita, juntar las pertenencias y categorizar es el primer paso. Separo ropa, artículos de higiene personal, zapatos, botiquín y demás miscelánea para después ordenarlos en cubos de embalaje y bolsas de tela o plástico resistente (tipo Ziploc). Para optimizar el espacio, uso bolsas al vacío con cierre deslizante que compacten las prendas (se ahorra hasta el 50% del volumen interior).

03 Enrollar o envolver

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Enrollar la ropa para maximizar el espacio o envolverla en capas (método bundle packing) son técnicas funcionales. Esta última consiste en colocar la ropa de menor tamaño en el centro y las prendas más grandes en la parte externa para doblarlas entre sí y formar una especie de paquete. No hay que perder de vista los espacios en los que caben más cosas, por ejemplo, dentro de los zapatos. Finalmente, coloco las prendas más voluminosas y los zapatos en la parte inferior (sirven como soporte) y lo más delicado y propenso a arrugarse arriba.

04 Un kit de higiene personal efectivo

Lo más práctico es llevar jabón, champú y pasta de dientes sólidos. Para los productos líquidos compro envases de plástico maleable y tapa reforzada que sean menores a 100 mililitros. Me olvido de los frascos grandes y empaco las versiones pequeñas de productos cosméticos como el perfume.

05 ¿Cuál es la ropa adecuada?

La elección siempre se basa en el clima, el tipo de destino y las actividades que se tengan programadas. Los pantalones y playeras de colores neutros son combinables con todo. Independientemente del tiempo, en mi maleta nunca falta una sudadera polar, leggins y un rompevientos. Consejo experto: la ropa hecha de lana merino es más ligera, fresca y guarda menos los olores.

06 No llevar de más

Empacar en demasía para los viajes largos puede ser un gran error. Para estancias superiores a siete días llevo cinco prendas superiores (tres camisetas y dos camisas), tres pantalones (dos vaqueros y uno de vestir), dos pares de zapatos, cuatro pares de calcetas, siete juegos de ropa interior, una chamarra ligera impermeable y un traje de baño.

07 No todo tiene que ir dentro de la maleta

Hay ropa que ocupa mucho espacio y que le suma kilos al equipaje, como los abrigos, chaquetas o las botas de senderismo. La solución más práctica es llevarlo puesto. Un consejo: al pesar el equipaje, considere que artículos como la cámara fotográfica, auriculares o portátil no serán tomados en cuenta si se encuentran en su cuello o manos.

08 Si cumple la misma función, descartado

Evito llevar ropa u objetos repetidos; una sola chaqueta impermeable es suficiente y un tipo de zapatillas basta. Además, me gusta priorizar las prendas que cumplen una doble utilidad, como las pashminas. También opto por objetos multifuncionales, por ejemplo, un adaptador multicontactos con entradas USB que ahorra espacio y me libra de enchufes o adaptadores extras.

09 Mantener fresco el equipaje

Cuando llego al destino, desempaco la maleta, especialmente en lugares calurosos; la ropa sucia y húmeda impregna el olor en el resto de las prendas, así que es recomendable usar bloques aromatizantes de cedro, que son capaces de absorber la humedad y brindar un aroma agradable. Un último consejo: guarde su ropa interior y calcetas sucias en bolsas herméticas reutilizables.

Suscríbete aquí a la newsletter de El Viajero y encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestras cuentas de Facebook, Twitter e Instagram.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS