VIAJEROS URBANOS

Cometas en el cielo de Benarés

Los niños de la ciudad india compiten con sus artilugios voladores en el festival Makar Sankranti

En las escalinatas que dan al río Ganges y en casi cada terraza hay un niño con una cometa.
En las escalinatas que dan al río Ganges y en casi cada terraza hay un niño con una cometa.Belén Hernández

Desde hace meses pasear por las calles de Benarés es como participar en una carrera de obstáculos: Una de las razones son los hilos de cometas que, a cada paso, se enredan en los pies. Los niños y niñas de la ciudad han estado practicando para el Makar Sankranti, el festival que cada 14 de enero celebra el final de la época de cosecha y que cubre el cielo con cometas. Suele coincidir, además, con la subida de las temperaturas en el norte del país, que este año en India han alcanzado cifras mínimas históricas.

También es el comienzo de la primavera y para el Hinduismo uno de los días más especiales y mágicos para tomar un baño. De hecho, según las fuentes oficiales, se esperaba que más de 2 millones de devotos se acercasen hasta las aguas del rio Ganges en Benarés para celebrar este festival. Además, este año coincide con el comienzo de la Maha Kumbh Mela, la congregación religiosa más grande del mundo que se celebra cada 12 años en Allahabad (Uttar Pradesh), por donde también confluye el río sagrado.

Mientras que la diversión para los mayores reside en visitar familiares, comer dulces de sésamo, coco y almendras (til ladoos en inglés) y realizar ofrendas en los templos, para los más pequeños lo importante son las cometas, un ritual que comparten con amigos, vecinos y compañeros de colegio. En las escalinatas que dan al río Ganges o en casi cada terraza hay un niño con una. Hay tal competición que muchos insertan trocitos de cristal en el hilo para romper los de las cometas rivales. ¿El premio? Acumular más cometas. El viento, los edificios desiguales y la poca destreza de algunos son los aliados perfectos para que tu juguete acabe en la terraza del vecino.

“¿Para qué quieren tantas?”, pregunto a uno de los lugareños que volaba su cometa desde un balcón al Ganges al ver pasar a los niños con montones de cometas bajo el brazo. “Los más pequeños vuelven mañana a seguir practicando para el año que viene”. Sin duda, en Makar Sankranti el único territorio amable para las cometas es el cielo.

{ "active": true, "code": "297685", "elementType": "offerExtension", "id": 6, "name": "VARANASI", "service": "tripadvisor" }

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Belén Hernández

Redactora de Estilo de Vida, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde escribe sobre cultura y tendencias, pero también sobre infancia, medio ambiente y pobreza en países en desarrollo. Antes trabajó en El Mundo y Granada Hoy. Es granadina, licenciada en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS