Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
felix romero lechago

La biblioteca sumergida que soñó Félix Romeo se hace realidad

10 fotos

El escritor aragonés, fallecido a los 43 años por un infarto, quiso hundir una selección de obras en el pantano que estuvo a punto de anegar Lechago (Teruel). En el décimo aniversario de su muerte, amigos y admiradores cumplen su deseo.

  • El artista José Azul ha moldeado en hierro los deseos de su amigo Félix Romeo, creando un cofre hermético en el que se introdujeron 140 títulos.
    1El artista José Azul ha moldeado en hierro los deseos de su amigo Félix Romeo, creando un cofre hermético en el que se introdujeron 140 títulos.
  • Los bomberos de la Diputación de Teruel protagonizaron la inmersión del cofre, que primero entró en las aguas del pantano de Lechago sobre unos bidones.
    2Los bomberos de la Diputación de Teruel protagonizaron la inmersión del cofre, que primero entró en las aguas del pantano de Lechago sobre unos bidones.
  • Durante meses, la Asociación de Amigos de Lechago se ha encargado de recoger, guardar e inventariar los libros que iban a sumergirse en agua dulce.
    3Durante meses, la Asociación de Amigos de Lechago se ha encargado de recoger, guardar e inventariar los libros que iban a sumergirse en agua dulce.
  • El listado de obras es de lo más variado: de Jorge Herralde a Bernardo Atxaga, pasando por Sabina Urraca o Espido Freire. La mayoría de ellas están firmadas y dedicadas por quienes amaron y admiraron al escritor.
    4El listado de obras es de lo más variado: de Jorge Herralde a Bernardo Atxaga, pasando por Sabina Urraca o Espido Freire. La mayoría de ellas están firmadas y dedicadas por quienes amaron y admiraron al escritor.
  • La ‘performance’ no estuvo carente de problemas, parecía que el recuerdo de Romeo quisiese desobedecer el principio de Arquímedes. Tras media hora de intentos fallidos, los bomberos encadenaron piedras al cofre, incrementando su peso para sumergirlo.
    5La ‘performance’ no estuvo carente de problemas, parecía que el recuerdo de Romeo quisiese desobedecer el principio de Arquímedes. Tras media hora de intentos fallidos, los bomberos encadenaron piedras al cofre, incrementando su peso para sumergirlo.
  • En Lechago nació el padre del escritor, su tío y su gran amigo Luis Alegre, escriba también. Y aunque Romeo vino al mundo en Zaragoza, siempre se sintió vinculado a este pueblo que el sábado cumplió su ocurrencia más surreal.
    6En Lechago nació el padre del escritor, su tío y su gran amigo Luis Alegre, escriba también. Y aunque Romeo vino al mundo en Zaragoza, siempre se sintió vinculado a este pueblo que el sábado cumplió su ocurrencia más surreal.
  • El cofre de Azul se ha concebido como una obra de arte en sí mismo. Al recipiente de hierro lleva adheridas antiguas azadas y piezas de arado mecánico, un tributo a la labranza de la que vivían los lechaguinos.
    7El cofre de Azul se ha concebido como una obra de arte en sí mismo. Al recipiente de hierro lleva adheridas antiguas azadas y piezas de arado mecánico, un tributo a la labranza de la que vivían los lechaguinos.
  • Encandilado con la imagen del Romeo insumiso al servicio militar, el director Fernando Trueba grabó su salida de la cárcel de Torrero (Zaragoza), secuencia que utilizó en una película colectiva sobre el nacimiento del cine junto a Michael Haneke o David Lynch. Un cuarto de siglo después, el hijo del cineasta, Jonás Trueba (segundo por la izquierda), documentó la inmersión de la soñada biblioteca.
    8Encandilado con la imagen del Romeo insumiso al servicio militar, el director Fernando Trueba grabó su salida de la cárcel de Torrero (Zaragoza), secuencia que utilizó en una película colectiva sobre el nacimiento del cine junto a Michael Haneke o David Lynch. Un cuarto de siglo después, el hijo del cineasta, Jonás Trueba (segundo por la izquierda), documentó la inmersión de la soñada biblioteca.
  • El arca se rellenó con títulos en la plaza del pueblo de Lechago, cuyos vecinos participaron de la acción.
    9El arca se rellenó con títulos en la plaza del pueblo de Lechago, cuyos vecinos participaron de la acción.
  • El pueblo que sobrevivió a un pantano celebró este sábado su resistencia, al tiempo que homenajeaba a su más célebre hijo adoptivo, un escrito que se marchó para quedarse siempre.
    10El pueblo que sobrevivió a un pantano celebró este sábado su resistencia, al tiempo que homenajeaba a su más célebre hijo adoptivo, un escrito que se marchó para quedarse siempre.