Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerdeña, el otro Mediterráneo

La gran isla italiana es una rareza en medio del Mare Nostrum. La potente cultura sarda y sus peculiaridades gastronómicas y paisajísticas le confieren un encanto especial. En este vídeo trato de resumirlas

Cerdeña, el Mediterráneo en estado puro.

Cerdeña tiene casi 2.000 kilómetros de costa, abrupta en su mayor parte. Aunque salpicadas entre los acantilados, alberga también algunas de las playas más bellas y prístinas del Mediterráneo. Un destino típico para verano, que es cuando suele ir la mayoría de viajeros españoles.

Sin embargo, sería un desperdicio viajar a la isla y limitarse al sol y la playa. Cerdeña tiene una cultura propia muy diferente a la de la Italia continental. La lengua, las tradiciones y la gastronomía sardas están aún muy presentes en el día a día. La civilización nurágica de la Edad del Bronce dejó un reguero de construcciones megalíticas por toda la isla, las nuragas. Luego llegaron los fenicios, los cartagineses, los romanos... dejando sus huellas también.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Paco Nadal (@paconadal)

Acabo de estar en Cerdeña, deambulando entre sus calas, acantilados, pueblos y bosques de alcornoques con un coche de alquiler. Y he resumido la experiencia en este vídeo de apenas cuatro minutos.   

Cerdeña, el otro Mediterráneo

Sígueme también en Spotify, Instagram, Youtube y Twitter. Me puedes escuchar todos los viernes, a las 19.40, con Carles Francino en 'La Ventana', de cadena SER.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información