Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Hugo Fontela, pintura-río

Hugo Fontela, pintura-río

10 fotos

En octubre y noviembre pasados, el agua inundó las salas de la galería Marlborough, en Madrid. Eran las pinturas-río del artista asturiano Hugo Fontela. El fotógrafo Jean-Marie del Moral ha entrado en el estudio del creador en el madrileño barrio de Pueblo Nuevo para retratar su proceso creativo, un universo a medio camino entre la pintura… y el agua.

  • Es un río. Pero son muchos ríos. Nacen de una imagen a menudo —un paisaje— que atrapa la atención y que sigue el inescrutable curso de las emociones hasta convertirse en recuerdo. Beben de las obras de otros pintores. En la imagen, una pausa en medio del proceso de creación de la serie de cuadros en homenaje al verde de su Asturias natal.
    1Es un río. Pero son muchos ríos. Nacen de una imagen a menudo —un paisaje— que atrapa la atención y que sigue el inescrutable curso de las emociones hasta convertirse en recuerdo. Beben de las obras de otros pintores.

    En la imagen, una pausa en medio del proceso de creación de la serie de cuadros en homenaje al verde de su Asturias natal.

  • Fotografías, periódicos, revistas y libros afluyen a la emoción y a la historia para que la pintura suceda en las manos de Hugo Fontela (Grado, 1986). Cuando ocurre, son solo unos segundos. Lo tiene. En la imagen, el artista, en su estudio de la madrileña calle de Elfo.
    2Fotografías, periódicos, revistas y libros afluyen a la emoción y a la historia para que la pintura suceda en las manos de Hugo Fontela (Grado, 1986). Cuando ocurre, son solo unos segundos. Lo tiene.

    En la imagen, el artista, en su estudio de la madrileña calle de Elfo.

  • Todas esas ideas confluyen en la materialización de una idea intelectual sobre la superficie de un cuadro. En la plasmación de la naturaleza en un lienzo. También fuera de sus márgenes. En la imagen, detalle del estudio del artista.
    3Todas esas ideas confluyen en la materialización de una idea intelectual sobre la superficie de un cuadro. En la plasmación de la naturaleza en un lienzo. También fuera de sus márgenes.

    En la imagen, detalle del estudio del artista.

  • En su estudio en el madrileño barrio de Pueblo Nuevo, los muros —la piel— guardan el registro del proceso de creación —en camino hacia la abstracción— y de los cuadros que nacen y mueren en esos muros, en ese suelo. En la imagen, el artista en plena preparación de colores.
    4En su estudio en el madrileño barrio de Pueblo Nuevo, los muros —la piel— guardan el registro del proceso de creación —en camino hacia la abstracción— y de los cuadros que nacen y mueren en esos muros, en ese suelo.

    En la imagen, el artista en plena preparación de colores.

  • A veces, piensa en borrar esas marcas. Pero las guarda como recuerdo de la turbulencia. Como señales del impredecible camino que convierte la posibilidad de la pintura en una realidad. En la imagen, formatos cuadrados semejantes a los de la serie The river, que fueron expuestos en la galería Marlborough de Madrid en octubre.
    5A veces, piensa en borrar esas marcas. Pero las guarda como recuerdo de la turbulencia. Como señales del impredecible camino que convierte la posibilidad de la pintura en una realidad.

    En la imagen, formatos cuadrados semejantes a los de la serie The river, que fueron expuestos en la galería Marlborough de Madrid en octubre.

  • Fontela da una pincelada a una de sus telas.
    6Fontela da una pincelada a una de sus telas.
  • Detalle de obras de gran formato de Hugo Fontela en su estudio.
    7Detalle de obras de gran formato de Hugo Fontela en su estudio.
  • Estudio del artista.
    8Estudio del artista.
  • Fontela durante la sesión de fotos en medio de un descanso.
    9Fontela durante la sesión de fotos en medio de un descanso.
  • Cuatro grandes lienzos en proceso.
    10Cuatro grandes lienzos en proceso.