Las fiestas para revelar el sexo del bebé: antes ridículas, ahora peligrosas

Despilfarro en Dubái y un incendio en California. Las fiestas para desvelar si será niño o niña ya no solo son una bobada para redes sociales o una forma de perpetuar los roles de género. Se han convertido en un peligro público

Un bombero de California trata de sofocar las llamas provocadas por una 'gender reveal party' que tuvo lugar esta semana.
Un bombero de California trata de sofocar las llamas provocadas por una 'gender reveal party' que tuvo lugar esta semana.Getty Images

Pasteles azules o rosas, globos con confeti, bengalas de humo de colores y hasta las excentricidades más costosas son los componentes perfectos en las fiestas para revelar el sexo del bebe. Las gender reveal parties, lejos de ser una experiencia privada y en familia, se han transformado en un evento totalmente público. Desde el comienzo de la cuarentena, famosas como Katy Perry, Ashlee Simpson o Gigi Hadid han revelado el sexo de su bebé con una gran celebración transmitida por Instagram y el hashtag #genderreveal tiene ya más de un millón y medio de publicaciones en esta red social.

En la última semana, una pareja que organizó esta fiesta para conocer el sexo de su bebé en el rancho El Dorado, California, ocasionó un fuego que habría destruido cientos de hectáreas

La gender reveal party más viral, con un total de 15 millones de vistas en YouTube y dos millones de reproducciones en Instagram hasta este momento, ocurrió hace unos días. Anas Marwah y Asala Maleh, una pareja de influencers de Dubái, decidieron iluminar el Burj Khalifa, el rascacielos más alto del mundo, para anunciar el sexo de su segundo hijo. Se dejaron 80.000 euros en la tontería. Aunque muchos elogiaron este acto, cientos de personas en Internet lo criticaron, ya que aseguran que este tipo de eventos son casi una afrenta en tiempos de pandemia. Luna Safwan, periodista radicada en Líbano y que ha trabajado en medios como The Daily Telegraph, compartió su enfado en Twitter. “Miles de dólares gastados en esta ceremonia, algunas personas no tienen en absoluto sus prioridades cubiertas. ¡¿Que es esto?!”.

Las gender reveal parties están desbocadas. En la última semana, una pareja organizó una de estos saraos en el rancho El Dorado, en California. El evento provocó un fuego que habría destruido cientos de hectáreas de bosque durante la peor temporada de incendios registrada en ese estado hasta la fecha. ¿Quién imaginaba que este inofensivo acto acabaría así? La misma Jenna Karvunidis, creadora de este tipo de fiestas en 2008, manifestó su descontento en redes sociales: “Dejad de celebrar estas fiestas. Por el amor de Dios, no queméis más cosas para contarle al mundo sobre el pene de vuestro hijo. A nadie le importa. Solo a vosotros”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS