Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duffy desvela que dejó la música tras ser secuestrada y violada durante días

La cantante, que se hizo famosa con temas como ‘Mercy’ y ‘Rockferry’, desapareció de escena y ahora, diez años después, explica los motivos en su Instagram

Duffy
La cantante Duffy, en 2008.

Duffy alcanzó el número uno en todo el mundo con Mercy, el disco en que se incluía el tema Rockferry con el que logró vender nueve millones de copias. La joven nacida en Gales se convirtió en una estrella mundial a los 24 años pero, de repente, desapareció de escena. Ahora, casi 10 años después, se ha sabido que Duffy fue violada, drogada y secuestrada durante unos días, según ha contado ella misma en su recién abierto perfil de Instagram

"No os podéis imaginar la cantidad de veces que pensé en escribir esto", arranca el texto que acompaña a una foto en blanco y negro de la propia cantante mirando al suelo. "Muchos de vosotros os habéis preguntado qué me pasó, dónde me metí y por qué. Un periodista me contactó, encontró la manera de comunicarse conmigo y le conté todo el verano pasado. Fue amable y me sentí increíblemente bien por poder hablar, al fin". Y añade: "La verdad es, y creedme que estoy bien y a salvo ahora, que fui violada, drogada y mantenida cautiva durante algunos días. Por supuesto que sobreviví. La recuperación tomó su tiempo. No hay una forma suave de decirlo. Pero puedo afirmar que en la última década fueron miles y miles los días en que me comprometí a querer sentir la luz del sol en mi corazón nuevamente. Ahora el sol brilla".

Ver esta publicación en Instagram

You can only imagine the amount of times I thought about writing this. The way I would write it, how I would feel thereafter. Well, not entirely sure why now is the right time, and what it is that feels exciting and liberating for me to talk. I cannot explain it. Many of you wonder what happened to me, where did I disappear to and why. A journalist contacted me, he found a way to reach me and I told him everything this past summer. He was kind and it felt so amazing to finally speak. The truth is, and please trust me I am ok and safe now, I was raped and drugged and held captive over some days. Of course I survived. The recovery took time. There’s no light way to say it. But I can tell you in the last decade, the thousands and thousands of days I committed to wanting to feel the sunshine in my heart again, the sun does now shine. You wonder why I did not choose to use my voice to express my pain? I did not want to show the world the sadness in my eyes. I asked myself, how can I sing from the heart if it is broken? And slowly it unbroke. In the following weeks I will be posting a spoken interview. If you have any questions I would like to answer them, in the spoken interview, if I can. I have a sacred love and sincere appreciation for your kindness over the years. You have been friends. I want to thank you for that x Duffy Please respect this is a gentle move for me to make, for myself, and I do not want any intrusion to my family. Please support me to make this a positive experience.

Una publicación compartida de @ duffy el

De esa historia de dolor han pasado 10 años. Y ella da su explicación de por qué habla ahora: "No quería mostrarle al mundo la tristeza en mis ojos. ¿Cómo puedo cantar desde el corazón si está roto?". Duffy, de 35 años, también anuncia que en las próximas semanas verá la luz la entrevista en la que habla de todo ello e invita a sus fans a que envíen preguntas que intentará responder. También pide respeto para su familia en este momento complejo y solicita a sus seguidores: "Por favor, apoyadme para hacer de esto una experiencia positiva".

Además de convertirse en un fenómeno superventas, Duffy ganó un Grammy y tres Brit Awards en 2009 por Rockferry. Pero su segundo álbum, lanzado en 2010 con el título de Endlessly, supuso un bajón de ventas y popularidad. Desde entonces, los mayores hitos de la artista, nacida con el nombre de Aimee Anne Duffy, fueron actuar en el concierto de homenaje a Edith Piaf en Nueva York, en 2013, y su participación en la película de 2015 Legend.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >