Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Construyendo un legado

Toda generación nace con el anhelo colectivo de trascender, dejar un legado para quienes nos suceden del que enorgullecerse y poder decir que, efectivamente, ha merecido la pena. Pasada la cuarentena, observo admirado a la generación de mis padres que, semana tras semana, lucha con la ilusión intacta por una revalorización digna de sus pensiones. Miro hacia atrás y me fascina la fuerza pujante de esos jóvenes de ambos sexos que cada 8 de marzo luchan por un mundo más feminista, más igual; o a los que nos alertan con su ejemplo de la finitud del planeta y sus recursos. Es inevitable cuestionarse qué herencia dejaremos, solo en nuestras manos está legar una sociedad mejor, más verde y solidaria. Y estoy convencido de que en mi generación ese deseo todavía sigue latente como el reloj de un soldado caído en combate.

Alejandro López Menduiña. Pontevedra

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >