Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moda contra la masculinidad tóxica

Gucci propone una vuelta a la infancia que aspira a desarmar estereotipos de género, Fendi constata su empuje y Giorgio Armani demuestra su veteranía. Todo, en la Semana de la Moda de Milán

Una imagen de 'backstage' previa al desfile de la colección otoñoinvierno 2020 de Gucci.
Una imagen de 'backstage' previa al desfile de la colección otoño/invierno 2020 de Gucci.

La invitación para el desfile de la colección masculina de Gucci para el otoño de 2020 afirmaba que lo que se celebraba en realidad era una rave con motivo del quinto cumpleaños de “Ale”. Ale es Alessandro Michele, director creativo de la firma italiana, y el quinto cumpleaños es el de su primera colección masculina, que provocó un profundo impacto en enero de 2015 al poner en solfa con lazos, estampados florales y préstamos del armario femenino los convencionalismos en torno a la moda para hombre. “Lo hice de un modo muy natural, y solo después me di cuenta del peso que iba adquiriendo aquel discurso”, contaba el italiano en la rueda de prensa posterior al desfile.

Prendas infantiles rediseñadas, elementos 'retro' y cromatismo típicamente Gucci en la colección otoñoinvierno 2020 de la firma.
Prendas infantiles rediseñadas, elementos 'retro' y cromatismo típicamente Gucci en la colección otoño/invierno 2020 de la firma.

Ante un reducido grupo de periodistas, Michele desgranó las claves de su nueva colección, que retoma aquellas obsesiones para dotarlas de un sentido político. “Es un manifiesto sobre el tema de la masculinidad que habla de lo complejo que resulta crecer siendo un hombre de un modo distinto a lo que nos habían contado”. De ahí su viaje a la niñez, que recorre la colección a través de prendas, motivos y colores habituales en la indumentaria infantil de la segunda mitad del siglo XX. “He imaginado que volvía a la niñez, que es una época de libertad, sin etiquetas. En la guardería todos somos iguales, pero cuando crecemos llegan las prohibiciones. Así que he querido regresar a la infancia para volver a aprenderlo todo y deshacerme de la masculinidad tóxica que lo impregna todo”.

Aunque Michele afirma que su objetivo no es deconstruir esa masculinidad, sino ampliarla, no cabe duda del trasfondo político de este discurso. Para traducir estas ideas en prendas, Michele acude a un imaginario en el que la infancia es un territorio que limita con el romanticismo, el rockabilly e incluso el punk.

Referencias infantiles y 'rockabilly' en la colección otoñoinvierno 2020 de Gucci.
Referencias infantiles y 'rockabilly' en la colección otoño/invierno 2020 de Gucci.

Los 58 modelos que desfilaron –48 hombres, diez mujeres– llevaban prendas de punto de tonos suaves, estampados naíf, guiños a las subculturas e incluso pequeños vestidos de niña con fruncidos en nido de abeja que se transforman en blusas o camisas. Algunos de estos diseños, cuenta Michele, se inspiran en los vestidos infantiles o de imágenes sacras que él mismo compra en mercadillos. El resultado puede ser chocante, pero también profundamente romántico. “Es un himno al romanticismo”, concede Michele. “Hay una belleza tremenda en el mundo de la infancia, porque todos la vivimos y todos la perdemos. Algunos incluso van a terapia para recuperarla”.

Un modelo desfila para Fendi en Milán, en enero de 2020.
Un modelo desfila para Fendi en Milán, en enero de 2020.

También hay una oda a una nueva generación, la de los jóvenes que descubrieron Gucci de su mano y que representan un modo distinto de entender la moda, la identidad o el género. Michele menciona con admiración a la activista Greta Thunberg o a la cantante Billie Eilish, y aborda un término, el de “raro”, que se ha aplicado con frecuencia a su estética. “Raro es una palabra fascinante, porque significa algo distinto para cada persona. Para mí, por ejemplo, el raro podría ser ese vecino que viste solo de negro o azul, o alguien que lleve el mismo peinado durante sesenta años”.

Sastrería de precisión y formas suaves en el 'backstage' de la colección de Giorgio Armani para el otoño de 2020.
Sastrería de precisión y formas suaves en el 'backstage' de la colección de Giorgio Armani para el otoño de 2020.

El factor generacional es esencial para entender cómo Gucci se ha convertido en una fuerza de primer orden en el mundo de la moda desde que Michele aprendió a conquistar a los millennials e incluso a las generaciones posteriores. También para contextualizar el momento de plenitud que vive Fendi. La veterana firma romana y su directora creativa, Silvia Venturini Fendi, ha sabido convertir sus emblemas, como el bolso Baguette, sus detalles de peletería o el estampado con las iniciales de la casa, en un arma de seducción masiva.

La presencia de estrellas del pop asiático en el desfile, o la abundancia de asistentes vestidos de la marca confirma que Fendi ha sabido transformar a sus clientes en fans. Por eso su colección siguió la senda marcada en las últimas temporadas con una dosis adicional de sofisticación futurista. Los materiales técnicos conviven con los tejidos de lujo, e incluso algunas prendas cambian de color al exponerlas a la luz solar.

El futurismo tampoco resulta ajeno a Giorgio Armani, aunque en la presentación de la colección de su primera línea el italiano proyectó un mensaje adulto, sereno y evolucionado. Su sastrería, célebre por sus tejidos suaves y por su corte preciso, se tiñe esta temporada de tonos rojos, y una cápsula dedicada a la moda de esquí revela que la moda de lujo puede ser deportiva y funcional sin perder su esencia. También que el traje masculino de siempre tiene recorrido para rato, especialmente si aprende a dialogar con las fuerzas que están transformando el aspecto del hombre contemporáneo.

Prendas que nunca cambian

Si el discurso político en torno al género y a la evolución de la masculinidad está de plena de actualidad, igualmente vigente resulta el debate acerca de la sostenibilidad. Los mensajes ecologistas de Emporio Armani, con una colección dedicada al reciclaje, han convivido en las presentaciones de Milán con ejercicios de concentración estilística como la de Fay. La firma italiana, especializada en chaquetas de exterior, presentó durante la semana de la moda una nueva edición de Fay Archive, una colección coordinada por Michele Lupi que declina una prenda clave –su chaqueta de cuatro ganchos, inspirada en la empleada por los cuerpos de bomberos en los años ochenta– con un objetivo claro: que el cliente siempre pueda encontrarla en tienda. En una época caracterizada por el cambio constante, la perseverancia y la estabilidad también son valores empresariales.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información